Katakrak apuesta por hacer historia sobre el racismo para entender las injusticias de hoy

La editorial publica 'Racismo, clase y el paria racializado' de Satnam Virdee

24.05.2021 | 00:49
Nerea Fillat (i) e Imanol Miramón (d), editores de Katakrak, y en el centro, la traductora del libro de Satnam Virdee 'Racismo, clase y el paria racializado', Laura Carasusán.

 Katakrak cumplirá en otoño cinco años como editorial, y llegará al verano con 58 títulos publicados. El más reciente, que acaba de ver la luz, apuesta por hacer historia sobre el racismo y su relación con el concepto de clase para entender las desigualdades e injusticias que arrastramos hoy, sostenidas por estrategias políticas de control y represión.

Racismo, clase y el paria racializado es el título de esta novedad, un libro de historia de Satnam Virdee, profesor de sociología y director fundador del Centre for Research on Racism, Ethnicity and Nationalism en la Universidad de Glasgow, que Katakrak nos trae aquí y ahora para darnos la oportunidad de bucear en un análisis crítico de los esfuerzos de la clase obrera para conseguir justicia económica y social, y democratizar la sociedad británica. Una obra que, a diferencia de la mayor parte de los estudios de la clase obrera británica, investiga las luchas políticas y sociales a través del prisma de la raza. Haciendo hincapié en que "la raza es un elemento central, no periférico; es parte de cómo funcionan las cosas", Virdee contribuye a "desestabilizar el consenso académico que equipara la historia y la formación de la clase obrera en Inglaterra al varón obrero blanco".

El libro, presentado la semana pasada en un acto que reunió a los editores Nerea Fillat e Imanol Miramón con la traductora de esta obra, Laura Carasusán, "desmonta ideas asentadas en el sentido común, como que la clase obrera más o menos fue homogénea o bastante blanca y nacional desde el principio y que los migrantes trabajadores comenzaron a llegar al espacio británico tras la Segunda Guerra Mundial, con la llegada de jamaicanos, afrodescendientes... Y él muestra que no, que la clase obrera fue desde el principio muy diversa y abigarrada, con diferentes orígenes étnicos, como es el caso de muchos irlandeses, hijos o hijas de irlandeses o de judíos", destaca Imanol Miramón.

Otra cosa que pone en cuestión el libro es la idea de que el racismo tiene que ver solo con el color de la piel. "Virdee muestra cómo ha habido capas de la población que han desempeñado los trabajos más duros, difíciles y peor pagados, y que han sido discriminadas o convertidas en capas subalternas, en ciudadanos y ciudadanas de segunda, no solo por una cuestión de color de piel, sino que hay otras maneras de dividir a las personas, como la religión, entre otras", apunta el editor.

Estas personas que formaban parte de los estratos más humildes o empobrecidos contribuyeron desde el principio a crear la conciencia de la clase obrera, y todas las luchas que formaron parte de ese proceso. Una valiosa impronta que merece ser tenida en cuenta hoy.

 

extrapolable a hoy Tal y como destaca la traductora Laura Carasusán, "esa realidad muy propia del imperio británico es extrapolable a la actualidad, en cuanto a cómo se usa la idea de la nación imaginada y cómo se decide quién forma parte de esa idea y quién no".

"Este libro nos hace recordar que la masa que llenaba las fábricas que dieron riqueza a Navarra no era homogénea, sino que estuvo compuesta por un montón de gente que vino de Extremadura, Andalucía, Galicia, de un montón de pueblos de aquí, también. Y ahora, las masas laborales de trabajos imprescindibles que están más precarizados las componen sujetos que están muy lejos de ser sujetos homogéneos con derechos, están compuestas por gente migrante de un montón de lugares, y tienen como elemento fundamental que son diferentes. Virdee nos hace preguntarnos sobre esa realidad y sobre las estrategias de control y represión que hay para que esa subalternidad y esa diferencia sigan existiendo en Europa, como son la Ley de Extranjería o las propias fronteras", concluye Nerea Fillat.

"Este libro nos recuerda que la clase obrera fue desde el principio muy diversa y abigarrada"

imanol miramón

Editor de Katakrak


noticias de noticiasdenavarra