Día de las Escritoras

La escritura, territorio de libertad

Bajo el lema ‘Mujeres, amor y libertad’, este lunes se celebra el Día de las Escritoras. Una cita que cumple su cuarta edición y a la que de nuevo se suma Navarra con lecturas, narración oral y música en directo.

10.02.2020 | 07:07
Esta imagen de una obra del pintor holandés Gerard ter Borch ilustra el cartel del IV Día de las Escritoras.

Bajo el lema ‘Mujeres, amor y libertad’, este lunes se celebra el Día de las Escritoras. Una cita que cumple su cuarta edición y a la que de nuevo se suma Navarra con lecturas, narración oral y música en directo.

La escritura, territorio de pasión y libertad para quien la ejerce, es mucho más que una práctica o una profesión. Es una manera de entender el mundo, de entenderse a una misma y a los demás. De dar rienda suelta a sueños y pesadillas.

Por eso, escribir, igual que leer, es vivir más veces.

A esa fascinante posibilidad invita la celebración del Día de las Escritoras, cuya cuarta edición se celebra mañana, lunes 14 de octubre. Una cita que traspasa fronteras y a la que vuelve a sumarse Navarra con diversas actividades como lecturas de textos, narración oral y música en directo, que tendrán lugar a lo largo de la tarde en la Biblioteca de Navarra.

Difundir el legado cultural de las escritoras hispanas e hispanoamericanas y recordar las dificultades a las que se enfrentaron son los objetivos de esta convocatoria, que este año lleva por lema Mujeres, amor y libertad. Así, en esta edición se propone un tema todavía inexplorado en las convocatorias anteriores: el amor, considerado desde la perspectiva de las mujeres. "Un territorio amplio, complejo y contradictorio, laberíntico, atravesado por luces y sombras, grandes pasiones pero también desdichas", sostiene la actriz y música Clara Sanchís, comisaria del IV Día de las Escritoras.

Amor y libertad. Un tándem que, en estos tiempos en que se intuye una revolución feminista en marcha pero en los que a la vez se sufre una involución en muchos aspectos sociales, puede -y debe- dar mucho que hablar.

Tadea Lizarbe, Katrin Pereda, Inma Biurrun, Concha Pasamar, Ventura Ruiz y Belén Huarte son, junto a la narradora Inés Bengoa, las autoras navarras que participarán mañana en las lecturas de textos programadas en la Biblioteca de Navarra. Con motivo de la celebración, cuatro de ellas han compartido con este periódico algunas de sus reflexiones en torno al lema del IV Día de las Escritoras, al tiempo que, al hilo del tema elegido, amor y libertad, nos proponen autoras a las que consideran interesante leer.

En algo coinciden las cuatro: libertad y amor deben ir de la mano. "Cada vez somos más las mujeres que entendemos esto, refiriéndonos con amor al amor a una misma. Creo que es un concepto fundamental y revolucionario a la vez porque no se nos ha educado en ello. Y es el primer paso que debemos dar: amarnos, con mayúsculas y sin dudas, a nosotras mismas", afirma Ventura Ruiz. "Hasta ahora el concepto de amor en el que teníamos que encajar, el que nos han transmitido desde las generaciones anteriores, se fundamentaba en olvidarnos de quiénes somos para amoldarnos a nuestros compañeros. Un paradigma para nada liberador, todo lo contrario. Y creo firmemente que ahora estamos en un momento de liberación bastante generalizado", añade la escritora, poeta y actriz, quien explica que escribe "desde esa libertad que me da el aceptarme -que es una manera de amarme-. Es decir, escribo lo que quiero. Me doy libertad. Y por lo tanto puedo escribir sobre cualquier cosa". Así es la mirada de Ventura Ruiz sobre el amor: "El amor propio como reivindicación social".

Inma Biurrun también considera la libertad como algo "fundamental en la vida y por supuesto en el amor". "Para vivir las relaciones de amor en libertad, en mi opinión es fundamental la libertad individual", añade la escritora, quien mañana recitará el poema Testigo de excepción de Francisca Aguirre, en el que la autora "nos habla de lo que no quiere como amor, de esa idea tan frecuente de buscar el amor a cambio del amor". No quiero un corazón/ a cambio de otro corazón/ No quiero que me hablen de amor/ a cambio del amor, reza este poema.

Curiosamente, la invitación a participar en la lectura del Día de las Escritoras le llega a la ilustradora Concha Pasamar en un momento en que las mujeres que escriben acerca de sus sentimientos amorosos le "ocupan doblemente". "En este mes de octubre, que para muchos ilustradores es el mes de la tinta -por el reto internacional inktober que en español se ha rebautizado como tintubre-, decidí reproducir cuadros de mujeres leyendo, sellando y, sobre todo, escribiendo cartas", explica. Cada día de octubre, pues, Concha dibuja "una mujer escritora". Las cartas amorosas de mano femenina son el material con que trabaja en un proyecto de investigación más amplio sobre universos femeninos entre 1600 y 1850. Así que la dibujante navarra anda leyendo de primera mano los sentimientos amorosos de muchas mujeres autoras, "así como a otras escritoras, como Martín Gaite, que hablan del amor y de la libertad o de su ausencia en el XVIII, que es la época que me interesa en este momento", dice. Ese periodo que "lentamente va abriendo el cambio a una sensibilidad diferente, más abierta e individual, que vendrá después, la del Romanticismo, movimiento que claramente incorpora a la mujer como autora literaria", dice.

peligros sobre el papel

Los clichés y excluir el amor de la escritura

Como escritora y además "mujer libre que ama", Tadea Lizarbe (Pamplona, 1988) quiere incidir en "la responsabilidad que tenemos las autoras a la hora de tratar el amor". "El amor tiene un formato externo y otro formato interno. El formato externo está escrito en un código homogéneo, todos los signos de enamoramiento y todo lo que podemos narrar por observación es una conducta que se repite y que puede quedar lejos de la creatividad, cerca del cliché", dice, y añade que "este es el peligro que debe salvar un escritor". "Cuando queremos, todos sentimos que lo que tenemos entre una persona y una misma es único, jamás replicable. Así que la responsabilidad del escritor es hallar ese otro código, el logaritmo interno del amor, para poder llegar a expresar ese algo único que siente el lector por otra persona; solo así podrás acercarte, mimar y respetar a quien lee tus palabras", reflexiona Tadea Lizarbe.

La escritora de novela negra cree que "el concepto anticuado de que expresar el amor es solo cosas de mujeres -sin considerarlo un potencial sino una debilidad- se mantiene hoy día, a pesar de ser un residuo social". Todo ello, continúa, "conlleva un peligro, y es que las escritoras decidamos excluir el amor de nuestros textos". Pero Lizarbe tiene claro que "el amor no te quita poder, ni quita dignidad a una mujer, cuando se maneja sin complejos. El amor es valentía y solo tienes que temer no ser correspondida cuando aquel que no te corresponda seas tú misma".

Tadea Lizarbe cree que "el amor permitido es el familiar: por un hijo, por una pareja establecida... Sin embargo, el amor sin explorar no está socialmente aceptado. Es necesario un cambio de miras, y la literatura tiene un papel fundamental en ello, porque la gente puede explorar, sin sentirse culpable, siendo libre", dice.

propuestas de lectura

'Jane Eyre', A. Pizarnik, Carmen Laforet...

En relación con el amor y la libertad, a Concha Pasamar le vienen a la cabeza "inevitablemente" las hermanas Brontë y, sobre todo, Charlotte, la autora de Jane Eyre. "Es, a la par que una historia de amor expresado en una manera abierta que llegó a escandalizar en su tiempo, una afirmación de la igualdad de patrones, una denuncia del modelo educativo predominante y una indagación sincera en el yo femenino como no se había dado con anterioridad. Es, además, una reflexión explícita sobre el papel y la dignidad de la mujer, también de su igualdad en el plano amoroso y de su derecho a la elección libre de su destino. Toda esta riqueza no se recupera en su plenitud sino en la lectura de Jane Eyre en las palabras de su creadora, un clásico que sigo recomendando", dice la ilustradora.

Ventura Ruiz propone leer a la poeta argentina Alejandra Pizarnik, a la que pondrá voz mañana en la celebración del IV Día de las Escritoras. "Era la rara, se salía de la norma, se desvinculó de lo que le hacía daño: su familia, el encorsetamiento social, la heterosexualidad... Escribía sobre temas que resultaban inquietantes, se buscaba continuamente a través del psicoanálisis y los fármacos. Era una mujer de otro tiempo en una sociedad en la que aún las mujeres no eran vistas como seres autónomos. Y así, como ella misma dijo en sus últimos versos, tras agotarse hasta la depresión más absoluta, no quiero ir / nada más / que hasta el fondo".

Tadea Lizarbe salta de arte cuando se le pide una recomendación literaria que exprese el amor: "La música es el código artístico que más se acerca a expresar el amor. No me atrevo, incluso creyendo firmemente en el poder de la palabras, a proponer una novela que trate con ejemplo el amor existiendo la música, lo que, lejos de deprimirme, me propone un reto como escritora", reconoce.

E Inma Biurrun destaca, además de a la poeta Francisca Aguirre, a Carmen Laforet y su definición del amor: "El amor es algo más allá de una pequeña pasión o de una grande, es más? Es lo que traspasa esa pasión, lo que queda en el alma de bueno, si algo queda, cuando el deseo, el dolor, el ansia han pasado".

programa

19.00 horas. Presentación de la directora del Servicio de Bibliotecas de Navarra, Asun Maestro, con la lectura del poema de Alfonsina Storni Las grandes mujeres.

19.10 horas. Lecturas de la consejera de Cultura y Deporte, Rebeca Esnaola (texto de Dulce Chacón); Eva Istúriz, directora del Instituto Navarro de Igualdad (texto de Carmen Alborch); Idoia Ullate, de la Biblioteca de IPES (texto de Ernestina de Champourcín); y Anabel Olaso, jefa de la Sección de la Biblioteca de Navarra. A continuación, primera de las tres actuaciones musicales que habrá a cargo de alumnos y alumnas del Conservatorio Superior de Música.

19.20 horas. Narración de un cuento a cargo de Inés Bengoa.

19.30 horas. Lecturas de Tadea Lizarbe (entrevista a Carmen Laforet), Katrin Pereda (texto de la periodista Carmen de Burgos y Seguí), Inma Biurrun (Testigo de excepción de Francisca Aguirre).

19.45 horas. Actuación musical y nuevo cuento de Inés Bengoa.

20.00 horas. Lecturas de Concha Pasamar (texto de Carolina Coronado), Ventura Ruiz (texto de Alejandra Pizarnik) y Belén Huarte.

20.15 horas. Tercer cuento de Inés Bengoa y actuación musical.

Lugar. Sala de proyecciones de la Biblioteca de Navarra (Mendebaldea). La Biblioteca, además, dedicará un espacio de interés a las autoras cuyas lecturas propone para este día la Biblioteca Nacional.

otros espacios

Biblioteca Pública de Mendavia. Mañana, de 19 a 20 horas, habrá lecturas de textos seleccionados a cargo de representantes de asociaciones de Mendavia.

UPNA. Lectura de textos, al estilo de speak corner, mañana a las 12 en la cafetería del aulario.

Tiendas Elkar. Exposiciones de una selección de libros escritos por mujeres en sus escaparates.

en corto

iniciativa colaborativa

El Día de las Escritoras está organizado por la BNE, la Federación Española de Mujeres Directivas, Ejecutivas, Profesionales y Empresarias (Fedepe) y la Asociación Clásicas y Modernas (CyM).nización

autoras seleccionadas

En esta edición se proponen fragmentos de Teresa de Jesús, Feliciana Enríquez de Guzmán, Ana Caro de Mallén, Sor Juana Inés de la Cruz, Isabel María Morón, Concepción Arenal, Emilia Pardo Bazán, Carmen de Burgos, Robustiana Mujica Egaña (Tene), Alfonsina Storni, Dulce María Loynaz, Anna Murià, Ernestina de Champourcín, Carmen Laforet, Maruxa Orxales, Alejandra Pizarnik, Esther Tusquets, Montserrat Roig y Dulce Chacón. En Navarra se leerá también a Francis Bartolozzi.