El Izarra destituye a su entrenador

segunda b | rodrigo hernando no ha podido evitar que el equipo cayera a puestos de descenso

09.02.2020 | 00:06
Rodrigo Hernando, en su último partido con el Izarra.

estella - El Izarra destituyó ayer por la mañana a su entrenador, Rodrigo Hernando, a falta de diez jornadas para la conclusión del campeonato y con el equipo en puestos de descenso, a tres puntos de la salvación. Los de Estella llevan ya siete jornadas sin conocer la victoria, desde el 19 de enero ante el Arenas de Getxo, y poco a poco han ido perdiendo posiciones hasta meterse en la zona peligrosa justo en el momento decisivo de la temporada.

Esas siete jornadas sin ganar (la última perdió ante el Calahorra en el descuento, 0-1) y los malos resultados cosechados en Merkatondoa (2 victorias, 9 empates y 3 derrotas) han sido decisivos para que el club haya decidido buscar un revulsivo para este tramo final, tal y como confirmó ayer a este periódico el presidente de la entidad, Alfonso Canela. El Izarra juega este fin de semana un partido muy importante en Irun ante el Real Unión, rival directo, y después recibirá la visita del Bilbao Athletic.

El técnico se marcha "con la conciencia tranquila, porque hemos trabajado para conseguir el objetivo. Nos propusimos que el equipo fuera siempre competitivo y la pena es que esa imagen no ha ido acompañada de resultados. Además, varias derrotas, como el domingo, han llegado en el último minuto. Intuíamos que si no ganábamos al Calahorra podía pasar esto", señaló ayer el entrenador.

Rodrigo Hernando llegó en verano a Merkatondoa tras dirigir parte de la temporada pasada a la Peña Sport. Cogió al equipo de Tafalla desahuciado, con cero puntos tras diez jornadas, y estuvo a punto de salvarlo. En Estella empezó de forma extraordinaria, con tres victorias consecutivas a domicilio y dos empates en casa ante Racing y Mirandés. Sin embargo, en los últimos meses la dinámica de resultados ha ido empeorando, a pesar de hacer algunos buenos partidos. Hernando, natural de Burgos, tiene 37 años y está afincado en Azagra. Ha ejercido como entrenador en las categorías inferiores del Málaga y también tiene experiencia en los banquillos en Dubai, Mongolia o Portugal, donde fue segundo entrenador del Estoril de Primera.