El "segundo centenario" de La Pamplonesa arranca con un ciclo de ocho conciertos

La primera cita será este domingo a mediodía en torno a Gioachino Rossini

22.01.2020 | 06:16
En la fila superior, María García-Barberena y Jesús Garisoain; en el centro, Vicent Egea, y en primera fila, Luis Mari Remesar y el cantante Serafín Zubiri, ayer en el Teatro Gayarre.

pamplona - Tras un intenso 2019 en el que ha celebrado su centenario, La Pamplonesa estrena año con un programa de ocho conciertos en el Teatro Gayarre que arranca este domingo con una cita musical en torno a Gioachino Rossini. Bajo el título Un año más de emociones, el ciclo, que contiene siete programas "ambiciosos y exigentes", da inicio así al "segundo centenario" de la banda municipal de música en el que, junto al aspecto artístico, cobra importancia el componente pedagógico a través de colaboraciones con centros de educación musical.

La presencia de artistas de la tierra, como Serafín Zubiri o Fernando Salinas, es otra seña de identidad de este programa, que se dio a conocer ayer en rueda de prensa. "Nuestra apuesta por artistas locales es clara, y también el componente de formación. Somos una plataforma muy importante para futuros músicos, y valoramos el reto que se les plantea a quienes ahora estudian música al tocar con una agrupación profesional; visualizan lo que podría ser su futuro", destacaba ayer el director titular de La Pamplonesa, Vicent Egea, quien apunta que en este nuevo ciclo, que define como "ambicioso, exigente y pensado para todos los públicos", la banda sigue apostando "diferentes estilos y géneros que tengan muchas posibilidades tanto de calidad como de nuevo repertorio".

El programa se abrirá este domingo 26 de enero (12 horas, 4 euros) con Molto Rossini. Clásicos Populares, espectáculo compuesto de 7 oberturas de ópera bufa, es decir, con un componente cómico y de humor que, según Egea, sorprenderá y mantendrá muy despierto al público del Gayarre en sus butacas.

La segunda cita tendrá lugar el 16 de febrero en una matinal musical en la que La Pamplonesa subirá al escenario del Gayarre, junto al alumnado del Conservatorio Superior de Música de Navarra (CSMN), para interpretar un programa dedicado a Beethoven con motivo del 250º aniversario de su nacimiento. "Ofreceremos un repertorio compuesto de tres transcripciones y dos obras originales, de autores actuales, con estéticas modernas basadas en obras existentes de Beethoven", comentó Vicent Egea sobre este concierto que culminará con la Novena Sinfonía.

El domingo 1 de marzo a las 19 horas, La Pamplonesa se acercará al tango con la música del compositor argentino Astor Piazzolla y la participación del tafallés Fernando Salinas como solista de bandoneón, en un concierto dirigido por Jerús Garisoain y en el que participarán los bailarines Marina Alcaide y Diego Quispe, junto a la narradora Ángela Irañeta y el actor Xabier Flamarique.

Seguirán otras citas como el concierto de música original para banda Spartacus junto a estudiantes del Conservatorio Profesional Pablo Sarasate (15 marzo, 12 horas), la propuesta Locos por el pop-rock en colaboración con la Escuela de Música Joaquín Maya (5 abril, 12 horas) en la que sonarán clásicos de Mecano, Supertramp, Santana, Blues Brothers, Amy Winehouse o Bryan Adams; el espectáculo, en doble sesión, Recordando a Nino Bravo con Serafín Zubiri (15 y 16 mayo, 20.30 y 19.00 horas); y, como colofón, el 31 de mayo, Danzas del Mundo con un repertorio basado en danzas folclóricas de culturas muy diversas y de autores como Brahms, Dvorak, Grieg o Mussorgsky.

Serafín Zubiri aseguró ayer en la presentación del ciclo que retomar el concierto en torno a Nino Bravo "es un sueño cumplido". "Este espectáculo, del que en siete años he hecho más de 90 conciertos y que ha crecido muchísimo, es lo mejor que he hecho en mi vida", dijo. "He podido colmar todas mis expectativas como artista. Me podría morir tranquilo", sentenció Zubiri en declaraciones a Efe tras añadir que se encuentra preparando otros proyectos como un monográfico sobre Eurovisión que, dijo, tratará de traer a Pamplona.