Sabina Puértolas interpreta por primera vez a la Ilia de ‘Idomeneo’ en el Teatro Real

El director de escena, Robert Carsen, ha trasladado la historia desde la posguerra de Troya hasta una de las islas griegas adonde hoy llegan los refugiados
Esta versión de la ópera de Mozart se estrenará el día 19

08.02.2020 | 19:06
Uno de los ensayos de la ópera, con los intérpretes sin caracterizar.

pamplona - El Teatro Real propone, del 19 de febrero al 1 de marzo, una versión "pacifista" del Idomeneo, Rè di Creta de Mozart gracias a la escenografía de Robert Carsen, que traslada las luchas homéricas a la actualidad y a una isla del Mediterráneo llena de refugiados, víctimas de guerra y militares. En uno de los dos repartos con los que cuenta el montaje la soprano tafallesa Sabina Puértolas interpreta por primera vez en su carrera el papel de Ilia, una joven refugiada que se enamora de uno de sus captores, Idamante, hijo de Idomeneo, a quien también pretende Elettra, hija de Agamenón.

Para Puértolas, siempre es "un gusto" interpretar una obra del genio de Salzburgo. "Todo lo que tiene que ver con Mozart es como sostener en la mano un cristal de Bohemia. Estamos desnudos ante su música, que es tan cristalina... Y cualquier cosa se nota para bien y para mal", dice. Por tanto, "siempre es un reto complicado, pero a la vez tiene algo muy positivo y es que cantar una ópera suya es como pasar por la ITV, ya que tienes que cantar de una forma tan limpia y tan pura que es buenísimo para las cuerdas vocales; no fuerzas en ningún momento". A Puértolas, este Idomeneo le recuerda un poco a otra obra del mismo compositor, Clemenza di Tito, "en la forma musical de las arias", y destaca que se trata de una ópera "con un dramatismo muy intenso", como "intensas son las relaciones entre los personajes".

El trabajo escénico es una de las principales características del espectáculo que estrenará el Teatro Real el próximo martes. Al frente de este apartado está Robert Carsen, que también se ha ocupado de la escenografía y de la iluminación. "La pregunta fundamental que plantea Idomeneo es cómo afrontar el futuro después de una guerra", asegura el canadiense. Según explicó ayer en rueda de prensa, en el relato de Mozart la filosofía que flota es cómo salvar la situación ante un ciclo de destrucción enfrentando dos ideologías opuestas: la de la guerra y la agresión frente a la de la paz y el perdón. En su opinión, esta ópera trata sobre la gente y, para que quede claro y no se distraiga al público con "cambios escénicos ni efectos teatrales", coloca sobre las tablas a toda una muchedumbre, 170 personas entre actores y coro. Con ellos y a través de sus movimientos, según añadió Ivor Bolton, director musical, trata de reflejar cómo las decisiones de unos pocos, de los líderes políticos, impactan en la vida de muchas personas, sin que ni quieran sean conscientes. El director artístico del Real, Joan Matabosch, subrayó que asistir a esta representación será como "leer el diario de la semana pasada" porque es un reflejo de la tragedia del Mediterráneo. Y para él es una obra "casi, casi inacabada" que define como "una tragedia clásica releída por un ilustrado". En definitiva, un alegato antibelicista con final feliz. "Nos interroga sobre cosas del presente como pocas obras".

un momento de equilibrio Puértolas ya había trabajado con Bolton -hace dos años hizo Rodelinda con él-, pero no con Carsen. Y ha sido "un descubrimiento". "Está pendiente absolutamente de todo, desde el más mínimo detalle de vestuario hasta un pequeño matiz de un personaje. Es exigente y su punto de vista es muy interesante", señala la soprano. "Ha sido un trabajo duro e intenso, sobre todo en lo referido a la relación de Ilia con Idomeneo, Idamante, Elettra...", añade. Respecto al punto de vista actual que el director de escena ha querido darle a la historia, está de acuerdo en que el planteamiento es "antibelicista" y "muy actual". "Yo doy vida a una refugiada que se siente atraída por una persona que la custodia", comenta. La obra, en ese sentido, habla de una situación, la de los campos de refugiados, "con personas que escapan de un infierno y a veces llegan a otro", incide la cantante, convencida de que la ópera es un arte que se puede mostrar muy cerca de la calle, del ciudadano de a pie y de sus preocupaciones.

La soprano tafallesa está "muy contenta" con el reparto con el que está trabajando este montaje. "Hay mucho feeling, electricidad, entre nosotros y eso se nota mucho en el escenario; no es lo mismo hacer un recitativo sin más que sentirlo, y en este caso estamos sintiendo y eso es muy bonito", agrega Puértolas, que confiesa estar viviendo "un momento de mucho equilibrio personal y laboral". "No quiero ni más ni menos porque no quiero romper el momento de equilibrio tan dulce que estoy viviendo", en el que, "afortunadamente, me llegan papeles con los que disfruto, con los que aprendo y con los que crezco". "Disfruto cada día", y eso es fruto de "muchos años de trabajo, de estudio y de sacrificio". "Lo nuestro no viene caído del cielo, son muchas horas de estudio en casa, de trabajo en el teatro... Y es imprescindible tener una familia que sostiene y que hace que nosotros podamos ir felices al trabajo, sin fantasmas en la cabeza y libres para hacer lo que más nos gusta". En cuanto al resto de proyectos para este año, cuenta que tiene previsto volver a Pamplona para cantar el Stabat Mater de Pergolesi con Maite Beaumont. Además, hará Doña Francisquita en Madrid con dirección escénica de Lluís Pasqual; también Luisa Fernanda en Oviedo con producción de Emilio Sagi, y en agosto estará en Chile con Rodelinda.

en corto

Funciones. La ópera se estrenará el 19 de febrero, estará en escena hasta el 1 de marzo -9 funciones con doble reparto-, será grabada para su edición en DVD, retransmitida en directo para toda Europa (Radio Clásica y UER) y en diferido por el canal de televisión Mezzo.

Producción. Idomeneo Rè di Creta es una producción del Teatro Real, en coproducción con la Canadian Opera Company de Toronto y el Teatro dell'Opera di Roma, donde se representará posteriormente.

Dirección. La dirección de escena es de Robert Carsen, que firma también la escenografía junto con Luis F. Carvalho y la iluminación con Peter van Praet. La dirección musical es de Ivor Bolton, director musical del Teatro Real. Doble reparto. Encarnan el doble cuarteto protagonista los tenores Eric Cutler y Jeremy Ovenden (Idomeneo); David Portillo y Anicio Zorzi Giustiniani (Idamante); las sopranos Anett Fritsch y Sabina Puértolas (Ilia) y Eleonora Buratto y Hulkar Sabirova (Elettra), que estarán acompañados por Benjamin Hulett Y Krystian Adam (Arbace), Oliver Johnston (El gran sacerdote de Neptuno) Y Alexander Tsymbalyuk (La voz de Neptuno).

Acompañan. La Orquesta Titular del Teatro Real, dirigida por Ivor Bolton, y el Coro Titular del Teatro Real, al mano de Andrés Máspero.

La versión de 1786. La ópera se estrenó en Munich 1781, pero en esta ocasión se ofrecerá una versión basada en la que Mozart reescribió, con sustanciales modificaciones, para Viena en 1786, con el rol de Idamante destinado a un tenor.