Las llamas cercan varios pueblos en la isla griega de Eubea

Los residentes de varias aldeas tuvieron que ser evacuados nuevamente desde las playas en ferris y barcos de la Armada

09.08.2021 | 09:25

Los bomberos continúan este lunes luchando por séptimo día consecutivo contra el fuego en la isla griega de Eubea, donde las llamas han rodeado varios pueblos y las evacuaciones continúan a la orden del día, mientras que los demás frentes en el país parecen delimitados.

Según la información de los medios locales, en el norte de esta segunda mayor isla de Grecia el fuego ha acordonado ocho pueblos, mientras que en un segundo frente, en el sur, los bomberos luchan por salvar tres poblaciones.

Durante la noche los residentes de varias aldeas tuvieron que ser evacuados nuevamente desde las playas en ferris y barcos de la Armada.

Aunque son numerosas las casas destruidas, hasta ahora se han podido salvar los núcleos urbanos, gracias también a la lucha titánica de los propios habitantes que no querían dejar sus hogares a merced de las llamas y que reforzaron a los bomberos.

La extinción de este incendio continúa siendo especialmente complicada, en parte porque el humo que expiden los pinares en llamas limitan la visibilidad, y en parte por las turbulencias que genera la extremada carga térmica.

Además, las temperaturas sobre el terreno son tan altas que es como verter agua sobre la lava de un volcán en erupción, relataba a los medios el teniente general del cuerpo de bomberos, Nikos Diamandís.

Otro de los problemas que está dificultando la labor de los bomberos es el cambio constante de la dirección del viento, que durante el fin de semana sopló con fuerza.

Esta mañana el aire está más calmado, lo que da algo de esperanza de que la lucha contra el fuego pueda ser algo más efectiva.

Problemas de abastecimiento


Al mismo tiempo, continúan los problemas con el abastecimiento de electricidad en la isla y los mecánicos están teniendo dificultades para reparar los daños pues muchas carreteras se han vuelto intransitables precisamente por postes eléctricos caídos o por las llamas.

Según el Observatorio Nacional de Atenas, en los siete días que lleva ardiendo Grecia se han calcinado al menos 65.000 hectáreas, en lo que ha supuesto la mayor catástrofe ecológica que se recuerda en el país.

De este total, 46.000 hectáreas se han destruido en Eubea, 8.000 en los incendios del norte de Atenas y 11.000 en Laconia, en el sur de la península del Peloponeso, unos datos que deberán ajustarse en los próximos días cuando se conozca la dimensión definitiva de la catástrofe.

Según las estimaciones del Sistema Europeo de Información sobre Incendios Forestales hasta el momento, en Eubea aproximadamente el 38 % de las áreas quemadas eran áreas forestales y el 24 % otras áreas naturales; en Ática el porcentaje de bosque calcinado era de aproximadamente el 37 % y de las otras áreas del 34%, mientras que en Laconia el 7 % era zona forestal y el 55 % otras áreas naturales.

Grecia está contando con la ayuda de bomberos, medios terrestres y aéreos de España, Francia, Croacia, Chipre, Suiza, Suecia, Egipto, Rumanía y Ucrania, y además espera más ayuda desde Francia, Alemania, Polonia, Eslovenia, Austria, República Checa, Reino Unido, Qatar y Kuwait.

noticias de noticiasdenavarra