Rapinoe, más que una estrella de eeuu

mundial femenino mejor jugadora del torneo, sigue con sus mensajes reivindicativos y de oposición a trump

09.02.2020 | 18:57
Megan Rapinoe, con todos los trofeos que ha ganado.

madrid - El Mundial de Francia consagró a Estados Unidos como la mejor selección de la historia del fútbol femenino, pero por encima de todo encumbró a Megan Rapinoe. La centrocampista, activista de los derechos sociales -igualdad de género, entre grupos étnicos, defensora de los derechos de la comunidad LGTBI, de los migrantes-, ha mantenido su polémica con Donald Trump, presidente de los Estados Unidos, y ella ha respondido muy por encima de lo que el máximo mandatario esperaba.

"Haz tu trabajo", espetó Trump hace unos días respondiendo a las palabras de la jugadora en la que se excluía de participar en una recepción en una recepción en la Casa Blanca.

Megan Rapinoe, líder de la selección de Estados Unidos, fue elegida la mejor jugadora de la final del Mundial ante Holanda (2-0), se llevó también la Bota de Oro y el reconocimiento a mejor futbolista de todo el torneo.

La jugadora del Seattle Reign fue la gran protagonista en la cuarta conquista mundialista del combinado de las barras y las estrellas. Contribuyó a la coronación con seis goles -uno de ellos en la final ante la selección de los Países Bajos-, y se llevó la Bota de Oro como máxima realizadora del certamen.

A sus 34 años, Megan Rapinoe no dudó en seguir aprovechando el protagonismo de la final del Mundial para continuar transmitiendo su activismo y, por eso, pidió que se aproveche el eco del campeonato para llevar a la mujer deportista "al siguiente nivel". Por eso, continuó, "hago un llamamiento a los patrocinadores, las televisiones, la FIFA y las federaciones".

"Todas las jugadoras en este Mundial han dado el mayor espectáculo. Ahora la conversación nos tiene que llevar al siguiente nivel. ¿Qué viene ahora? ¿Cómo van a apoyarnos? Las mujeres, en todo el mundo, queremos continuar adelante", expuso la mejor jugadora.

Rapinoe reconoció que la segunda conquista mundialista consecutiva no fue fácil, ya que se encontraron con "adversarios realmente duros" en su camino hacia el cuarto título de su historia.

"Fue muy difícil. Ha habido mucha presión. Lo que hemos conseguido es impresionante", apuntó la jugadora del Seattle Reign. - Efe