Tres nuevos equipos mejorarán diagnósticos y tratamientos en el Servicio Navarro de Salud-Osasunbidea

Se trata de dos aparatos de imagen PET/CT y SPECT/CT y un angiógrafo biplano

16.02.2022 | 12:55
Hasta ahora la red pública navarra no disponía de este tipo de sistema de diagnóstico

El Gobierno de Navarra ha autorizado al Servicio Navarro de Salud-Osasunbidea (SNS-O) la adquisición, mediante contrato, de nuevos equipos de imagen PET/CT y SPECT/CT- y radiología intervencionistaangiógrafo biplano- para mejorar el diagnóstico de enfermedades, especialmente oncológicas, y el tratamiento de patologías vasculares y neurológicas.

Todos ellos son equipos de última generación, según ha detallado en la rueda de prensa posterior a la sesión del Gobierno el vicepresidente y portavoz, Javier Remírez, quien ha indicado que los equipos estarán ubicados en el pabellón Rx del edificio A (Antiguo Hospital de Navarra) del Hospital Universitario de Navarra (HUN).

El presupuesto global de la licitación de los aparatos asciende a 7.093.867 euros, de los que 3.450.467 euros serán financiados por la Unión Europea, a través del Mecanismo de Recuperación y Resiliencia-Next Generation EU. Se enmarcan, concretamente, en el Plan INVEAT para la renovación e innovación de tecnología en el ámbito sanitario.

Remírez ha precisado que los dos nuevos sistemas de imagen, un PET/CT y un SPET/CT, tienen un presupuesto de 5 millones y se van a contratar conjuntamente.

La tomografía por emisión de positrones (PET) es una técnica no invasiva de diagnóstico altamente sensible, que permite detectar las alteraciones bioquímicas y fisiológicas ocasionadas por procesos tumorales u otras patologías, cuando aún no se evidencian con otros métodos de diagnóstico convencional por imagen que ofrecen información anatómica.

El aparato que va a adquirir el SNS-O une a la tecnología PET la denominada CT, que proporciona imágenes anatómicas, por lo que realiza un diagnóstico híbrido âfisiológico y anatómico-que permite conocer con alta precisión la localización de una lesión e inferir el alcance de la misma.

El uso del PET/CT está indicado para varias especialidades clínicas, aunque su dedicación mayoritaria es en el campo de la oncología, en donde destaca por su ayuda al diagnóstico de lesiones tumorales, a la evaluación de las lesiones benignas/malignas y por su contribución a la planificación de la radioterapia.

Hasta ahora la red pública navarra no disponía de este tipo de sistema de diagnóstico, por lo que los pacientes que requerían su uso eran destinados a otros centros concertados.

Por su parte, el nuevo SPECT/CT va a sustituir al aparato existente con una antigüedad de más de 12 años, lo que aconseja el recambio. Este es también un dispositivo de diagnóstico por imagen, con un funcionamiento similar al del PET/CT, aunque con prestaciones inferiores pero suficientes para casos clínicos que, por sus características, no pueden ser objeto de una prueba PET/CT.

El coste de ambos aparatos asciende a 3.517.127 euros, de los que 2.500.000 euros corresponden al PET/CT y 1.017.127 euros al SPTEC/TC. A este cifra hay que sumar el presupuesto de las obras para ubicarlos, 1.511.949 millones, por lo que el total asciende a 5.029.076,46 millones de euros, de los que 2.828.234 financiará el Servicio Navarro de Salud-Osasunbidea y 2.200.842 euros los fondos Nex Generation EU.

Los equipos se instalarán en la planta sótano del pabellón Rx del Hospital Universitario de Navarra y está previsto que entren en funcionamiento en agosto de 2023.

El tercer equipo que se va a adquirir es un angiógrafo biplano, un sistema que permite el tratamiento de múltiples patologías mediante procedimientos mínimamente invasivos guiados por técnicas de imagen.

Este tipo de tratamientos endovasculares son menos agresivos y con menor morbimortalidad que la cirugía convencional, permitiendo a los pacientes una rápida recuperación y una menor estancia hospitalaria.

El nuevo dispositivo dispone, además, de un sistema que permite visualizar dos planos de la imagen en tiempo real, lo que aporta seguridad, reduciendo el número de complicaciones y el tiempo de intervención, lo que se traduce en una menor radiación para el paciente y el personal sanitario.

El uso de angiógrafos biplanos está indicado en diferentes procedimientos de neurorradiología y radiología vascular, especialmente en el tratamiento de patologías neurovasculares como el ictus, aneurismas cerebrales o malformaciones vasculares cerebrales, y también para las enfermedades arteriales periféricas, stent carotideos y embolización de diferentes tipos de tumores.

El presupuesto del contrato es de 2.064.791 millones de euros, de los cuales 1.310.000 corresponden al aparato en sí y, el resto, 754.790,72 euros, a las obras necesarias para instalarlo. De esta inversión, los fondos Next-Generation EU aportan 1.249.625 euros y el Servicio Navarro de Salud-Osasunbidea, 815.166 euros.

Este nuevo equipo complementará al angiógrafo monoplano existente, con una antigüedad de 9 años y que, en la actualidad, resulta insuficiente para atender la demanda programada y las urgencias.

Javier Remírez ha indicado que estas adquisiciones se enmarcan en el plan de renovación tecnológica y de infraestructuras del Servicio Navarro de Salud-Osasunbidea para 2022-2023, que prevé una inversión total de 32,7 millones de euros, 8,4 del presupuesto navarro y el resto de fondos europeos.
noticias de noticiasdenavarra