Los contagios caen en picado pero las muertes por covid no aflojan en Euskadi

El número de positivos ha bajado un 40% en una semana pero todavía hay 74 fallecidos, más de diez cada día

07.02.2022 | 16:31
La presión en los hospitales vascos va lentamente cediendo

La sexta ola afloja en Euskadi. Caen todos los indicadores de la pandemia y solo el número de fallecidos empaña la estadística ya que la semana del 31 de enero al 6 de febrero volvieron a contabilizarse 74 decesos, más de diez cada jornada, y solo uno menos que la semana anterior.

Este elevado número de muertes es el triste peaje de la explosión de contagios registrada entre diciembre y enero. En total, la pandemia ya se ha cobrado en Euskadi 5.671 vidas.

La sexta ola se está quedando atrás y todos los valores coinciden. Sin embargo, el descenso de la curva es tan lento que todavía no hay muchos motivos para echar las campanas al vuelo. Cuando se están a punto de cumplir dos años de pandemia y tras seis olas de virus, se vive la incidencia más alta pero no la mortalidad que hubo al inicio.

La mejoría se nota fundamentalmente en el número de positivos. Así los contagios de covid en Euskadi han caído a casi la mitad si se comparan con los de hace una semana, ya que este domingo se detectaron 1.447 infecciones frente a las 2.757 del anterior. Los positivos detectados se han situado en 20.228 casos semanales, frente a los 34.120 de hace siete días, un 40% menos.

DESCENSO MITIGADO

Desde que en marzo de 2020, hace ya 23 meses, se declarase el estado de alarma, la crisis sanitaria ha sufrido muchos vaivenes. La última ola, de la que se vive ahora su caída, apunta al final de la pandemia puesto que, aunque con un descenso mucho más mitigado de lo que se esperaba.

La tasa de incidencia acumulada en 14 días por cada 100.000 habitantes se alivia y se sitúa en 2.470 casos, frente a los 3.134 de hace una semana.

Los hospitales remontan a duras penas. El domingo había ingresadas 488 personas con covid en planta, mientras que hace una semana eran 624. Otros 91 pacientes con esta enfermedad se encuentran graves en las Unidades de Cuidados Intensivos, uno menos de los 92 de siete días antes, pero por encima de los 88 recogidos en el último boletín de Salud del pasado jueves.

MENOS INGRESOS

La nota positiva la aporta el dato de nuevos ingresados. El domingo fueron 33 frente al centenar que se producían en los días más complicados de enero. Además son 19 menos pacientes que la víspera, aunque los domingos suelen registrarse menos ingresos que el resto de días de la semana. Se trata, en cualquier caso, de la cifra de nuevos ingresos más baja desde el pasado 14 de diciembre.

Para la actual bajada hay que tener en cuenta algunos factores. Por ejemplo que el recuento de casos sigue inevitablemente a la baja al no contabilizarse los positivos de los test de antígenos de farmacia, y no quedar registrados en ningún boletín.

Otro de los factores que influyen es que actualmente hay más personas asintomáticas que antes gracias a la vacunación. Debido a que pasan la enfermedad sin sintomatología es difícil detectarlos.

noticias de noticiasdenavarra