Del Burgo, excuñado del rey Felipe, condenado por resistencia tras cruzar en rojo un paso de cebra

La jueza le impone una multa de 1.080 euros tras el incidente en Nochebuena con agentes municipales

24.02.2022 | 20:55
Paso de peatones desde la calle Roncesvalles hacia García Ximénez de Pamplona. Arriba a la izquierda, Jaime Arturo del Burgo Azpiroz.

El Juzgado de lo Penal 3 de Pamplona ha condenado a una multa de 1.080 euros al abogado Jaime Arturo del Burgo Azpiroz, excuñado del rey Felipe VI al haber estado casado con Telma Ortiz, por un delito de desobediencia y resistencia grave a agentes. La jueza ve probado que el procesado desobedeció a los policías municipales de Pamplona que pretendían denunciarle después de que cruzara en rojo un paso de peatones en el centro de la ciudad. Posteriormente, el procesado se negó a identificarse y terminó siendo esposado y trasladado a la comisaría.

Los hechos probados exponen que "sobre las 16.45 horas del 24 de diciembre de 2019, el acusado, se disponía a atravesar el paso de peatones desde la calle Roncesvalles hacia García Ximénez de Pamplona, haciéndolo mientras llevaba un carrito de bebé. Como quiera que el acusado comenzaba a atravesar dicho paso de peatones con el semáforo en fase roja, un agente de la Policia Municipal de Pamplona, que se encontraba con otra compañera en el lugar debidamente uniformados y realizando funciones de vigilancia por la fecha especial, "le indicó que no lo hiciera". Ante dicha indicación el acusado les contestó que "tú me vas a decir cuándo tengo que cruzar", "tú no eres nadie para decirme lo que tengo que hacer", advirtiéndole el agente que no podía impedírselo pero que si cruzaba el semáforo peatonal en fase roja sería denunciado por cometer dicha infracción.

El acusado le contestó que cuánto dinero le iba a suponer la multa y que no vivía en Pamplona, dando a entender que no pensaba abonar la cantidad. Así que cruzó con el carrito de la bebé.

Tras atravesar el paso de peatones, el acusado fue requerido por los agentes para que se detuviera y se identificara a los efectos de ser denunciado. Sin embargo, el procesado, lejos de obedecer las órdenes de los agentes y, con ánimo de menoscabar el principio de autoridad, se negó reiteradamente a identificarse de ninguna manera. Como quiera que el acusado intentaba abandonar el lugar el agente le sujetó de la muñeca para que se detuviese. Ahí, el acusado comenzó a bracear tratando de zafarse y el agente le quitó la mano del carrito ya que estaba siendo balanceado peligrosamente en el forcejeo, en ese momento el acusado levantó el puño hacia su cara, sin golpearle. El policía continuó sujetando la muñeca del acusado y trató de esposarle con la ayuda de otro municipal. Finalmente, Del Burgo fue reducido por cuatro policías, "informado desde el principio de las consecuencias que podía tener el no identificarse correctamente y negándose a ello reiteradamente. No fue hasta que se le solicitaron sus datos personales en las dependencias policiales, cuando se identificó verbalmente.

noticias de noticiasdenavarra