Se abren al público las obras de Irache, cuyas conclusiones se esperan para julio

El Gobierno da por cumplidos los objetivos de estos cinco meses de excavaciones

19.01.2020 | 06:16
Las excavaciones comenzaron en septiembre. Fotos: Javier Arizaleta

pamplona - A lo largo de la mañana de ayer, decenas de visitantes pudieron conocer de primera mano las obras que se están llevando a cabo en la iglesia del Monasterio de Irache, y en el transcurso de las cuales se han encontrado importantes hallazgos arqueológicos; en concreto, los restos de tres iglesias superpuestas que han aparecido en la iglesia abacial.

El director general de Cultura, Ignacio Apezteguía, y la directora del Servicio de Patrimonio Histórico, Susana Herreros, acudieron ayer al lugar con motivo de estas visitas guiadas, y afirmaron que el Gobierno de Navarra da por "cumplidos los objetivos de estos cinco meses de trabajos", aludiendo a las excavaciones que comenzaron en septiembre. "Ahora se va a combinar el inicio de la pavimentación de la iglesia con diferentes trabajos arqueológicos ya más focalizados, no en zona general", dijo Apezteguía. "Puede que se haya quedado información, podríamos seguir excavando hasta que llegásemos al centro de la Tierra, pero no sé si el esfuerzo compensaría...", apuntó Susana Herreros.

"Ahora queda toda una labor de investigación y de contraste de datos, y esperamos llegar a la Semana de Estudios Medievales de Estella con los resultados totales de la investigación. Así que en julio quizá tengamos más respuestas...", comentaron los representantes del Ejecutivo foral aludiendo a la suposición de que hubiera alguna edificación romana bajo el monasterio. Con las visitas de ayer, añadieron, "se cumple el objetivo principal que era la apertura a la ciudadanía de la obra y que se viera en primera persona porque ayuda a la divulgación del conocimiento de estos trabajos". El primero de los templos aparecidos es el que actualmente está a la vista, cuya cronología es de mediados del siglo XII a comienzos del XIII. La existencia de una segunda iglesia de tres ábsides ya se detectó antes de la excavación mediante un georradar. Su cronología exacta es difícil de establecer, aunque muy posiblemente sea del siglo XI, "coetánea a la iglesia de Leyre, por su planta y por el tipo de piedra con que fueron labrados los sillares", afirmó ayer el arqueólogo José Antonio Faro sobre esta iglesia que, dijo, se ha podido dimensionar y "ahora sabemos que tenía como unos 26 metros en dirección este-oeste y unos 13 metros en sentido norte-sur". La tercera consta de una sola nave con cabecera rectilínea y contrafuertes interiores a modo de iconostasio. La aparición de una losa con mención al abad Teudano, documentado en el 958, permite suponer que esta iglesia fuera coetánea de dicho abad.

Cuando finalicen las obras de pavimentación, avanzó ayer el director general de Cultura, "se colocará la losa de Teudano con los resultados del estudio epigráfico y se creará una zona de divulgación con fotografías y el estudio arqueológico para que los visitantes que vengan a la iglesia puedan ver cómo estaba durante el proceso de arqueología y se encuentren lo que hay ahora". - P.E./J.A.