Messi vuelve, Argentina se ilusiona

previa | la albiceleste, con el astro en sus filas, se mide a venezuela en el metropolitano (21.00 h)

09.02.2020 | 01:25
Messi, en un entrenamiento previo al encuentro de hoy.

LA PREVIA

Argentina Franco Armani; Renzo Saravia, Germán Pezzella, Walter Kannemann, Nicolás Tagliafico; Leandro Paredes, Giovani Lo Celso; Roberto Pereyra, Lionel Messi, Gonzalo 'Pity' Martínez; y Lautaro Martínez.

Venezuela Wilker Fariñez; Roberto Rosales, Mikel Villanueva, Nahuel Ferraresi, Alex González; Yangel Herrera, Tomás Rincón; Juanpi Añor, Yeferson Soteldo; Josef Martínez, Salomón Rondón.

Hora/tv 21.00h.

madrid - El regreso de Leo Messi a la Albiceleste, casi nueve meses después de la eliminación en el Mundial, marca el amistoso que, con el Wanda Metropolitano por testigo, disputan la nueva Argentina de Lionel Scaloni y una selección venezolana obligada a prepararse en el exterior por la crisis que sufre el país.

El segundo retorno del astro barcelonista -ya dejó la selección tras perder la final de la Copa América 2016- llega precedido de dos actuaciones soberbias, frente al Lyon en la Liga de Campeones y contra el Betis, y cinco goles de todas las facturas en una semana.

Messi, que en 2016 sí hizo explícita su renuncia -"se terminó para mí", dijo tras la final frente a Chile- optó por callar tras salir por la puerta de atrás del Mundial. Y Argentina ha pasado más de medio año interpretando su silencio.

Le toca ahora a Scaloni buscar la forma de que el 10 argentino se asemeje al del Barcelona, lo que no lograron sus ocho antecesores en el cargo.

Para ello, ha trabajado en Madrid durante esta semana con una lista amplia, en su origen de 31 jugadores y rebajada a 29 por las lesiones de Otamendi, que no llegó a viajar, y Ángel di María, lastimado este mismo miércoles. Scaloni aspira a acompañar a Messi de la mejor forma para volver a ilusionar a Argentina.

Para la Vinotinto, reanimada con la llegada de Dudamel, el reto es doble.

Los 25 convocados por el técnico se han enfrentado estos días en Madrid a dos únicas cuestiones; cómo frenar a Messi y cómo conviven en la distancia con la crisis que se vive en Venezuela. No es sólo dar una buena imagen frente al mejor del mundo, sino que los jugadores se exigen ofrecer una alegría a una afición que, dada la amplia comunidad venezolana en Madrid, les hará sentirse como locales. - Efe