Farruquito/Bailaor

"Sin Sabicas, jamás hubiese nacido un Paco de Lucía"

28.08.2020 | 01:11
El bailaor Farruquito. Foto: Diario de Noticias

El bailaor presenta hoy a las 21.30 horas en Baluarte el espectáculo 'Íntimo', con Remedios Amaya como invitada. Últimas entradas a la venta –38 y 28 euros–

Farruquito (Sevilla, 15 de agosto de 1982) desnuda hoy su baile en Baluarte con Íntimo, un espectáculo inspirado en sus momentos más personales y en el que contará con la colaboración de Remedios Amaya.

Íntimo es un espectáculo flamenco que nace de la soledad. Cuando se apagan los focos y la multitud abandona el teatro, ¿al otro lado del telón, el vacío toma protagonismo?

–Exacto, ahí es donde me he reflejado con este espectáculo y por eso lo he llamado así. Cuando uno está solo, dice mecagoenlamar, si cuando escucho este cante o este compás, me acuerdo de una reunión de tal día, de ese cumpleaños, de esa fiesta... Y ese momento íntimo que vivimos ahí, ¿por qué no lo intento recrear en el escenario, e intento guardar la misma verdad y la misma esencia? He sido muy cuidadoso en elegir esos momentos, que evidentemente luego en el escenario no son lo mismo que en la reunión familiar, pero si lo podemos reflejar un poco... creo que la gente se va a emocionar con nosotros.

¿Es un reto llevar esa intimidad al baile y al escenario, al espacio abierto, y compartirla con el público?

–Claro, es que son emocione íntimas, que vives con gente de confianza, y llevarlo al escenario... Es como desnudarte, sin tanta parafernalia y tanta historia, simplemente bailar y cantar.

En Pamplona contará con Remedios Amaya como invitada especial, ¿cómo surgió esta colaboración?

–Con Remedios nos tenemos un cariño que somos como familia. Para mí es una maestra, una de las grandes y los flamenco le llamamos la Camarona, porque estaba Camerón con esa personalidad y esa genialidad, y hoy día está ella, con esa forma de transmisión y ese salvajismo tan puro... Es un regalo.

¿De qué manera confluyen sobre las tablas el cante, puro y tradicional de Remedios Amaya con su baile?

–Yo lo que he hecho ha sido concentrar esas partes más íntimas que no se conciben en otros espectáculos y he cogido unos cantes que además son de la tierra de Remedios Amaya, porque ella viene de familia extremeña. Hay unos cantes por bulería que se llaman jaleos extremeños y están los tangos extremeños, que son dos particularidades que definen mucho a Remedios Amaya. He elegido esos dos cantes para ella y lo que voy a hacer es bailar de la forma tradicional que se bailan esos jaleos, con ese compás que lo caracteriza y, al mismo tiempo, con la evolución de la edad que tenemos todos. Ese es un poco el punto del espectáculo: he intentado acordarme de Extremadura y al mismo tiempo de los cantes de campo, de la tierra, de la trilla, del martinete... Un recorrido por esas cosas más emblemáticas, y al mismo tiempo las intentamos bailar de una manera actual, con la música y la forma de hoy.

Esta edición del Flamenco On Fire está dedicada en especial a Sabicas, ya que se cumplen 30 años de su fallecimiento, y el guitarrista navarro estuvo próximo a su familia... ¿Cómo recuerda su acercamiento a su música, a su guitarra?

–Si yo le dijese que a mí me llegó a tocar la guitarra Sabicas, un día en una fiesta en Nueva York... Sabicas ha sido una de las bandas sonoras de mi vida desde que tengo uso de razón. Con mi abuelo Farruco coincidió por ahí de gira, también ha sido uno de los grandes maestros de Paco de Lucía... Quien no conoce a Sabicas directamente, de alguna forma lo acaba conociendo a través de Paco. Sabicas es súper importante en la vida de todos los flamencos, ¿eh? Es uno de los más grandes de la historia.

¿Qué diría que le debemos?

–Muchísimas cosas. Primero, le debemos el atrevimiento a salir de su zona de confort, de donde todos los guitarristas tocaban, para ampliar el conocimiento musical y rítmico de la guitarra. Sin Sabicas, jamás hubiese nacido un Paco de Lucía, jamás hubiésemos conocido la guitarra como se toca, y por lo tanto, el flamenco como se conoce hoy día. La guitarra es una de las cosas que más ha evolucionado, junto con el cante de Camarón, o el baile de Carmen Amaya o de Farruco. Eso, el que es aficionado de verdad, no solamente lo tiene que agradecer a los de su profesión, sino a todo aquel que ha roto barreras, conservando la esencia y pureza del flamenco. Eso es algo maravilloso y se lo tenemos que agradecer a gente como Sabicas.

¿El flamenco crece y avanza dentro de esta convivencia de evolución, pero sin perder la esencia?

–Sí, es que es evolucionar, pero sin tener por qué tocar otra cosa que no fuese flamenco. Sabicas interpretaba a Falla y sonaba a flamenco. No es como hoy, que creen que la evolución es tocar directamente otra música o bailar otras danzas. No. Para mí evolucionar no es ponerme mañana a bailar contemporáneo porque eso es mezclar una danza con otra, pero no es una evolución. La evolución es que tú dentro del flamenco sigas descubriendo y aportando cosas, ampliando el conocimiento, la musicalidad y la rítmica, y que siempre suene a flamenco. Eso es lo que hizo Sabicas y de ahí es donde aprendemos. Yo, por lo menos, tengo esa referencia.

"Colaborar en Baluarte con la maestra de Remedios Amaya es un regalo, los flamencos le llamamos la Camarona"

"El espectáculo es un reto, comparto emociones íntimas y supone desnudarte y bailar sin tanta parafernalia"


noticias de noticiasdenavarra