"Que toda Pamplona sienta el duende del festival Flamenco On Fire"

La campana Gabriela, tañendo junto al coro de la seo y al cante de Rancapino Chico y David de Jacoba, ha inaugurado el certamen

"UN EVENTO DE LUJO" | El Festival llega "consolidado" a su sexta edición y se propone salir a la calle más que nunca

10.02.2020 | 00:40
Cientos de personas han acudido este martes a la explanada de la Catedral de Pamplona donde se ha celebrado un homenaje a la campana Gabriela por su 500 aniversario, con la intervención de la Capilla de Música de la Catedral, Josemi y Juan Carmona, David

La historia y tradición de la capital navarra, con los 500 años de la campana Gabriela de la Catedral tañendo junto al coro de la seo y al cante de Rancapino Chico y David de Jacoba, han inaugurado el Festival Flamenco on Fire

PAMPLONA. La historia y las tradiciones de Pamplona, con los 500 años de la campana Gabriela de la Catedral tañendo junto al coro de la seo pamplonesa y al cante de Rancapino Chico y David de Jacoba, han inaugurado este mediodía la sexta edición del Festival Flamenco on Fire.

Ha sido un acto de mestizaje de estilos y de tradiciones, que ha fusionado ante cientos de espectadores algunas de las costumbres de la ciudad, como el saludo del "ángelus" que este mediodía se ha podido escuchar en las voces de la Capilla de Música de la Catedral de Pamplona, respondido con el cante por martinete, un palo flamenco que ha estado acompañado al yunque por Juan y Josemi Carmona.

Había sido organizado como homenaje a los 500 años de la campana Gabriela, la que tradicionalmente anunciaba la hora del "ángelus", una oración que ha entonado este martes desde el atrio el coro de la seo, con las tres tradicionales invocaciones a las que ha dado paso la campana María, la segunda más grande de España.

Cada invocación se ha cantado en las tres lenguas oficiales de la liturgia de la Diócesis de Pamplona, en latín, en castellano y en euskera.

Al diálogo se ha sumado la Gabriela y, finalmente, los martinetes que desde los balcones de la fachada de la catedral han interpretado los artistas flamencos, con el sonido de fondo del yunque, en recuerdo también de la fundición en 1519 de la campana más valiosa y compleja del tempo pamplonés.

LA PRESENTACIÓN El Festival Flamenco on Fire toma desde este martes y hasta el domingo las calles y los escenarios más significativos de Pamplona en su sexta edición, a la que llega "consolidado" como una iniciativa ya de referencia que "crece y crece y crece".

Así lo han asegurado sus responsables en conferencia de prensa, en la que el director del Festival, Miguel Morán, ha hecho hincapié especialmente en los artistas que intervienen en esta ocasión en el evento, en el que hay espectáculos de cante, baile y toque, con nombres de primera línea como Sara Baras, los Ketama, José Mercé, Tomatito, Israel Galván, los Jacoba, María Terremoto o los Rancapino.

Organizado inicialmente en homenaje al maestro Sabicas, guitarrista flamenco y gitano, nacido en 1912 en Pamplona como Agustín Castellón Campos, el festival ha ido creciendo en sus seis ediciones y ha diversificado tanto sus objetivos como sus escenarios, aunque siempre con una especial mirada a la apertura del flamenco a una ciudad aparentemente sin tradición en este género.

Ese interés por sacar la música a la calle es una de las señas de identidad del Flamenco on Fire que desde hace años ofrece pequeños conciertos gratuitos en tres balcones significativos de la ciudad y que este mediodía también en el acto inaugural se implicará con los ciudadanos y con la historia de Pamplona, con un espectáculo de homenaje a la campana Gabriela de la Catedral, en el que además del coro de la seo intervendrán Josemi y Juan Carmona, David de Jacoba y Rancapino Chico.

Morán ha incidido en el trabajo por "involucrar a la población, que la ciudad también sienta el festival", ha dicho, para repasar algunas de las novedades en esta línea, como el escenario de El Bosquecillo que al aire libre se suma este año también a otros ya explorados.

Además, el responsable ha señalado que otro de los rasgos del festival es que cuenta tanto con maestros consagrados como figuras emergentes del flamenco,ha dicho para agradecer también la implicación en este evento de Gaz Kaló, la Asociación de Federaciones Gitanas de Navarra.

Precisamente el director de Gaz Kaló, Ricardo Hernandez, ha valorado que este festival "crece y crece y crece y se convierte en festival de referencia para todo el flamenco y para todas las personas que vienen" a probar esta experiencia, "muy importante" en el caso de la federación que dirige porque "hace partícipe al pueblo gitano".

También ha valorado que el festival, además de las figuras del panorama nacional, cuida "a los flamencos de Navarra", y programa algunas actuaciones de esos, como las de Angel Ocray o la Juncal, y tiene en cuenta la actividad de todo el año de Casa Sabicas.

Asimismo, ha valorado como "uno de los espacios importantes" de este evento las conferencias que sobre diferentes aspectos del flamenco tendrán lugar estos días a cargo de varios expertos, porque además de hacerlo sonar y poderlo ver, "también hay que contar el flamenco".

En el acto ha estado además el cantaor Rancapino Chico, que actúa esta noche en uno de los primeros conciertos del festival y que se ha mostrado "orgulloso" de estar presente en un evento de "lujo" con "grandes artistas y compañeros".

Ofrecerá el espectáculo 'Por mi amor al arte', que reproduce una versión de su primer trabajo discográfico, y en el que ya ha advertido que se deja llevar en la actuación en la que también hay espacio a la improvisación, porque "de donde sale mejor el cante es de la espontaneidad".

Asimismo, ha valorado la apertura del flamenco a las calles y a la ciudadanía de Pamplona en este festival, porque si bien él "canta para todo el público", tanto para quien conoce como para quien desconoce el flamenco, le gusta actuar para estos últimos, "para que se metan, que haya más afición y que esto siga vivo", ha invitado.

noticias de noticiasdenavarra