Mikel Arruabarrena y Aitor Francos reciben el Premio de Poesía Ciudad de Pamplona

La entrega de los galardones a los dos jóvenes autores tuvo lugar ayer por la tarde en un acto celebrado en el Palacio del Condestable

10.02.2020 | 10:05
Los galardonados, en el centro, tras la celebración de la entrega de premios ayer en el Palacio del Condestable.

pamplona - Aitor Francos Ajona, en la modalidad de castellano, y Mikel Arruabarrena, en la de euskera, han sido los galardonados con el Premio Internacional de Poesía Ciudad de Pamplona. El concurso, organizado por el Ateneo Navarro/Nafar Ateneoa con el patrocinio del Ayuntamiento de Pamplona, alcanza la XIII edición en castellano y la IV en euskera.

Los galardones fueron entregados ayer por la tarde en el Palacio del Condestable por el alcalde de Pamplona, Enrique Maya, y por el vicepresidente del Ateneo Navarro/Nafar Ateneoa, Pedro Salaberri. Los galardones consisten en sendos premios económicos de 3.000 euros y la edición de los poemarios ganadores. En el acto también participaron la concejala delegada de Cultura e Igualdad, María García-Barberena; el vocal de Literatura y Lingüística, Javier Asiáin; y el vocal de Euskera y Cultura Popular, Josu Jiménez Maia.

Aitor Francos Ajona (Bilbao, 1986) ha ganado el premio de esta edición por el poemario Los días andan sueltos, un libro de haikus que comienza con versos libre y continúa con la métrica tradicional. Este género poético, en palabras de los miembros del jurado, permite recoger la instantaneidad, el momento, algo que ha hecho el autor. Lo mismo que colocar a la naturaleza en el centro de la obra. Sin embargo, destacó que no se ha atenido estrictamente al método japonés sino que lo ha enriquecido con la idiosincrasia occidental. Así, ha logrado una poesía muy técnica, bien construida, ingeniosa e inteligente; llegando desde lo mínimo a la máxima expresión en una obra de la que se ha destacado la gran calidad de sus 400 versos. Cada poema puede leerse independientemente, lo que permite pequeñas lecturas y que se acerquen al género poético personas que habitualmente no lo hacen. Fue elegido por unanimidad del jurado.

Por su parte, Mikel Arruabarrena Larrarte (Hondarribia, 1994) presentó al certamen Ahanzturaren bezperan. Arruabarrena realiza en estos momentos el doctorado en Física en el Centro de Física de Materiales de San Sebastián de la Universidad del País Vasco. Comenzó en el mundo literario a través del concurso de poesía en euskera que se organiza en Hondarribia y al que se presentaba, ganando en algunas ocasiones, cuando estudiaba en el instituto de la localidad. Este trabajo, según el jurado, ha destacado por la fuerza, el buen ritmo, la construcción de los versos muy técnica y bien elaborada y la temática, que hacía intuir que podía tratarse de una persona joven. También ha sido elegido por unanimidad del jurado.

Al concurso se presentaron 366 poemarios, 357 en castellano y 9 en euskera. Como en ediciones anteriores, sigue aumentando la cifra de participantes por Internet. Este año en castellano el 94% de las obras llegaron por este medio y en euskera fueron el 89%. En 2018, en castellano se recibieron 405 poemarios, un 27% más que en 2017 cuando se presentaron 319. En euskera llegaron ese año 22 obras, más del doble que el anterior. - D.N.