La charla

Bienvenido a la cuadrilla

25.06.2021 | 00:31

Avanzada ya la Eurocopa y, de momento, se llevan la palma los franceses. No se piensen que hablo de Benzema, de Mbappé o de Griezmann, hablo de 6 muchachos que también se han famado gracias al fútbol y sin meter un gol. El sábado pasado esta cuadrilla cogía un vuelo para ir a ver a su selección a la capital de Hungría y, en pocas horas, allí estaban tomando cervezas, o eso se pensaban ellos. Parece ser que por la tercera o cuarta cerveza uno se dio cuenta que la afición contraria, que también andaba por los garitos a gusto, no tenían pinta de ser húngaros, sino más bien ucranianos. Incluso por otra calle aparecían otros animando a Austria como si no hubiera un mañana, y allí los únicos franceses eran ellos.

Se lo juro que no paro de imaginarme la cara de desconcierto de aquella cuadrilla y qué se pasaría por su melón en esos instantes. Allí no había ni húngaros ni franceses ni partido ni nada, allí había mucha gente y el fútbol pasó a segundo plano. Minutos más tarde, se dieron cuenta que su queridísima Francia jugaba en Bucarest y ellos estaban en Budapest. Me imagino que los 5 miraron a uno, lógicamente al que compró los billetes, y las risas fueron históricas. Un rato las manos a la cabeza y enseguida otra cerveza... ya que estamos aquí.

Risas a parte, la elección equivocada de no ir a Hungría vista unos días después quizá hasta fuera un acierto. El mandamás húngaro Viktor Orbán y su grupo político no dejan de poner leyes contra los derechos al colectivo LGTBI, y así avanzar resulta complicado.

Este miércoles se jugó en Múnich un Alemania- Hungría y los alemanes quisieron iluminar su estadio con la bandera arcoíris en señal de protesta por las imposiciones húngaras. La UEFA, que entiende más de dinero que de libertades, dijo que nanai de la China y que nada de lucecitas. El Allianz Arena cumplió la orden y no se iluminó. Pero que sepan que todos los demás estadios alemanes ese día pusieron esa bandera en sus paredes porque para ciertas cosas no hay leyes que valgan. Por si no se ha dado cuenta, yo también he liado Bucarest con Budapest... Bienvenido a la cuadrilla.El autor es técnico deportivo superior

noticias de noticiasdenavarra