Los ríos de Sakana se salen de su cauce e inundan viviendas y carreteras

La circulación por la comarca ayer fue complicada aunque la situación mejoró a lo largo del día

11.12.2021 | 01:00
La calle principal de Arruazu, ayer a mediodía, cuando el nivel comenzaba a bajar.

altsasu – Después de una larga noche con la atención puesta en los ríos, ayer amaneció Sakana rodeada de agua, con desbordamientos en muchos puntos, una imagen que hacía tiempo que no se veía. No obstante, los pueblos que se llevaron la peor parte fueron los de siempre; Arruazu, que estuvo incomunicada durante algunas horas; Errotz, con la parte baja del pueblo inundada; y Ziordia, donde el Burunda llegó ayer hasta el barrio de la ermita del Milagro. Otro clásico suele ser el polígono Isasia, una isla ayer. Además, hubo problemas en las carreteras, con algunos tramos cortados y en otros grandes balsas, con retenciones que complicaron aún más circulación. Llovía sobre mojado.

Sin sorpresas, el acceso a Arruazu ayer estaba anegado, algo habitual para los y las vecinas de este pueblo que convive con el río Arakil. Y es que la entrada desde la autovía es por un túnel situado debajo. "Hay motobomba todo el año", apuntó el alcalde, Gorka Ovejero. Así, en periodos de precipitaciones importantes, los y las arruazuarras suelen ir hasta Lakuntza para coger otro acceso. Pero a primeras horas de la mañana también estaba cerrado. "Lo de hoy no ha ocurrido en muchos años. El agua ha entrado en muchas casas y bajeras", observó el alcalde, al tiempo que recordaba que Arruazu es inundable. Así, comentaba que las personas mayores cuentan que cuando el Arakil se ponía bravo se subía el ganado al primer piso. Ayer el agua entró en la iglesia, en el Ayuntamiento, en la sociedad y en una decena de viviendas.

En Ziordia la noche anterior fue movida. Y es que los bomberos evacuaron a una familia que vive cerca del Burunda. Si bien el parque de la chopera y algunas viviendas de la zona se suelen inundar con lluvias fuertes, lo de ayer fue algo excepcional, una de esas riadas que se quedan grabadas en la memoria. Además, el acceso desde la autovía estuvo cerrado a primeras horas.

Aunque el Ayuntamiento acometió hace unos meses una mejora, no fue suficiente. "Nos reunimos con los vecinos y vecinas de Pasorritas para ver qué se podía mejorar en la zona. Preparamos sacos de arena y también se hizo una espuerta de hierro en un punto donde salía el río", recordaba ayer la alcaldesa, Olatz Irizar. "Se notó, pero con tanta agua era imposible contenerla", observó. Asimismo, una regata de Altzania también creo grandes balsas en la zona alta del pueblo. "En el monte y en el pueblo había nieve y con la lluvia se ha derretido", apuntó. Lo cierto es que en Sakana ya se ha perdido la cuenta de los días de lluvia, ayer decían que 23. No obstante, las inundaciones pillaron por sorpresa a la mayoría.

Arruazu, Ziordia y Altsasu son tres de los nueve ayuntamientos que recibieron una subvención del Gobierno de Navarra para la realización de planes de actuación ante el riesgo de inundaciones. Afortunadamente, la situación fue mejorando a lo largo del río y poco a poco, las aguas comenzaron a volver a su cauce. De seguir así, hoy toca limpiar.

"En el monte y en

el pueblo había nieve que se ha derretido con la lluvia, que no paró"

Olatz Irizar

Alcaldesa de Ziordia

noticias de noticiasdenavarra