Vallas, pasos de fauna y reforzamiento de la señalización, ideas para reducir los atropellos de animales

El jefe de Tráfico de la Policía Foral en Tudela propone tres tipos de medidas para rebajar la siniestralidad

06.11.2021 | 20:11
Un policía foral observa un animal atropellado en la cuneta

"Evitar en su generalidad, inmediatez y totalidad, que los animales invadan las carreteras actualmente es una utopía, considerando que todas las acciones y medidas que serían necesarias para evitarlos son por el momento imposibles, dado su alto coste, y además, porque no se estarían valorando importantes aspectos ambientales, y de desarrollo y utilización del suelo, que también es necesario evaluar". Así lo asegura el jefe de Tráfico de la Policía Foral en Tudela, que desde sus conocimientos y los estudios efectuados sobre esta accidentalidad realiza una serie de sugerencias para reducir el número de atropellos:

1.-Uso de cerramientos perimetrales que impidiesen el acceso de los animales a las vías. "Este tipo de cerramientos totales ya se da en algunas vías, autopistas y autovías y es evidente que en ellas la siniestralidad se reduce considerablemente y la que se produce, lo es por deficiencias en el mantenimiento adecuado del vallado. En este tipo de cerramientos no solo pueden considerarse los cerramientos físicos de vallados de distintos tipos que hermetizan la vía, sino que puede valorarse también otro tipo de cerramientos, de menor estanqueidad y menor coste como podrían ser la implantación de pastores eléctricos, ahuyentadores de fauna de distintos tipos, etc., que protejan e impidan el acceso a la vía de forma similar a un cerramiento o vallado de carácter estanco".

2.- Dirigiendo el comportamiento y la deambulación de los animales hacia lugares acondicionados a tal fin, donde el atravesar las vías no supusiese un peligro para la seguridad vial, bien a través de pasos de fauna de la carretera o canalizando la deambulación de los animales hacia lugares en los que no va a ser necesario a éstos cruzar la vía. "En este tipo de medidas también habría que considerar la implantación de ciertos aislamientos perimetrales en el biotopo, que aislasen la vía de la deambulación de los animales objeto de atropellos. Igualmente sería necesaria la implantación de medidas como vallados ganaderos o pastores eléctricos u otros medios ahuyentadores de la fauna, que evitasen que los animales invadan la vía al menos en las zonas de mayor incidencia de este tipo de siniestralidad. En el mercado hay varios tipos de estos medios, fundamentalmente utilizados en la protección de los cultivos, que van desde la emisión de sonidos, la ahuyentación a través de olores, la utilización de productos químicos, etc., que valorar en cada caso concreto con relación al lugar y a la etología del animal del que se quiera impedir su acceso".

3.- El reforzamiento de la señalización de la presencia de animales fundamentalmente silvestres, a través de la implantación de otras medidas técnicas adicionales, con incremento de señalización de medidas activas, que refuercen a las ya existentes y que alerten a los conductores del paso previo de los animales. "Establecer detectores de fauna en las proximidades de la vías de mayor alta siniestralidad, que ante su presencia en las proximidades de la vía, activasen expresamente la señalización de peligro por paso de fauna, cuando los animales se encuentran en las inmediaciones de las vías que van a cruzar, podría ser una medida reforzadora de la actitud previsora de los conductores, puesto que activarían su nivel de alerta para la evitación de estos accidentes".

De esta manera, señala el inspector de la Policía Foral, "previamente a producirse el paso de la vía por el animal, el detector, constataría su presencia y activaría la señalización reforzada de peligro por paso de fauna, la cual prevendría al conductor del peligro de un animal cercano a la vía por la que circula y en disposición de cruzarla, medida con la cual se activaría su mayor atención lo que podría evitar mejor el accidente".

Funcionarían "de manera similar a los semáforos colocados en las vías para el cruce de peatones, el peatón activa el botón, y el semáforo se pone rojo, analógicamente con el animal, el detector de su presencia activaría la señalización reforzada con elementos luminosos o acústicos de peligro de animal en la cercanía de la vía con posibilidad de cruzarla y se activaría la señalización reforzada de posible peligro que prealertarían al conductor y lo situarían con un mayor grado de atención para prevenir el accidente".

noticias de noticiasdenavarra