Viernes calientes en Cuatro

Cuatro ha decidido elevar la temperatura de su programación la noche de los viernes, con ‘Mónica y el sexo’. Conversaciones de alto voltaje con invitados, diferentes formas de practicas sexuales y mucho más.

10.02.2020 | 03:37
La cantante va a mostrar muchas caras diferentes y personales.

mónica Naranjo se meterá en los salones de los espectadores que conecten con Cuatro para hablarles de sexo y abrir una ventana a temas que, aún hoy en día, se comentan en secreto. Ella está dispuesta a borrar actitudes recatadas y propone una noche divertida, didáctica y atrevida. Se abre la puerta para que entre Mónica y el sexo. Evidentemente, por lo que se va a tratar se emitirá en el segundo prime time con alevosía y nocturnidad.

Es conocida por su prolífica carrera musical y por su participación en distintos programas de talento como jurado; pero nunca antes había mostrado su faceta más íntima y personal en un formato de televisión hablando sin tapujos de relaciones, sentimientos? y de sexo. Naranjo emprende un viaje vital a corazón abierto que la lleva a recorrer distintos países, como Japón, México o Brasil, así como lugares con especial significado para ella con el fin de descubrir diferentes maneras de vivir la sexualidad y también el mundo de los afectos con una mirada abierta y respetuosa.

invitados célebres En cada viaje cuenta con la compañía de un personaje famoso, como José Corbacho, Boris Izaguirre o Ana Milán, con quienes intercambia opiniones y al tiempo que conocen diferentes prácticas sexuales y entran en contacto con personas que viven el sexo de las maneras más variopintas. En su periplo, Mónica visita también a conocidos artistas internacionales, como la cantante y actriz brasileña Anitta o el actor mexicano Christian Chávez, con quienes mantiene charlas sobre sexualidad o empoderamiento.

Separación Tras su separación, Mónica decide emprender un proyecto con dos desconocidos para el público: la guionista Ana Joven y el realizador Miguel Bosch. Los tres comparten amistad y han vivido recientemente una ruptura que les hace plantearse qué supone acabar una relación larga y cómo afecta la separación a la sexualidad y al mundo de los afectos. La cantante reconoce que quiere volver a recuperar el deseo sexual y reconectar consigo misma. Para ello contacta con la sexóloga Eva Moreno, que seguirá de cerca todo su proceso y le propondrá varios talleres prácticos. Además, la protagonista reúne a sus amigos de siempre para confiarles su situación y charlar abiertamente. Las primeras en acudir a su llamada son Carmen Lomana y Ana Milán.

muy personal También iniciará un viaje vital que incluirá reflexiones, emociones contradictorias y también momentos divertidos a través de sus primeras experiencias con una app de citas y una sesión de tuppersex. Mónica Naranjo señala que después de 16 años de relación, se dispone a vivir una nueva etapa como soltera en la que desea recuperar la ilusión, vivir nuevas experiencias y redefinirse. Este programa debe ser una especie de terapia para ella.

"He dedicado la mitad de mi vida a dejarme la piel en los escenarios y la otra mitad a crear una familia y una vida que nunca he querido compartir con nadie", explica Mónica al principio de programa. "He sido todo y nada. Y por eso, hoy más que nunca, quiero ser yo: una mujer de más de 40, orgullosa de cada arruga, de cada década vivida y de cada camino recorrido. Quiero hablar sin tapujos, enfrentarme a mis miedos", señala rotunda la cantante.

También comenta que cuando se planteó hacer el programa entendió "que debía trabajar desde la honestidad" y añade que "ha sido un proceso bonito el darme cuenta de que había llegado un momento donde había que dejar ver a la gente quién es Mónica de verdad. Aquello que hay más allá de la artista".

Con esta declaración de intenciones, va a intentar entretener y que los espectadores encuentren placer en las experiencias y que va a mostrar desde culturas y costumbres diferentes.