La salida directa de Elizondo a la N-121-B dispondrá de una calzada de 5 metros, paso inferior y carril de aceleración

El director general de Obras Públicas se ha reunido con representantes del Ayuntamiento del Valle de Baztan y de Elizondo para abordar el diseño de este nuevo vial

02.12.2021 | 10:41
Reunión con representantes del Ayuntamiento del Valle de Baztan.

La salida directa de Elizondo a la carretera N-121-B dispondrá de una calzada de 5 metros de anchura, un paso inferior y un carril de aceleración de 50 metros de longitud que permitirá al tráfico incorporarse a la carretera en dirección hacia Pamplona.

El director general de Obras Públicas e Infraestructuras del Gobierno foral, Pedro López, ha mantenido un encuentro con el alcalde del Ayuntamiento del Valle de Baztan, Joseba Otondo, el concejal de Obras Públicas, Florentino Goñi, y el alcalde jurado del pueblo de Elizondo, Aitor Bazterrika, para abordar el diseño de este nuevo vial. En el encuentro han participado también el director del servicio de Estudios y Proyectos, Josetxo López, y la jefa de la sección de Proyectos, Mª Carmen González.

El nuevo acceso se situará en el punto kilométrico 50+070 de la carretera N-121-B, que constituye la actual variante de Elizondo, y se iniciará en la calle Menditurri, junto a la comisaría de Policía Foral.

La solución adoptada parte de la citada calle, frente al centro policial, y discurrirá por el vial existente hasta alcanzar el paso inferior actual bajo la N-121-B. Posteriormente, girará hacia el oeste para realizar el acceso a la propia N-121-B por su margen izquierda, en dirección Pamplona. La primera parte del vial dispondrá de una calzada de 5 metros de anchura con un diseño para una velocidad de 40 km/h.

Por su parte, la incorporación consistirá en una cuña de 50 metros de longitud formada con un carril de incorporación que tendrá una anchura de 4 metros, un arcén izquierdo de medio metro y un arcén derecho de 1,5 metros, ha informado el Gobierno foral.

EVITARÁ DESVÍOS DE 1 KILÓMETRO

Elizondo no tiene actualmente salida directa a la variante y los vehículos necesitan recorrer una distancia de más de 1.000 metros para poder acceder a la vía. De esta manera, se reducirá la distancia a recorrer y se facilitará la incorporación a la N-121-B.

Además, la nueva salida dará servicio a la comisaría de Elizondo, ubicada en este entorno, de manera que facilitará la actuación rápida de la Policía Foral mediante el acceso directo a la variante, ha añadido el Ejecutivo.

La zona de la carretera N-121 B donde se ubicará la salida desde Elizondo cuenta con una intensidad media de tráfico de casi 4.000 vehículos en el pk 42+970 y 3.000 vehículos en el pk 54+580, de los que un 3% se corresponde con tráfico pesado.

noticias de noticiasdenavarra