La cantera navarra de programadores de cine

Seis jóvenes de entre 16 y 18 años participan en un programa capitaneado por Mercedes Álvarez y Arturo Redín donde se acercan al cine documental y adquieren nociones sobre programación cinematográfica para elegir una película que, en unos días, presentarán en el festival Punto de Vista 2022.

25.02.2022 | 18:43
Los participantes del taller Jóvenes Programadores x Punto de Vista, durante el visionado de unas de las películas.

Como si de su propio Tajonar se tratase, el festival Punto de Vista ha puesto en marcha una pequeña cantera de programadores de cine. Desde el pasado 3 de febrero y hasta el 10 de marzo, seis jóvenes de entre 16 y 18 años participan en esta iniciativa en la que adquieren nociones sobre programación cinematográfica y se acercan por primera vez al cine documental de la mano de los profesionales Mercedes Álvarez y Arturo Redín. Y tras los visionados de diferentes proyectos y su posterior debate, llegará el partido final: seleccionar una de las películas vistas y presentarla durante la edición del Punto de Vista 2022, que se celebrará en Pamplona del 14 al 19 de marzo.

Será el colofón de una experiencia que, aseguran, está siendo muy novedosa. "Nunca había visto una película de cine documental, no sabía que no tenían guion... Pero son interesantes por lo que expresan y por cómo lo expresan", reconoce Nerea Romero. Comparte desconocimiento –que se va traduciendo ahora, poco a poco, en conocimiento– con Iranzu Sola, David Undiano, Ainhoa Daj, Marco Antonio Atiencia e Ibon Soteras, el resto de participantes en Jóvenes Programadores x Punto de Vista, el proyecto impulsado por el propio festival y la asociación Al Bao A Qu, en colaboración con Fundación Caja Navarra.

El objetivo es que a través de seis sesiones que se están desarrollando en Civican, los participantes vean una serie de películas propuestas por el festival y dialoguen en torno a ellas, guiados por la cineasta y programadora Mercedes Álvarez; y el guionista y docente de cine Arturo Redín.

Muchos de los participantes son estudiantes de artes escénicas y explican que se apuntaron a la iniciativa por recomendación desde los centros donde estudian: "Como me gusta le cine y el teatro, me pareció una buena oportunidad para aprender más sobre el cine documental", explica David Guindiano, para quien "tiene su gracia" eso de ver las películas los primeros. Y es que a lo largo de estas sesiones, los participantes verán proyectos en cierta manera inéditos, ya que algunos de ellos ni se han proyectado en España. Y en opinión de su compañera Ainhoa, esto además les está dando "un nuevo punto de vista", ya que "nunca nos habíamos parado a ver documentales de este tipo".

Esta iniciativa, que contaba con inscripción gratuita, se enmarca dentro del proyecto europeo Moving Cinema, iniciado en 2014 y que busca crear vínculos entre los jóvenes y el cine: "Trabajamos en institutos con películas como Los cuatrocientos golpes o largometrajes de Rossellini y sorprende lo fácil que llegan a estos proyectos cuando se dan las condiciones para que los vean", explica Mercedes Álvarez, directora de cine y profesora en el Máster de Documental de Creació de la Pompeu Fabra de Barcelona. Una labor de educación y de acercar el cine a nuevas generaciones, ya que como reconoce Iranzu, una de las jóvenes participantes, permite "abrirnos a este mundo que no conocíamos, ya que por eso hemos venido aquí".


En las sesiones se decidirá qué película presentarán en el festival.


La importancia de programar

En el caso del programa impulsado junto al festival Punto de Vista, Álvarez remarca que además de mostrar una serie de películas y de cómo trabajan sus cineastas con las imágenes, también se enfatiza en la importancia de programar en un festival, ya que los seis participantes en el taller elegirán una de las películas que se verá en el Punto de Vista 2022: "Ellos van a decidir qué película de las que han visto necesita ser compartida y llegar a otras personas. Y una película sólo está viva cuando se ve, así que aquí tienen la oportunidad de que sigan vivas".

Y además de elegir la película se verá en Baluarte, sede principal del festival, también van a presentarla. Pero muchos de estos jóvenes programadores ya cuentan con tablas sobre el escenario por su experiencia en teatro así que, asegura David, "lo de hablar en público no suele dar mucha cosa". Será sólo una de sus citas con Punto de Vista –ese festival que según reconocen, ni conocían–, ya que el taller de Jóvenes Programadores incluye una acreditación para disfrutar de todas las actividades programadas en esta edición. Y así se forma cantera.
noticias de noticiasdenavarra