Oliver Laxe acompañará a los estudiantes del taller de Lekaroz a "descubrir quiénes son"

25 personas integran este año el seminario inmersivo que se celebrará hasta el 15 de agosto en el Valle de Baztan

07.08.2020 | 00:52
Imagen de familia del alumnado y del equipo del taller 'Filmando en Navarra con Oliver Laxe', con el cineasta gallego de pie, el quinto por la derecha en la imagen.

Baztan volverá a servir de hogar hasta el 15 de agosto a los/as cineastas que participan en el taller de inmersión cinematográfica que organizan los Estudios Melitón de Lekaroz y que en su segunda edición corre a cargo de Oliver Laxe. Autor, entre otras, de películas como O que arde, el director gallego indicó ayer que su principal misión estos días consistirá en "acompañar" a las/os participantes, con el objetivo de que "salgan de esta experiencia con más información sobre quiénes son". Y es que, en su opinión, un artista debe trabajar desde la esencia, apartando el culto a la personalidad para terminar convirtiéndose en un "canal artístico".

25 personas procedentes de distintos oficios del audiovisual como la realización, el guión, la producción y la dirección de fotografía, entre otros, pero también de otras esferas como la sociología y la psicología se reunieron ayer en el Centro de Innovación Lingüística (CIL) de Lekaroz para iniciar la segunda entrega de este taller que inauguró el año pasado Asghar Farhadi y del que surgirán algunas piezas que podrán verse en el Navarra International Film Festival (NIFF) el 4 de septiembre en Pamplona. Tras el paso del director iraní "no podíamos bajar el listón y pensamos en Oliver, que no solo lo está petando, sino que es una persona maravillosa", contó ayer Joaquín Calderón, responsable de Melitón, que elogió a quienes en este año tan complicado se han animado a visitar Baztan para asistir al seminario. El número de estudiantes es menor que el de 2019, "tuvimos que devolver varias matrículas de personas que cancelaron a causa de la pandemia y que iban a venir de Estados Unidos, Canadá, Ecuador o Inglaterra", pero "estamos contentos de que hoy haya gente aquí con ganas de participar" en esta iniciativa que se caracteriza por ser "muy vivencial".

pinchar el ego "Ser docente y acompañar a otros cineastas me permite ser libre y no tener que aceptar trabajos que no quiero hacer". Con esta sinceridad se presentó ante los medios de comunicación Oliver Laxe, que reconoció, asimismo, que en este tipo de actividades él también aprende mucho. Le resulta muy interesante estar junto a cineastas en un "momento embrionario de su carrera". "Yo soy impetuoso y tengo una energía fuerte y a veces he utilizado la aguja del amor, que es con la que pinchas el ego; es duro, pero con los años he aprendido a tener más tacto y a acoger la vulnerabilidad y la fragilidad, que son dos valores denostadísimos en nuestra sociedad y más en la industria cinematográfica", destacó. Y explicó: "Hay escuelas de cine que son muy buenas, pero también las hay que son muy Operación Triunfo, donde imperan los valores del éxito, de la competitividad, del ser alguien, y no se abrazan los miedos que todos tenemos, los creadores incluso más". En ese sentido, durante el taller tratará de "escuchar a la gente", para saber "por qué están aquí", con la idea de "hacer de espejo", de modo que después de estos días "salgan con un poco más de información sobre quiénes son", que es algo que "te hace más libre".

El trabajo se organizará en grupos de tres o cuatro personas, aunque Laxe aceptará que haya quien prefiera rodar en solitario "o incluso no filmar". "Habrá menos películas que el año pasado y yo podré pivotar entre la gente de manera más ágil y más dilatada en el tiempo". En el fondo, más que un taller de formación, "esto es una experiencia" que los participantes compartirán "desde el desayuno hasta que nos vayamos a dormir".

La idea de acompañar y de amoldarse a lo que los estudiantes vayan sugiriendo es el eje en torno al que se moverá Oliver Laxe, que tiene su camino personal "muy claro" desde el que irá aportando. Además, el diálogo entre todos puede resultar esclarecedor. "A veces es muy interesante escuchar cómo los demás ven tu trabajo", comentó, y subrayó que ya es un valor en sí mismo tener tiempo para que un cineasta pueda "conectar con su esencia". No se trata, pues, de ser productivo y de que del taller salgan películas como de adquirir la serenidad suficiente como para generar ese vínculo. "Yo mismo soy de naturaleza ambiciosa y cuando estoy con una peli en la cabeza casi no vivo", confesó, y añadió que eso es algo en lo que está trabajando ahora mismo mientras desarrolla un proyecto de ecoaldea en la sierra de Os Ancares, en Lugo, la tierra de su familia.

Precisamente, el medio rural en el que vive inmerso desde hace meses ha encontrado su eco en Baztan, donde dijo haber visto "excelencia". "Me he fijado en las vacas, he mirado los campos, los prados, y me ha parecido que todo está bastante cuidado y en armonía", apuntó. Y añadió: "No he visto mucha masa forestal y sí algunas zonas orográficamente bastante adversas cultivadas, y eso me ha gustado mucho, porque implicada un trabajo, un sacrificio".

una voz propia Las 25 personas que comparten estos días con Laxe seguramente querrán saber cómo él ha encontrado su voz. "Vivimos en una sociedad donde se elogia la personalidad, la originalidad, y me parece que la creación pura, esencial, luminosa está en lo opuesto". "Personalidad etimológicamente quiere decir máscara, y ahí está de nuevo el ego. Por los miedos que tengo y he tenido, a lo largo de mi formación he ido haciendo que mi personalidad creciera, pero eso genera una membrana que envuelve la esencia, la tapa, y ahora estoy en un momento de más madurez y de confianza tratando de que eso disminuya para que mi personalidad no me disocie del mundo". En definitiva, más que voz "lo que hay que ser es un canal artístico". "Un artista es una herramienta a través del cual pasa una energía, y creo que el trabajo de egoreducción que estoy haciendo va hacer que mis películas sean más esenciales; si es que hago películas, claro, porque ahora estoy desbrozando la finca", dijo esbozando una sonrisa.

"La voz propia se consigue cuando dejas de buscarla; implica un proceso de desaprendizaje"

oliver laxe

Cineasta

cecilia valencia

Actriz

A la actriz y profesora de teatro madrileña le pareció "muy estimulante" el concepto inmersivo de este taller, y más con Oliver Laxe, "un creador muy interesante con el que me siento identificada". "Además, la idea del campamento de verano para adultos es muy divertida, y más después de estos meses", bromeó.

david garcía mendizabal

Director de fotografía

El pamplonés David García ha pasado los dos últimos años en Canadá estudiando producción de cine y, tras su regreso, le interesa conocer a "gente involucrada en la industria y crear". Lo suyo es la dirección de fotografía y quiere colaborar con realizadores y "apoyarles en su idea visual".

maría gómez juárez

Marketing y comunicación

"Escribo relato y, aunque vengo del mundo del marketing y la comunicación, hace un par de años empecé un guion", comentó ayer la madrileña María Gómez, que se declaró admiradora del trabajo de Oliver Laxe y del NIFF. "Espero vivir una experiencia vital y aprender mucho", agregó.


noticias de noticiasdenavarra