‘Instagramer’ y protagonista de ‘It moms: madre hay más que una’ en Cosmo

Irene Alonso: “Admito que educo de diferente manera a mis hijos e hijas”

09.02.2020 | 23:06
Irene Alonso, Raquel López, Carmen Osorio y Cristina Boscá, en un momento de la grabación de la serie.

pamplona - Con 39 años, Irene Alonso pisa fuerte la maternidad con decisión y ternura. Esta madre de 11 hijos ha demostrado que con esfuerzo y trabajo todo se consigue. Lucha para eliminar los prejuicios contra las familias numerosas y para que sus consejos recorran las redes sociales.

¿Qué cree que puede aportar que no haga ya en sus redes sociales?

-Es un regalo para la audiencia y para mis seguidores. Es una forma de que vean un poquito más de mi vida. Abro las puertas de mi casa para que vivan conmigo mi día a día.

¿Se ha sentido incomoda en algún momento del rodaje?

-En ninguno. Nos han hecho algunas sugerencias de por dónde podríamos ir, pero al final ha primado nuestra forma de hacer las cosas. Lo que se muestra es auténtico.

En sus redes sociales colabora con muchas marcas. ¿Es un requisito hacerlo?

-Sobre todo tiene que ser algún mensaje que encaje en mi perfil y con mis valores. Recomiendo lo que me gusta y me funciona. No me vendo. Es más, he rechazado contratos que tenía comprometidos porque luego he visto que no eran apropiados.

¿Educa diferente a sus hijos e hijas?

-He de decir que sí y, aunque sé que no está de moda, he tenido dos niñas y luego seis niños seguidos. Después llegó la pequeña Carmen. Tenía tantas ganas de tener otra niña que su habitación está repleta de puntillas, volantes y color rosa... ¡tiene la habitación más cursi del mundo! Es algo que me sale de forma natural.

Se define como una mujer que desmonta prejuicios ¿Qué opina de otras formas de familia?

-Cada uno elige lo que quiere. Siempre que haya amor y cariño es todo válido. Yo, por supuesto, apuesto por la mía.

¿Cuáles son los prejuicios más frecuentes sobre la familia numerosa?

-Que somos muy católicos y extremistas. En nuestro caso es cierto que somos creyentes, pero una familia normal. También que nuestra vida es caótica, que es difícil organizarnos, pero es cuestión de ponerse.