mirarte

El nuevo Consejo Navarro de la Cultura y las Artes se reúne por primera vez

La presidenta, María Chivite, dio la bienvenida a sus 20 vocales

24.03.2021 | 00:31
El consejo, junto a la presidenta Chivite, la consejera Esnaola y el director general Apezteguía. Foto: Cascante

pamplona – El renovado Consejo Navarro de la Cultura y de las Artes (CNCA) inició ayer su trabajo con una reunión en la Biblioteca de Navarra a la que asistió la Presidenta, María Chivite, quien dio la bienvenida a las y los 20 vocales, representantes de diferentes ámbitos culturales como el diseño, la arquitectura, la gestión cultural, la edición, el patrimonio, el cine, la creación plástica, la danza, la etnografía, la historia, la literatura, la música o el teatro.

La consejera de Cultura y Deporte, Rebeca Esnaola Bermejo,presidió la reunión del nuevo Consejo Navarro de la Cultura y de las Artes, que es el órgano consultivo que asesora al Gobierno foral en esta materia, y que ha sido renovado recientemente. El nuevo pleno mantiene la paridad en el número de hombres y mujeres.

Las personas que lo componen tienen ante sí la tarea de afrontar los retos derivados de la pandemia que sirvan de impulso al sector cultural, como las ayudas europeas, la implantación de la agenda 2030 en las políticas culturales, o la evaluación del Plan Estratégico de la Cultura adaptado a la situación actual.

Componentes Conforman el actual Consejo la consejera de Cultura y Deporte, Rebeca Esnaola, como presidenta; el director general de Cultura-Institución Príncipe de Viana, Ignacio Apezteguía, como vicepresidente, y el secretario general técnico de este departamento, José Miguel Gamboa, en funciones de secretario.

Las personas nombradas vocales del CNCA son el historiador de arte y miembro de la Sociedad de Estudios Históricos de Navarra Javier Azanza; el diseñador, galerista y miembro del Instituto de Arte Contemporáneo Javier Balda; el arquitecto y decano del Colegio Oficial de Arquitectos Vasco Navarro, Patxi Chocarro; el gestor cultural y presidente de la Asociación de Profesionales de la Gestión Cultural de Navarra KUNA, Ángel García Carreño; la productora audiovisual y miembro de la Asociación de Productoras y Profesionales del Audiovisual de Navarra NAPAR Itziar García Zubiri; la trabajadora social Valentina Holguín; el historiador y director de la revista Príncipe de Viana, Roldán Jimeno, y el especialista en arte contemporáneo y técnico de Artes Plásticas y Patrimonio del Ayuntamiento de Pamplona Javier Manzanos.

También forman parte el músico, compositor y director de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando Tomás Marco; la gestora cultural y técnica de Turismo y Cultura en el Ayuntamiento de Viana Pilar Martínez de Olcoz Esquide; la directora, coreógrafa y pedagoga de danza Ana Moreno; la fotógrafa Villar López; la editora Sandra Ollo; el archivero y vicepresidente de la Asociación de Archiveros de Navarra Iñigo Pérez Ochoa; la investigadora artística y comisaria Susana Romanos; la productora cinematográfica Puy Oria; el presidente de la Asociación de Editores de Navarra Editargi Aritz Otazu; la actriz y directora teatral Leire Ruiz; la restauradora y presidenta de Ondarezain Elur Ulibarrena, y el escritor, investigador y decano de la facultad de Filología y Comunicación de la Universidad de Barcelona Javier Velaza.

Funciones del CNCA Cabe recordar que el Consejo Navarro de la Cultura y de las Artes es un órgano consultivo y asesor de la Administración de la Comunidad Foral en esta materia. Fue creado en el año 1984 con el fin de promover el desarrollo cultural en la Comunidad Foral.

La Ley Foral 1/2019, de 15 de enero, de Derechos Culturales de Navarra, refuerza el papel de este órgano y le atribuye nuevas funciones y establece, asimismo, una distinta composición para conseguir una mayor participación de los diversos agentes culturales. Entre sus funciones destacan la elaboración de estudios e informes, la colaboración en la definición y ejecución de la política cultural, la formulación de propuestas e iniciativas en este ámbito y la generación de debate y conocimiento en el marco de las políticas culturales. Además, propone la concesión del Premio Príncipe de Viana de la Cultura, que reconoce la tarea llevada a cabo por personas, grupos e instituciones en este ámbito.