Chica Sobresalto propone un viaje por su sistema nervioso

En preventa el nuevo disco de la cantante y compositora navarra

26.03.2021 | 12:07
Maialen Gurbindo, en una imagen promocional.

Cuatro meses después de arrasar con Fusión del Núcleo, Chica Sobresalto desvela al fin todos los detalles de Sinapsis, su esperadísimo nuevo disco que verá la luz el 14 de mayo. Ciencia y alma se fusionarán en 10 canciones que supondrán un auténtico viaje por el sistema nervioso de la artista.

Como si de una contradicción se tratara, Chica Sobresalto nos relata pequeñas historias que en algún momento se han cruzado en su vida a través de neurotransmisores como la dopamina, la somatropina, la progesterona o la melatonina. Maialen descubrió que el amor, la tristeza, los orgasmos o la música se pueden explicar también a través de estas conexiones del cerebro de una forma poética. "La crudeza y las entrañas no tienen por qué estar reñidas con la química", comenta la artista.

La preventa de Sinapsis ya está disponible a través de la web de El Dromedario Records en una edición especial en CD y en vinilo que incluirá el disco firmado por Maialen, una púa de Chica Sobresalto y una caja especial que contendrá 10 láminas con las portadas de cada canción, una foto firmada de la banda con dedicatoria y la obra, un texto donde Maialen y personas de su entorno hablan sobre su manera de componer y su universo creativo. Además, la edición en vinilo incluirá la versión en CD y un código para la descarga digital de las canciones.

Chica Sobresalto saltó a la escena nacional a raíz de su exitosa participación en la última edición del programa de televisión Operación Triunfo. Cantante, instrumentista y compositora, la artista es uno de los grandes exponentes del talento musical nacional que arrancó su carrera con el lanzamiento de 'Sobresalto', su primer disco. 'Sinapsis' llega de la mano de El Dromedario Records bajo la producción de Santos & Fluren, reconocidos productores de artistas de la talla de Sidonie, Love of Lesbian, Luz Casal o Quique González, entre otros muchos.


En primera persona


"Me he reñido absurdamente con la ciencia toda mi vida. Me negaba a que algo tan poético para mí, pudiera estudiarse de forma pragmática y fría. No me daba la gana de pensar, que algo como el amor, la tristeza, los orgasmos o la música, pudieran explicarse mediante potenciales de acción, dendritas y neurotransmisores", explica Gurbindo, y aporta algunos datos: "Se estima que en el cerebro humano adulto hay por lo menos 10?1;? conexiones sinápticas. Nos pasan cosas todo el tiempo".

"Empecé a estudiar psicología porque era la única carrera que sentía que podía interesarme. Creo que a pesar de mi pelea absurda, tenía la esperanza de entender mis crisis de pánico, los episodios de agorafobia o la depresión.
Dejé la carrera por la música y las mil horas de curro. Me hice amigui de la psicobiología, humildemente, porque solo sé que no sé nada, y a su vez, lo poco que sé, me parece emocionante de narices", dice.

"De aquí, haber intentado mezclar lo pragmático con la crudeza, los sentimientos... las personas de mi vida. Hay algo muy heavy que tienen en común, tanto la parte química, como la parte más poética de todo lo que nos pasa. Las dos son verdad", añade.

"He intentado buscar relaciones entre los temas sobre los que escribo y todos estos procesos eléctricos y químicos que ocurren. Ha sido divertido la verdad. He encontrado la belleza en ese lenguaje científico que desconozco y me cuesta tanto entender. Ojalá os guste este viaje por mi sistema nervioso. Yo nerviosa estoy, jaja", comparte.