El Helvetia suma y sigue

asobal | ander ugarte alcanza los 500 goles en liga en la victoria ante el alcobendas

09.02.2020 | 01:00
Ander Ugarte, que ayer superó los 500 goles en liga, en un lance del juego.

Helvetia Anaitasuna33

BM Alcobendas25

HELVETIA ANAITASUNA Bols (9 paradas), Gastón (3), Krsmancic (4), Goñi (1), Ugarte (2), Vaquer (2) y Nantes (10) -siete inicial- Salazar (1 parada), Bazán, Méndez (1), Etxeberria (1), Meoki (1), Pujol (1), Chocarro (7) y Aguirrezabalaga.

BM ALCOBENDAS Torres (7 paradas), López, Catalina (2), De la Rubia (2), Ortega (1), Gimeno (8) y Nieto (5) -siete inicial- Pelidija (2), José Alberto López (1), Velasco (2), Gutiérrez, Crespo (2), Patotsky (1 parada) y Darri.

Parciales 2-2, 4-3, 6-4, 8-6, 10-7, 13-10, 14-11 (descanso), 16-13, 18-14, 19-15, 22-18, 24-20, 27-22, 30-24 y 33-25.

Árbitros Jesús Escudero y Jorge Escudero. Sacaron tarjeta amarilla al local Meoki y a los visitantes López y Nieto. Además, expulsaron con roja directa al local Meoki.

Pabellón Anaitasuna. 500 espectadores. Una hora antes, el club presentó a los 450 jugadores que componen la cantera y los jugadores regalaron balones antes de empezar el choque.

pamplona - El Helvetia Anaitasuna consiguió una importante y trabajada victoria en la Catedral ante el colista, el Balonmano Antequera (33-25) en un partido especial para Ander Ugarte, que consiguió superar los 500 goles en la competición liguera. El partido, parejo hasta los últimos diez minutos, se decantó en favor de los pupilos de Iñaki Aniz gracias al acierto en ambas porterías, pues Patrick Bols realizó 9 paradas y Raúl Nantes fue, con 10 dianas, el máximo goleador del encuentro.

El Alcobendas, por su parte, no pudo repetir la victoria de la primera vuelta y se vio obligado a ir por detrás en el marcador desde el primer minuto de juego, a pesar de que figuras como Gimeno y Nieto se echaron el equipo a la espalda, al aportar, entre los dos, 13 de los 25 goles del cuadro dirigido por Manuel Carballo.

El Helvetia Anaitasuna impuso un ritmo alto desde el comienzo del choque, mientras que los madrileños optaron por un juego más combinativo y elaborado. Aun así, el marcador fue parejo y, en los primeros diez minutos del partido, Nantes cogió las riendas del equipo y Edu Salazar adivinó un lanzamiento de siete metros.

Poco a poco el Helvetia fue abriendo una pequeña brecha que osciló entre los tres y cuatro goles gracias, en parte, a las dos exclusiones que sufrió el cuadro madrileño y el danés Patrick Bols detuvo el último ataque del colista al término de la primera mitad (14-11).

Tras el paso por vestuarios, la tónica de la segunda mitad estuvo marcada por los goles al contragolpe de Carlos Chocarro y los errores en ataque del Acobendas. El partido siguió la línea marcada en la primera mitad, pero al cuadro madrileño le comenzaron a fallar las piernas y el mencionado extremo Carlos Chocarro supo aprovecharlo.

Con el partido controlado (24-18), Ander Ugarte, al que habían fijado los centrales con dureza durante más de media hora de juego, consiguió zafarse de ellos y anotó su gol 500 con una espectacular vaselina que superó al portero visitante, ante el deleite del público que ovacionó al irundarra, reconociéndole el hito.

Con el Alcobendas fundido, el Helvetia certificó la victoria antes de desplazarse hoy a Cuenca para enfrentarse mañana al Balonmano Ciudad Encantada, séptimo clasificado seis puntos por encima de los navarros, que lleva siete encuentros ligueros sin conocer la derrota.