Tebas sigue sin desvelar qué jugador le avisó del amaño

juicio el presidente de la liga está convencido de que “habrá condenas” y asegura que le advirtieron sobre quiénes trasladaron el dinero

10.02.2020 | 02:58
Tebas, a la salida del juzgado en Valencia.

valencia - El presidente de la Liga, Javier Tebas, se mostró convencido de que el juicio por el posible amaño del partido Levante-Zaragoza de 2011 acabará con una condena y se descartará la nulidad que reclaman las defensas por una posible ruptura del secreto profesional por su parte. "Pienso que sí (habrá condena). Son temas de muchas prueba indirecta, de documentos y de hechos. Para algo sería el dinero que se sacó en efectivo, ¿no?", se preguntó en declaraciones a los medios tras prestar declaración. "La verdad real ya me la sé y ahora falta que, con las garantías pertinentes para todos los acusados, la real se convierta en la verdad jurídica", apuntó.

Tebas consideró "interesante" la estrategia de las defensas, pero dijo que cree que no va a ningún sitio la petición de nulidad. "La pregunta es si es verdad o no es verdad lo que yo cuento", remarcó. En su declaración como testigo, además de negarse a identificar al jugador del Zaragoza que le había revelado datos de la supuesta compra, recordó que Augusto César Lendoiro, presidente entonces del Deportivo de La Coruña, le avisó antes del choque del arreglo y dijo que él avisó al del Levante, Quico Catalán.

También señaló que meses después de lo ocurrido, ese jugador le confirmó la operación, le dio detalles como que "el doctor Villanueva, Carlos Paredes y Antonio Prieto" fueron los representantes del Zaragoza que trasladaron el dinero a Valencia y que el exlevantista Sergio Ballesteros habría sido el encargado de repartirlo. Igualmente, le indicó que en el club se confeccionaron unas nóminas para justificar los movimientos de dinero y que en la pretemporada siguiente hubo una situación de tensión en el vestuario del Zaragoza tras enterarse los jugadores de que el futbolista Gabi Fernández había firmado un recibí por una supuesta prima que no habrían cobrado, algo que se comentó delante de toda la plantilla. Del mismo modo, confirmó que Fernando Roig Negueroles, consejero delegado del Villarreal, le dijo un año después del partido que Javi Venta, entonces en su equipo pero antes en el Levante, le había confesado haberse llevado 35.000 euros por ese amaño.

Tras él también ha testificado el presidente del Levante, Quico Catalán, quien afirmó que no recordaba que Tebas, entonces vicepresidente de la Liga, le advirtiese del posible amaño. Por su parte Pedro Herrera, en aquel momento director deportivo del Zaragoza y padre del jugador Ander Herrera (uno de los 42 acusados), explicó que negociar las primas con la plantilla nunca había entrado entre sus competencias en el equipo aragonés. Finalmente Herrera desarrolló que su función no era la de negociar las primas y que no lo hizo ni con Agapito Iglesias ni con otros presidentes, al tiempo que ha negado haber hablado con su hijo Ander de estos temas. Pese a ello ha admitido que cuando empezó la causa, Ander le dijo que le ingresaron una trasferencia por error, que no le dio mucha importancia: "Me dijo que se lo devolvió a Agapito".

Hasta el lunes habían declarado los 42 acusados en juicio, 41 de los cuales son futbolistas de ambos equipos en aquel momento, además del Zaragoza como club.- Efe