Las defensas fueron mejores

IGUALDAD | Escasas ocasiones en el duelo en el José Zorrilla

08.02.2020 | 18:33

Valladolid0

Villarreal0

VALLADOLID Masip; Moyano (Antoñito, m.67), Kiko Olivas, Joaquín, Nacho; Keko (Borja, m.89), Alcaraz, Míchel, Hervías (Verde, m.81); Óscar Plano y Guardiola.

VILLARREAL Asenjo; Álvaro, Bonera (Costa, m.87), Funes Mori; Miguelón, Iborra, Fornals (Bacca, m.71), Cazorla, Pedraza; Toko Ekambi (Chukwueze, m.81), Gerard Moreno.

Árbitro Hernández Hernández (Comité Las Palmas). Mostró cartulina amarilla a Óscar Plano (m.8), Alcaraz (m.56), Hervías (m.65), del Real Valladolid, y a Funes Mori (m.30), Cazorla (m.42), del Villarreal.

Estadio José Zorrilla. 16.842 espectadores.

Valladolid - Valladolid y Villarreal empataron sin goles en un partido muy igualado, en el que ambos equipos buscaron el gol para aliviar sus delicadas situaciones -sobre todo, los visitantes-, pero también se mostraron sólidos en defensa, lo que impidió que se produjeran ocasiones claras, y las que se dieron fueron resueltas por los porteros.

El Valladolid salió dispuesto a sorprender al Villarreal en los primeros compases del partido, y tuvo un par de ocasiones para hacerlo, especialmente la del minuto 7, cuando Bonera impidió en la línea de gol que el buen lanzamiento de Nacho llegara al fondo de la red.

A los de Javier Calleja, a pesar de jugar con cinco jugadores en el centro del campo, les costaba alcanzar el área local. Resultaba curioso ver a Asenjo mostrando sus dudas y con cierto nerviosismo ante el asedio de los vallisoletanos, colgando balones de manera constante al área visitante al saber hallar los espacios y que, sin embargo, no fructificaban. Cierto es que el Villarreal sufría en la creación, pero la imagen que transmitía era que en cualquier momento podía despertar, y comenzó a hacerlo en los últimos minutos del primer tiempo.

En la reanudación, los visitantes impusieron más ritmo, y el Valladolid empezó a perder confianza y a dejar de tener las ideas claras, pasando el testigo de la iniciativa ofensiva al rival, aunque sin que el Villarreal lograra llegar con peligro manifiesto al área blanquivioleta.

En los últimos compases, Guardiola cayó dentro del área visitante, pero el VAR descartó que hubiera penalti. - Efe