“Nairo iba mal, pero no dijo nada”

Declaraciones | Valverde aseguró que Quintana no comentó su condición a sus compañeros

09.02.2020 | 20:41
Quintana, en la salida de la decimocuarta etapa.

Tourmalet - Los tres líderes del Movistar, que ayer vivieron una mala jornada con la debacle de Quintana en la subida al Tourmalet, dieron la cara tras cruzar la línea de meta. Alejandro Valverde, corredor de la escuadra telefónica mejor situado en la general, lamentó que el trabajo del equipo no diera el resultado previsto. "Nairo no estaba en condiciones y no dijo nada. Hemos llevado el mando de la carrera y lo hemos intentado, pero Nairo no estaba bien, cosa que no sabíamos porque no ha dicho nada".

"No sé qué ha pasado, preguntárselo a él ahora cuando venga", explicó en meta el campeón del mundo. Según Valverde, "a partir de ahora está claro que cambia la jefatura de filas en el Movistar" tras la pérdida de 3:23 minutos por parte de Quintana en meta. El murciano comentó que se dedicó a subir a su ritmo, y logró llegar a meta a 57 segundos del ganador, el francés Thibaut Pinot.

El propio Nairo Quintana aseguró que a partir de ahora trabajará para sus compañeros del Movistar Mikel Landa y Alejandro Valverde. "Está claro que no he tenido un buen día. Es posible que la caída (de hace unos días) tenga algo que ver. Ahora seguimos adelante con Mikel y Alejandro y hay que apoyarles", dijo el colombiano, que ahora es decimocuarto en la general a 7:19 de Alaphilippe.

Quintana reconoció que esperaba "un día bastante bueno" pero que "el cuerpo no ha respondido". El colombiano, que se descolgó del grupo de favoritos cuando tiraban del mismo sus compañeros del Movistar, aseguró que no quiso avisarles de que no iba bien para no perjudicar las opciones de Landa. "Mikel venía muy bien y no les podía parar", señaló el ciclista colombiano, que esperará a ver "cómo reacciona el cuerpo" en la etapa de hoy, también de alta montaña en los Pirineos y con final en alto.

El alavés Mikel Landa, que no quiso hacer referencia a la crisis de su compañero Nairo Quintana, aseguró que en la etapa del Tourmalet recuperó parte de las buenas sensaciones que había perdido tras la caída del pasado lunes, agradeció el apoyo de los aficionados, muchos de ellos llegados desde Euskadi, y afirmó que "queda Tour".

"Tenía muchas ganas de hacerlo bien hoy, pero a falta de 5 kilómetros me he quedado vacío y las buenas sensaciones que tenía en toda la etapa han desaparecido", dijo el ciclista del Movistar, que ahora esta a 6:14 del líder, el francés Julian Alaphilippe.

"Estoy más animado, la afición ha sido un subidón y todavía queda Tour (...). Hemos visto a ciclistas como Jakob Fuglsang o Geraint Thomas que parecían muy fuertes y hoy no lo han estado tanto. Va a haber etapas con bastantes diferencias", indicó. Landa no quiso desvelar cual será su táctica en los próximos días y aseguró que le gustaría "estar disputando etapas y quedar lo más cerca del podio" en una carrera que ve muy abierta.

"El hecho de que no esté Chris Froome nos ha dado expectativas muy altas al resto y vamos con miedo a perder. Hasta que no se suelte la carrera no se sabe qué puede pasar", dijo. Landa indicó que vio muy fuerte al líder, aunque señaló que "la teoría dice que los días irán pasando factura", argumentó. - Efe