Disturbios entre varios jóvenes y la policía en la Rochapea

Cruzaron varios contenedores para cortar la calle

07.11.2020 | 21:38
Imágenes de los destrozos tras los disturbios este sábado en la Rochapea

Alrededor de 50 jóvenes encapuchados provocaron este sábado por la noche varios disturbios en el barrio pamplonés de la Rochapea al cruzar varios contenedores en la carretera, en la zona de la Avenida Marcelo Celayeta, y lanzar diversos objetos a la policía, que realizó cargas para dispersar a estas personas.

No obstante no se han realizado detenciones y ninguna persona ha resultado herida como consecuencia de estos incidentes, según ha informado a Europa Press fuentes de la Delegación del Gobierno en Navarra.



Según han explicado estas fuentes, los incidentes comenzaron sobre las 21.20 horas cuando un grupo de 50 jóvenes, que venían de una manifestación convocada esa misma tarde en Pamplona en contra de las restricciones por el Covid-19, se reagruparon en el barrio de la Rochapea y comenzaron a cruzar contenedores y a lanzar objetos a la policía que se había desplazado al lugar. También la emprendieron contra los escaparates y cajeros de las entidades bancarias del lugar que este domingo han amanecido agrietados y con marcas de impactos.




Agentes de la Policía Nacional realizaron cargas contra las personas que estaban provocando los incidentes que huyeron del lugar y se dispersaron. También fue necesario el despliegue de la Policía Foral y la Policía Municipal de Pamplona.

Una vez que intervino la policía y los responsables de los altercados se disolvieron, el vicepresidente primero del Gobierno de Navarra y consejero de Presidencia, Igualdad, Función Pública e Interior, Javier Remírez, publicó un mensaje en Twitter en el que señaló: "Tranquilidad en Pamplona gracias al trabajo conjunto y coordinado de Policía Foral, Policía Nacional y Policía Municipal de Pamplona garantizando el orden público y el libre ejercicio de derechos y libertades de la ciudadanía. Las fuerzas policiales se mantienen vigilantes"




La situación volvió a la normalidad sobre las 21.45 horas, si bien un retén de la Policía Nacional se quedó en el lugar como medida de precaución.