El Barça, a octavos

empate suficiente | los culés se clasifican pero sin asegurar ser primeros

07.02.2020 | 16:54
Coutinho conduce el balón ante Sime Vrsaljko.

Inter1

Barcelona1

INTER Handanovic; Vrsaljko, De Vrij, Skriniar, Asamoah; Vecino, Brozovic (Martínez, min.85); Politano (Candreva, min.81), Nainggolan (Borja Valero, min.63), Perisic; e Icardi.

BARCELONA Ter Stegen; Sergi Roberto, Piqué, Lenglet, Jordi Alba; Busquets, Rakitic, Arthur (Arturo Vidal, min.74); Dembélé (Malcom, min.81), Suárez y Coutinho.

Goles 0-1, min. 83: Malcom. 1-1, min. 87: Icardi.

Árbitro Szymon Marciniak (Polonia). Amonestó a Brozovic (min.84), Perisic (min.88) en el Inter de Milán y a Rakitic (min.42) en el Barcelona.

Estadio Giuseppe Meazza. 73.500 espectadores.

MILÁN - El Barcelona empató en el Giuseppe Meazza y se queda a las puertas de sellar el liderato aunque sí logra el pase a los octavos de final con un gol del debutante Malcom que finalmente igualó Icardi para los interistas.

Faltó el acierto en el Barça en una gran primera parte de los azul granas, con incontables ocasiones de peligro despejadas por el muro que fue el guardameta esloveno Samir Handanovic. Un desatino en el remate que hizo que el Inter, con el gol de Icardi en el único remate de peligro entre palos, salvara ese punto.

Esta vez el Barça no pudo ganar sin su capitán Leo Messi, que finalmente no estuvo ni en el banquillo al no estar bien de su lesión en el brazo. Y eso que, con el gol de Malcom en el minuto 83, en el debut del brasileño en la Champions, parecía que el equipo de Ernesto Valverde seguiría con la racha triunfal sin el 10.

Icardi rescató ese empate en el minuto 87, haciéndose con un balón dentro del área tras un mal rechace de Sergio Busquets, girándose y marcando entre varias piernas. Gran premio para un Inter que en la segunda parte intentó estirar líneas pero que, en la primera parte, vio una gran lección de fútbol como víctima o espectador.

Sólo Handanovic, junto a un infortunio de Luis Suárez que intentó batir al meta de todas las maneras posibles -desde lejos, cerca, de chut potente y hasta de vaselina con el exterior del pie- evitaron que el Barça salga líder del Giuseppe Meazza, aunque ya esté clasificado pese al triunfo agónico del Tottenham ante el PSV Eindhoven. - Efe