día de las escritoras 2020

Día de las Escritoras 2020: con voz propia

17.10.2020 | 23:44

El Día de las Escritoras se celebra cada año coincidiendo con el lunes más cercano a la festividad de Santa Teresa de Jesús (15 de octubre). Es decir, en 2020 es mañana, día 19. Cuatro autoras navarras opinan sobre qué significa.

elvira Lindo ha sido la escritora elegida para comisariar en 2020 el Día de las Escritoras. El esfuerzo cotidiano de las mujeres es el lema que ha escogido para festejar una fecha que organiza la Biblioteca Nacional en colaboración con la Federación Española de Mujeres Directivas, Ejecutivas, Profesionales y Empresarias y la Asociación Clásicas y Modernas. En torno a esta temática, Lindo recomienda lecturas de fragmentos de obras de Teresa de Jesús, Rosalía de Castro, Dulce María Loynaz, Blanca Varela, Errose Bustintza (Mañariko), Elena Fortún, Sor Juana Inés de la Cruz, Ana María Matute, Gloria Fuertes, Mercè Rodoreda, Idea Vilariño, Emilia Pardo Bazán y Carmen Baroja y Nessi, entre otras.

En Pamplona, la Biblioteca de Navarra había programado, como en los últimos años, un evento para dar visibilidad a las autoras del territorio foral, pero las malas cifras que arroja la pandemia lo han impedido. En cualquier caso, la lectura es un acto solitario, así que nada impide que cada cual brinde unas páginas a la salud de nuestras autoras. Cuatro de ellas, Marina Aoiz, Fátima Frutos, Susana Rodríguez e Idoia Saralegui, hablan sobre el tema de este año y sobre lo que supone escribir en un mundo en el que la balanza de los cuidados y de determinadas tareas aun se apoya demasiado sobre una de las mitades del mundo.

 

Marina Aoiz

Contra la falsificación de la realidad

"La presencia de las mujeres en los libros de texto es tan ínfima que constituye una falsificación de la realidad, a pesar de haber participado de forma ininterrumpida y desde el principio de los tiempos en todos los ámbitos de lo humano: en lo cultural, en lo social y en lo histórico". La poeta tafallesa Marina Aoiz –Fragmentos de obsidiana, Génesis– cita a Ana López-Navajas para explicar por qué es importante seguir celebrando el Día de las Escritoras. Y propone los nombres de algunas autoras que han reflejado en sus trabajos ese empeño cotidiano de las mujeres: "De Hildegard vom Bingen a Sor Juana Inés de la Cruz; de Louisa May Alcott, con Mujercitas, a Virginia Woolf, con La señora Dalloway o Una habitación propia, donde el espacio/cárcel se torna refugio". Sin olvidar a "las hermanas Brönte, Emily Dickinson, Clarice Lispector, Carmen Martín-Gaite, Lucía Berlin..." De esta última rescata un párrafo de Manual para mujeres de la limpieza: "En cuanto me pongo a trabajar, antes de nada compruebo dónde están los relojes, los anillos, los bolsos de fiesta de lamé dorado. Luego, cuando vienen con las prisas, jadeando sofocadas, contesto tranquilamente: 'Debajo de su almohada, detrás del inodoro verde sauce'. Creo que lo único que robo, de hecho, son somníferos. Los guardo para un día de lluvia".

Para hablar del modo en que las tareas cotidianas que la sociedad espera que asuman las mujeres y el modo en que le han afectado en su vida y en su carrera, Aoiz echa mano de Vivian Gornick: "En la familia es muy difícil ser una misma, porque creces tratando de hacer coincidir quién eres y el mito que tienen sobre ti. Vives tratando de satisfacer expectativas", dice la autora y activista estadounidense. Y la tafallesa añade que, en efecto, las escritoras "experimentamos esa tensión entre rebeldía y aceptación". Aoiz siempre ha vivido en familia. "Mi fantasía pasa por imaginar una vida solitaria con la escritura como razón esencial de la existencia. El trabajo cotidiano, doméstico o profesional, los cuidados, las responsabilidades son motivos inspiradores y a la vez obstáculos", continúa. "Fui la criada de mi casa propia', reza un verso de Gloria Fuertes. En mi casa compartida, hace una treintena de años que dispongo de habitación propia", termina.

 

Fátima Frutos

En busca de la equidad

Fátima Frutos, que acaba de publicar Monjas, putas y locas, apoya fechas como el Día de las Escritoras "porque la visibilización de las autoras sigue siendo necesaria". "El día en que las autoras tengamos el mismo reconocimiento social, la misma presencia en la RAE, la misma repercusión en los medios..., tal vez podamos plantear otro tipo de actividades en las que está ya patente la tan ansiada equidad entre unos y otras", afirma. Y menciona algunos títulos que plasman el trabajo y la lucha diaria de las mujeres: la novela Últimos días en el puesto del Este, de Cristina Fallarás, y el ensayo La riqueza invisible del cuidado, de Ángeles Durán. También sugiere cualquier antología poética en la que aparezca la cubana Georgina Herrera.

En su caso personal, Frutos confiesa que no pudo ponerse a escribir hasta que su hijo alcanzó la Educación Secundaria. "En época de crianza algo escribía, pero realizar una obra literaria requiere concentración, reflexión, y eso, dando de mamar o ayudando a un niño con las raíces cuadradas, más el trabajo fuera de casa, las tareas del hogar y una relación de pareja... es francamente complicado. He escuchado que hay autoras que lo han hecho, pero teniendo ayuda en casa o porque su compañero se ocupaba de temas domésticos y ellas de la literatura". Para terminar, comparte una fragmento de El secreto del orfebre, de Elia Barceló: "Hice un par de inspiraciones hondas tratando de recuperar la compostura. No me había reconocido. Mi propia madre había podido cambiar conmigo un par de frases sin saber quién era yo".

 

Susana Rodríguez

A por la conciliación real

"Es una simple cuestión de visibilidad de dar voz y de poner cara a las escritoras que tantas veces pasamos desapercibidas en las librerías, en los catálogos y en la selección de los lectores". Es lo que opina Susana Rodríguez (Sin retorno, Deudas del frío, Te veré esta noche) del Día de las Escritoras, y subraya que cualquier autora es ejemplo de lo que supone el esfuerzo de escribir, "porque no es fácil luchar contra los clichés, publicar y ganarte el respeto de los compañeros y de los lectores". "Es como si con cada novela tuviéramos que demostrar que no escribimos literatura femenina, porque eso es una tontería; simplemente escribimos", agrega.

Rodríguez expresa su admiración personal y profesional por Alicia Giménez-Bartlett. "He disfrutado y aprendido mucho en las conversaciones que hemos mantenido", y recuerda, una frase "muy reveladora" de una de las novelas de la creadora de Petra Delicado, concretamente de Ritos de muerte: "Hugo me miró con conmiseración. Allá me las compusiera. Había cambiado la solidez de un hogar verdadero por la compañía de oscuros polizontes con camisa de rayas marcadas y panzón. Había tenido el coraje de romper una pareja de brillantes abogados envidiables para venir a hozar en un bar de mala muerte como La jarra de oro. Allá yo con mi conciencia". En el caso de este personaje "no creían que una comisaría fuera un lugar para una mujer, igual que todavía queda quien reconoce no leer novelas negras escritas por mujeres", agrega la autora de la Chantrea.

Como ha ejercido durante años el periodismo, Rodríguez sabe lo que es tener un trabajo sin horarios, sin festivos, con imprevistos... Y su personalidad "independiente y respondona" ha impedido que la encarrilen en una dirección concreta. Sin embargo, la maternidad sí que influyó en su dedicación a la escritura. "Es un aspecto de la vida del que las mujeres seguimos ocupándonos casi en exclusiva. No me arrepiento en absoluto, que conste, pero pienso que la sociedad todavía debe avanzar bastante en este campo, en la normalización de las bajas por paternidad y en alcanzar una conciliación real, no la doble jornada actual".

 

Idoia Saralegui

Sororidad y admiración

Idoia Saralegui (El laberinto de Celia) secunda la celebración del Día de las Escritoras como lo hace con el Día de la Mujer, "solo que en este caso es un ámbito más específico". Su finalidad, cree, es "luchar contra la discriminación de la mujer en la sociedad en general, en la literatura en particular, y en los puestos de dirección y de decisión del medio (grandes editoriales, etcétera)". Y "visibilizar la importante producción literaria con nombre femenino". Y esta fecha también puede contribuir a "dejar de escuchar que nos pregunten si escribimos y leemos literatura para mujeres, como si no leyéramos y escribiéramos sobre cualquier tipo de cuestión".

Como normal general, a Saralegui las mujeres escritoras "me gustan, me inspiran y me hacen sentirme acompañada". Máxime en Navarra, donde "donde existen maravillosas autoras, a las que leo con admiración". De la literatura universal le viene a la cabeza Virginia Woolf y le "apasionan" Almudena Grandes, Isabel Allende, Ángeles Mastretta, Simone de Beauvoir, Marguerite Duras... Consciente de que las mujeres han cargado tradicionalmente con las tareas domésticas y de cuidados, "en lo personal no siento que esto me haya afectado en exceso". "Siempre he preferido compartir, conciliar y dejar algo sin planchar si estoy inspirada y quiero escribir". Su trabajo como técnica de alta exclusión, una labor "a veces demasiado intensa", sí le ha obligado muchas veces a bajar el ritmo creativo, "pero como es mi gran afición y escribo sobre todo para mí y para sentir mi cabeza más relajada y en paz, vuelvo más pronto que tarde". Para terminar, comparte una frase de Rosalía de Castro que le regaló una amiga: "Yo soy libre. Nada puede contener la marcha de mis pensamientos, y ellos son la ley que rige mi destino".

"El trabajo cotidiano, los cuidados, la responsabilidad son motivos inspiradores y a la vez obstáculos"

marina aoiz

Escritora

"Desarrollar una carrera literaria dando de mamar y realizando las tareas del hogar es complicado"

fátima frutos

Escritora

"No nos dedicamos a escribir literatura femenina, eso es una tontería; simplemente escribimos"

susana rodríguez

Escritora

"Las escritoras me inspiran y me hacen sentirme acompañada; en Navarra hay algunas maravillosas"

idoia saralegui

Escritora

EN NAVARRA

Homenaje a Teresa León. Aunque no podrá celebrar el Día de las Escritoras como en años anteriores, la Biblioteca de Navarra ha programado para el próximo jueves, día 22, un recital de Samuel Diz a las 19.30 horas en la sala de proyecciones del edificio del barrio pamplonés de Mendebaldea. Bajo el título La memoria de la melancolía, el concierto estará dedicado a María Teresa León, activista feminista y escritora de la Generación del 27, muchas veces ensombrecida por la figura de su pareja, Rafael Alberti. Diz interpreta composiciones musicales de aquella generación y del exilio republicano español.

Universidad Pública. La UPNA se suma, por segundo año consecutivo, a la celebración del Día de las Escritoras. Así, mañana, de 12.00 a 12.30 horas tendrá lugar una lectura pública –vía Zoom para ajustarse a las medidas anticovid– de los textos de las autoras seleccionadas. La iniciativa ha sido promovida por la Biblioteca de la Universidad Pública, el Vicerrectorado de Proyección Universitaria, Cultura y Divulgación y la Unidad de Igualdad. Las personas interesadas en participar pueden conectarse a través de la ID de Zoom 931 8141 0617 o del enlace directo https://unavarra.zoom.us/j/93181410617

EN EL ESTADO

Biblioteca Nacional. Mañana, a las 19.00 horas, el canal institucional de la Biblioteca Nacional de España retransmitirá el acto oficial del Día de las Escritoras, en el que participarán Ana Santos, directora de la BNE; Florencia Claes, vicepresidenta de Wikimedia España; Ana Bujaldón, Presidenta de la Federación Española de Mujeres Directivas, Ejecutivas, Profesionales y Empresarias; Anna Caballé, presidenta de Clásicas y Modernas, y Elvira Lindo, comisaria de la 5ª Edición del Día de las Escritoras. Tras sus intervenciones se proyectarán las 20 lecturas seleccionadas por Lindo, entre las que se encuentran textos y fragmentos de Teresa de Jesús, Sor Juana Inés de la Cruz, Emilia Pardo Bazán, Ana María Matute, Mercè Rodoreda o la última Premio Cervantes, Ida Vitale.

'Editatón'. También en la Biblioteca Nacional y con la colaboración de Wikimedia, el día 24 de octubre se celebra un Editatón, una concentración concentración –en esta ocasión on line por motivos de seguridad– de editoras y editores voluntarios para redactar y actualizar entradas de Wikipedia relacionadas con escritoras y con la literatura escrita por mujeres. En definitiva, una revisión de la Wikipedia desde una perspectiva de género.