Los médicos piden más valentía al Gobierno central contra el tabaquismo

Sociedades antitabaco exigen, entre otras cosas, un impuesto específico para financiar el plan antitabaco, prohibir el consumo en espacios al aire libre donde haya confluencia de personas e incorporar una estrategia para lograr una generación libre de humo

19.12.2021 | 15:22
Los médicos piden más valentía al Gobierno central en su Plan contra el Tabaquismo.

Las sociedades médicas y las entidades que luchan contra el tabaco en España reclaman al Ministerio de Sanidad una mayor concreción de su Pan Integral de Prevención del Tabaquismo y, en este sentido, un presupuesto económico que lo haga viable, para lo que proponen un nuevo impuesto a los cigarrillos.

El Comité Nacional de Prevención del Tabaquismo -aglutina a 40 instituciones médicas-, la Sociedad Española de Epidemiología (SEE), la Unidad de Control del Tabaco del ICO y, entre otras, entidades como NoFumadores.org o XQNS-Porqué Nosotros Sí ya han remitido a Sanidad sus aportaciones al borrador del Plan Integral de Prevención y Control del Tabaquismo (PIT) 2021-2025, a las que ha tenido acceso Efe.

El borrador del PIT introduce la prohibición de fumar en vehículos particulares, el empaquetado genérico de las marcas de tabaco, busca equiparar por ley las restricciones a los cigarrillos electrónicos y expresa la voluntad del Gobierno de ganar espacios libres de humo (terrazas), todo ello sin poner fechas a las acciones ni partidas económicas para su financiación.

El ministerio dio hasta el 15 de diciembre para que las sociedades médicas y científicas y las entidades hiciesen aportaciones al borrador del plan, un paso que también deben dar las comunidades autónomas.

IMPUESTO A LOS PRODUCTOS DEL TABACO

El Comité Nacional de Prevención del Tabaquismo (CNPT) ha presentado sus propuestas y su primera demanda es que "el plan debería contar con un presupuesto y una memoria económica para poder ejecutar las actuaciones" y pide seguir la estela de otros países "estableciendo un impuesto específico a los productores/vendedores de productos de tabaco" para sufragar los gastos de las medidas.

En esta misma línea, la Sociedad Española de Epidemiología ve "preocupante" que el plan de Sanidad carezca de presupuesto "ni que no indique quién o quiénes financiarán las acciones propuestas", ante lo que sugiere que "un porcentaje de la recaudación por tabaco vaya directamente dirigida a implementar" las medidas del plan, crear una agencia de monitorización e incluso becas de evaluación.

Desde la entidad XQNS, su portavoz Joseb Zabala, explica que en sus enmiendas al plan destaca incorporar un "fondo de financiación finalista" que provenga de los impuestos al tabaco. "De no dotarse de un soporte económico real, el PIT será papel mojado", advierte.

En sus propuestas se pone de ejemplo a Francia, donde desde 2016 existe un "gravamen finalista a la industria y distribución del tabaco", un impuesto del 5,6 % sobre el precio de la cajetilla que permite "el acceso de las organizaciones que trabajan en la prevención del tabaquismo a la financiación de proyectos preventivos y terapéuticos".

La entidad NoFumadores.org también urge a una "importante partida presupuestaria" y cree que el "coste" del plan "debe recaer principalmente en la industria del tabaco, su distribución y comercialización (...) en forma de un gravamen".

La Unidad de Control del Tabaco del Instituto Catalán de Oncología (ICO), único centro colaborador de la OMS en España para luchar contra el tabaquismo, incluye en sus enmiendas al PIT -"un plan tímido o impreciso en varios aspectos"- la necesidad de que "se aprueben medidas fiscales y presupuestarias respaldadas por el Ministerio de Economía y el Gobierno".

Como el resto de entidades, la Unidad que dirige el catedrático Esteve Fernández pide una revisión al alza de la fiscalidad sobre todos los productos del tabaco, "impuestos especiales" para los cigarrillos electrónicos y "ambición para acabar con el tabaquismo de una vez".

HOGARES SIN HUMO

El CNPT que preside Andrés Zamorano pide asimismo promover "los hogares libres de humo, así como otros espacios privados de uso compartido (por ejemplo, el coche) y concienciar a la población, pues en la actualidad el hogar es el principal lugar de exposición al humo ambiental de tabaco".

NoFumadores.org, por su parte, ve "fundamental dar protección legal frente a la invasión de los domicilios privados por humo de tabaco proveniente del exterior o de otros domicilios".

ESPACIOS LIBRES DE TABACO

Las entidades piden una mayor "ambición" en la protección de la ciudadanía a la exposición al humo de tabaco, a las emisiones de los dispositivos de liberación de nicotina y de todos los productos relacionados, "prohibiendo el consumo de tabaco y nicotina en cualquier espacio al aire libre donde haya confluencia de personas", apunta el CNPT.

La SEE quiere que se concrete los lugares interiores y al aire libre que se proponen libres de tabaco y, así, se cite clubs de deporte, estadios o conciertos al aire libre, además de las terrazas de los bares y restaurantes.

La Unidad de Control del Tabaco y NoFumadores.org especifican más y hablan de "cualquier recinto o cancha deportiva al aire libre o semi-cubierta", todas las playas, piscinas y zonas de baño, los mercados y mercadillos al aire libre, cualquier tipo de recinto comercial, el acceso a edificios públicos o privados, los campus de las universidades, los evento culturales, espacios naturales y los andenes de los medios de transporte.

"ENDGAME" Y GENERACIÓN SIN HUMO

En este sentido, todas las organizaciones médicas y entidades piden a Sanidad más valentía y que incorpore, como otros países, la estrategia del "endgame" (fin del juego) para lograr una generación libre de humo.

La Sociedad Española de Epidemiología cree necesario que el PIT introduzca como "hito alcanzar a medio plazo, tal y como han establecido varios de los países de nuestro entorno", una generación libre de humo, es decir, en el que el consumo ya sea residual.

noticias de noticiasdenavarra