Álex Remiro / Portero navarro de la Real

Álex Remiro: "Si ellos son especiales, ¿qué somos nosotros?"

18.03.2020 | 10:35

A Remiro no le gusta el 'tema Athletic' ni que le pregunten mucho sobre ello. El día previsto para la final, el meta no acepta el cartel de favorito y admite que no puede haber algo más especial que jugarse un título en un derbi

Donostia. Minuto y resultado de su confinamiento.

Se está haciendo un poco largo. Cuando empezó esto decidí marcarme unas rutinas y trato de organizarme el día para estar entretenido y más o menos lo voy llevando. Estoy acostumbrado a vivir solo. Ahora no tengo aquí ni mis perros ni a mi hermana, que está estudiando un máster.

¿Se machaca mucho en casa?

Estamos entrenando una sesión fuerte y a veces dos, y está bastante bien para quitar horas, mantener la forma y ganar en fuerza, movilidad? Aprovechar para esto.

¿Le ha tocado de cerca algún caso? Deprime hasta ver el telediario...

Antes me levantaba y lo ponía, pero ahora menos porque todo eran noticias malas? No me ha tocado cerca en Donostia. En el pueblo algún conocido, pero familiares no. En Cascante la cosa está bien. Ahora mejor, al principio un poco de caos, como en todos los lados, pero ahora ya creo que bien.

19.000 muertos. Es como la entrada de un Sadar a rebosar...

Está bien compararlo con cosas con las que estamos acostumbrados, en este caso nosotros al fútbol y mira, el Sadar entero de personas fallecidas es una situación dramática. No se le dio en su momento la importancia que había que darle y es lo que está pasando.

Parece frívolo hablar de fútbol, pero hoy era el gran día de la final.

No duele, lo que pasa es que en el momento en el que entramos en confinamiento estaba claro que no íbamos a poder jugar este sábado y se iba a aplazar hasta a saber cuándo. Era una fecha que estaba marcada en el calendario, aunque a raíz de que esto pasara se dejó al margen.

El partido de sus vidas, como el lema del Becerril...

Era el partido más importante en ese momento, así que era normal que estuviéramos todos mirando por el rabillo del ojo a ver cuándo iba a llegar y lo que podía pasar.

El camino ha sido largo pero inmaculado. Por cierto, ¿qué paso en Miranda al final, antes de la celebración?

No fue cosa mía, fue un jugador de ellos que vino directamente a por mí. No sé, no tenía ningún sentido. Supongo que un tema de nervios, o de frustración.

La Real llegaba como un tiro y partía como clara favorita.

Eso habría sido un auténtico error. Máximo respeto a todos los rivales y en una final mucho más. Creo que nos estaríamos equivocando mucho. Además, este equipo no ha salido a ningún partido pensando que era superior. Ni en Becerril, ni en Ceuta, que son los de menos nivel que hemos tenido a priori, el equipo siempre ha salido con el respeto del trabajo realizado y haciendo lo que nosotros sabemos hacer. Yo no me veía favorito. Esperaba un partido que iba a estar disputado, de igual a igual, y en el que iban a pasar muchas cosas.

No me negará que eran el conjunto más en forma de la Liga cuando se suspendió...

No sabemos qué habría pasado. Si lo comparas en la Liga, por números, por juego o por resultados igual sí te compro lo de que estábamos mejor, pero cada partido es diferente y es una final más.

En una cita tan importante, ¿visualizaba en su mente la final?

Sí. Está bien visualizar. Mentalizarse de los objetivos que quiere cada uno es una parte del trabajo más, intentar controlar las emociones y focalizarte lo máximo posible en lo que toca en cada momento. Es lo que intento hacer para cada partido. Con la final en el momento que llegamos más de lo mismo: lo tenía en mente todas las semanas, todos los entrenos e incluso en algún partido, pero en el momento que pasó esto, lo dejé de lado.

Nos han dejado sin la gran juerga y ansiosos por que se juegue cuanto antes...

Sí, pero ya pensar que te ibas a pegar la fiesta? Todo lo que significaba tenía bastante buena pinta, cuando la juguemos seguro que estaremos a la altura.

Le dicen el pasado verano que va a jugar una final de Copa contra el Athletic y no se lo cree.

Es un partido especial más, otro derbi con el que no contabas a principio de año, y más siendo una final. No puede ser más especial. Tiene todos los alicientes para serlo.

Se habla de los jugadores clave y los dos porteros, cada uno con su estilo, tienen mucho peso.

Aunque somos diferentes, está claro que Unai (Simón) este año y el pasado, siempre que ha jugado lo ha hecho a un grandísimo nivel. Habría sido una pieza determinante, sin duda. Él siempre que juega marca la diferencia porque defiende muy bien y cuando tiene que aparecer lo hace siempre y habría sido uno de los jugadores importantes seguro. Tenemos una buena relación.

También sus excompañeros, como se vio en el derbi de Anoeta. ¿Ya han comenzado los vaciles o los piques con el típico 'Os vamos a machacar'?

Con algunos sí (risas). Alguna broma cae, pero yo les digo lo mismo...

Bonito ese cariño, pero parte de su exafición le va a esperar en pie de guerra.

Ni lo tengo visualizado ni me importa. Para mí es algo absolutamente intrascendente en mi vida. Juegas un partido contra cualquier otro equipo y la afición rival también te va a pitar y te va a decir de todo. Para mí eso es pasado, máximo respeto y ya está. Somos profesionales y es una parte más del juego, de la presión... Es un aliciente más.

¿Hubiese preferido otro rival?

Me da igual. Solo pienso en nosotros.

Cuando marcó Williams contra el Barcelona dos horas antes después del partido del Bernabéu, ¿qué pensó? ¿Bueno o malo?

No pensé nada. Nos cayeron ellos y a preparar el partido. Eso es lo que pensé.

¿Cómo es posible que hayan llegado a la final? ¡Parecen inmortales! ¿Qué tienen de especial?

Si ellos tienen algo especial, imagínate nosotros.

Para el que pierda, la derrota va a ser dura...

Sí. Es un derbi en una final. Obviamente que al que salga perdedor le va a pesar perder una final en el derbi. Es normal.

¿Teme que ya nada sea igual?

Yo creo que va a costar bastante volver a la normalidad. Esto es una cosa muy seria. Hay gente que está hablando de decisiones que son de echarte a la piscina. Lo primero que tiene que ser con público, desde luego, y no puedes ponerlo con cierta temperatura y? en fin. Las prioridades son las prioridades y ahora mismo la final de Copa no es una de ellas.

¿Si es un 5 agosto en Sevilla le veo en manga corta y gorra?

Jugaría con gorra, la verdad, no me importaría.

Es que por no poder, no se pueden hacer ni los bailes de la celebración de espaldas...

Es que se tiene que jugar con gente y si se juega con gente, las condiciones tienen que ser aptas para que se puedan hacer esos bailes y esos cánticos. Está todo el mundo apelotonado, no solo nuestra afición, las demás también en todos los partidos. En fin...

¿Alguna previsión de fecha o apuesta particular?

Pues no lo sé. Cuando nos dicen que igual ponen aquí, que igual ponen allá, me voy organizando, pero es que hasta que no sea sano para todos volver a entrenar, volver a la vida normal? Porque cambia todo, no es volver a la normalidad como antes, es un jaleo. No he pensado una fecha, en función de que nos van diciendo lo intentamos preparar semana tras semana. Un poco a expensas todos del Gobierno, de las autoridades sanitarias, y veremos.

Hay muchas opciones de que se juegue en fechas de la temporada que viene...

A ver... Esto requiere un tiempo para que vuelva a la normalidad, y, al igual que es importante la salud de los aficionados, la de los jugadores también. No nos podemos precipitar en adelantar acontecimientos cuando no nos garantizan que vayamos a estar seguros. Que sea todo con cordura y asegurándonos el bienestar, y lo haremos encantados.

¿Les da vértigo recuperar ese nivel que tenían?

Vértigo daba cuando estábamos arriba, ahora que estamos todos igual sin hacer nada, más que coger fuerza y hacer todo el cardio que podemos, estamos todos deseando estar arriba otra vez.

La Copa es un gran objetivo, pero entrar en la Champions también.

Sí, nos pone todo lo que sea bueno para el club y para nosotros. Cuanto más arriba quedemos, mejor, y eso lo haremos pensando en cada partido.

Si no se disputa, la Federación propone que jueguen la Champions con Barça, Real Madrid y Sevilla.

Lo he visto. No sé si realmente al final se aplicará, pero si los que mandan han decidido que tiene que ser así, lo asumiremos y ya está.

Que nos quiten lo bailado dicen muchos. Ustedes tienen claro que lo mejor está por llegar.

Claro. Estamos ante una oportunidad única y queremos aprovecharla, obviamente que sí.

Muchos le responsabilizan de la gran mejora defensiva.

Sí, pero somos los mismos jugadores que estábamos cuando no defendíamos tan bien como decían. Al final, es un poco todo, los de arriba nos ayudan mucho en el balón parado, se implican? No es solo cosa de la defensa, sino del equipo.

Está calando en la afición. Muchos se atreven a incluirle en clasificaciones de los mejores porteros de la historia realista.

Si la gente está contenta, para mí es un halago, pero yo soy bastante tranquilo, tengo los pies en el suelo, trabajo y a seguir. Estoy contento de que la gente piense eso y quiero seguir para devolverles las opiniones buenas y la confianza.

Le han dado las llaves de la portería. Confianza máxima del club, técnicos, compañeros y afición.

No sé qué decirte, la verdad. Con el míster en concreto, aún cuando no me ponía él me transmitía que confiaba en mí y que no jugaba por mi bien y por ganar ese puntillo de picardía que necesitaba en los entrenamientos. Ese punto de más. Me metió en el momento justo y salió bien. Luego, con los compañeros, estamos todos entrenando a un ritmo muy bueno, a muy buen nivel y por eso el equipo estaba tan bien.

La crítica también le cuida bien...

Sí, sí, me cuidan bien, pero es que esto es fútbol. Luego cuando vaya mal, ¿qué? Somos los mismos cuando perdemos que cuando ganamos y lo importante es la confianza que tiene uno en sí mismo. Creo que estaba en un buen momento.

¿Siente que ha mejorado mucho en la Real?

Sí. No había jugado más que 20 partidos en Segunda y cuando fui a Huesca mejoré muchísimo. La categoría te exige muchísimo más, pero yo entrenaba para mi día a día y ser mejor portero y cuando me ha llegado la oportunidad, pues a aprovecharla y así fue. Yo veía que estaba yendo a más, estaba teniendo mejores sensaciones, un poco todo en general... Me atrevía a salir más, a jugármela un poco más, iba cogiendo peso en el equipo y me encontraba a gusto. La gente que me conoce creo que lo veía y que se me notaba.

Todavía no han renovado Moyá ni Llopis, como era su deseo.

Eso no es cosa mía, pero, obviamente, por mí que se queden los dos durante mucho tiempo. Todo el que ellos quisieran. Son dos pedazos de profesionales y no sé quién de los dos es más grande. Esto nos ha pillado de manera que nos ha partido a todos las ideas y si tenían que tomar una decisión la habrán dejado, tanto para bien como para mal, a un lado porque lo importante es lo importante. Yo no soy el que toma las decisiones, pero estaría muy contento de que siguieran conmigo y con nosotros.

Para la Eurocopa 2021 se avecina pelea por el puesto de tercer meta? ¿Lo tiene en mente?

Le doy la máxima importancia y respeto, pero para nada pienso que vaya a ser yo el que vaya a ir o el que se merezca ir, en absoluto. Después de lo que he vivido solo pienso en mi club, en las sensaciones que tengo en mi vida, en mis entrenos, en lo que me rodea y para mí eso es lo importante. Luego, todo lo bueno que venga bienvenido sea. Eso es lo que pienso.

Le doy un papel en blanco y qué firma para el cierre de este curso...

Que se recupere la situación, que ganemos la Copa, que entremos en la Champions y que el equipo siga creciendo como lo estaba haciendo. Que haya las menos muertes posibles porque estamos viviendo una situación a la que hay que darle mucha importancia, que es un momento único en la historia. Este es mi papel.