Pensando Navarra desde el cine documental

16.03.2022 | 19:39
De i a d, Blanca Camell Galí, Hugo Amoedo y Magdalena Orellana, realizadores invitados a la convocatoria de este año del Proyecto X Films.

Un año más, Punto de Vista ha invitado a através de su Proyecto X Films a tres realizadores emergentes a compartir sus ideas para trazar un esayo fílmico en Navarra. La propuesta que resulte elegida estrenará su trabajo en el festival de 2023.

Tres realizadores emergentes vuelven a proyectar este año sus propuestas, una de las cuales se materializará en película filmada en Navarra, en el marco de la convocatoria X Films del Festival Punto de Vista. Son Blanca Camell Galí, Hugo Amoedo y Magdalena Orellana. De los tres, uno será elegido y convertirá su propuesta en un ensayo fílmico realizado en Navarra entre esta edición y la próxima –con estreno en la edición de 2023 de Punto de Vista–.

Como parte del proceso, los tres cineastas invitados mostrarán este jueves, a las 17.00 en la Sala Corona de Baluarte, parte de sus trabajos anteriores; y el sábado por la mañana (10.30 horas) presentarán sus respectivas ideas sobre la película que realizarán si obtienen el premio. Punto de Vista puso en marcha en 2010 esta iniciativa que recupera el espíritu de la productora X Films, que el empresario Juan Huarte impulsó en 1963 con la idea de producir películas que "revistan un singular interés artístico o representen especiales valores".

Recuerdos de la selva de irati

Para Blanca Camell Galí (1990), es "una gran alegría y honor" haber sido seleccionada para esta convocatoria. "Hace años que sigo y admiro el cine que se defiende y proyecta en Punto de Vista. El proyecto de apoyo a cineastas X Films me parece muy importante y necesario. Tirar adelante una película es muy complicado y es gracias a este tipo de proyectos que los cineastas podemos continuar realizando películas", asegura esta directora formada entre Barcelona y Francia.

Para X Films 2022, Blanca Camell presentará un proyecto de ensayo documental donde reflexiona en torno a las ideas de memoria, imagen y recuerdos. "Partiendo de una anécdota, unas diapositivas olvidadas e inéditas de un viaje familiar a la Selva de Irati cuando yo era pre-adolescente, quiero indagar sobre la presencia de los recuerdos y la extrañeza de las fotografías familiares. En este ensayo también me pregunto cómo filmar a mi hijo de casi un año en un viaje a Navarra creando una afiliación con las diapositivas familiares encontradas", cuenta la cineasta.
Su propuesta se titula Renacuajos, "ya que –añade– tengo un recuerdo muy fuerte de mi hermano mayor matando renacuajos para hacer llorar a mi hermana pequeña en este viaje".

A esta realizadora, la Selva de Irati le "impresionó por su belleza pero también por el momento vital que atravesaba en el momento en el que lo descubrí. Yo era pre-adolescente, mi cuerpo se estaba transformando, mis pechos acababan de aparecer, y recuerdo que viví allí una mezcla de experiencia infantil, con la alegría de las excursiones en los preciosos bosques y baños en el río, y adolescente, con la incomodidad de estar con mis padres y la nueva experiencia de exponer mi cuerpo cambiado en bañador, con una mezcla de orgullo, vergüenza y enfado. El río donde nos bañamos con mi familia en la Selva de Irati me marcó por este motivo. Cada vez que voy a un bosque de hayas me acuerdo de ello", cuenta Camell, a quien le interesa el cine documental como lenguaje para "capturar los gestos y la manera de relacionarse de las personas entre ellas y con el espacio, y así crear emociones".


Conocer desde Google Maps

Magdalena Orellana (Buenos Aires, 1990), cineasta y diseñadora afincada en Madrid y formada entre Buenos Aires, Madrid y Donostia (en la Elías Querejeta Zine Eskola), acoge su participación en X Films "con mucha ilusión y entusiasmo, porque sigo siempre el festival como espectadora y ahora voy a vivirlo desde otro lado". La propuesta que presenta se titula Albur y consiste en "una mirada extranjera de Navarra".

"Soy de Buenos Aires y cuando me llegó esta invitación me puse a leer mucho sobre Navarra y lo primero que hice, lo más intuitivo, fue buscar a través de Google Maps lugares; entonces empecé a recorrer Navarra desde mi escritorio en Madrid, y mi iniciativa va a proponer recolectar distintas imágenes que usuarios de Google Maps aportan de enclaves de Navarra; como una manera de generar una comunidad de imágenes subjetiva frente a lo rígido del mapa, o a lo que pretende ser el Mapa de Google. Entonces mi proyecto va a intentar recolectar estas imágenes de usuarios y generar a partir de ellas distintas secuencias que recorran enclaves históricos de Navarra".

Entre ellos, un entorno de robles milenarios, de crómlech o "el puente romano de Burgui que está al lado de una piscina fluvial". "Me interesa recorrer estos lugares a través de imágenes de otros. Partiendo de mi posición, de que vengo de la lejanía, intentar conocer a través de una herramienta tan popular y a la vez superficial como Google Maps", cuenta la realizadora, que ve en el cine documental "un territorio interesante por lo híbrido, abierto y las diversas posibilidades que ofrece", y que está desarrollando ahora su primer largometraje, Hasta que el lugar se haga improbable, con el apoyo del Festival de San Sebastián, Elías Querejeta Zine Eskola, el festival Márgenes y Matadero Madrid.


Explorando Dos Hermanas

Hugo Amoedo lleva "unos años de retiro autoimpuesto", trabajando en su primer proyecto de largometraje, "fuera de las redes sociales y lejos de toda actividad que pueda conllevar cualquier tipo de presencia pública". Un día, de repente, Manuel Asín –director artístico de Punto de Vista– le llamó y le dijo que habían visto su trabajo Europa (2017) y que les gustaría que participase en X Films. "Me hizo mucha ilusión que diesen valor a esa película, y por otro lado me sentí como un chaval que lleva toda la semana encerrado estudiando y al que, un día, sus amigos vienen a timbrar a casa: "Oye Hugo, sal de casa ya, ¿no? ¡Vente a jugar al parque!".

Así cuenta el cineasta afincado en Bruselas cómo acogió la oportunidad de tomar parte en la convocatoria de este año de X Films, en la que presentará su propuesta Nudo distancia, que trata sobre paisaje, terreno y migración. "Yo mismo soy una persona emigrada, y quiero explorar la relación con el paisaje y el terreno que mantienen un expatriado francés que escala una pared en Dos Hermanas, un grupo de estudiantes de un instituto navarro agroforestal, un estudiante senegalés de ese centro que se pierde por un monte de Dos Hermanas, y un dron que parte a su búsqueda", cuenta Amoedo sobre este proyecto en el que le gustaría "experimentar de qué forma algunas técnicas cinematográficas pueden ayudar a explorar, a través de gestos y miradas, el juego de distancias y acercamientos que condicionan esa relación".

En sus cortos, este realizador ha trabajado la ficción, el documental y el diario filmado. Ha tratado temas como el amor, la soledad o la incertidumbre, y ha "intentado mezclar aspectos de lo íntimo y lo político, del drama y de la comedia". Ahora, dice, le interesa "el trabajo, la amistad y el paseo". Hugo Amoedo siempre está "empezando de nuevo" en el terreno del cine documental. "Cada vez que empiezo a hacer una película no sé cómo hacerla, y tengo que explorar una nueva forma de relacionarme con el cinematógrafo. Últimamente estoy fascinado con las miradas y con el plano contraplano, una de las técnicas primigenias del cine", detalla.

noticias de noticiasdenavarra