PRIMERA DIVISIÓN

Méndez tumba al Rayo

triunfo un doblete del gallego sentenció el partido para un celta que se acerca a puestos europeos

06.02.2022 | 02:24
Jugadores del Celta. Foto: Efe

Celta2

Rayo Vallecano0

CELTA Dituro, Mallo, Aidoo, Carlos, Galán, Beltrán (Solari, min.87), Méndez, Suárez (Araujo, min.90), Cervi (Nolito, min.87); Aspas (Galhardo, min.87) y Mina (Tapia, min.82).

RAYO VALLECANO Dimitrievski, Balliú, Saveljilch (Guardiola, min.82), Catena, Rodrigues, Pathé Ciss (Isi, min.65), Comesaña, Álvaro, López (Trejo, min.13), Sylla (Valentín, min.65) y Nteka (Falcao, min.65).

Goles 1-0, m.12: Brais Méndez. 2-0, m.80: Brais Méndez.

Árbitro Munuera Montero (comité andaluz). Amonestó a por parte del Celta, y a Óscar Trejo (min.33), Pathé Ciss (min.37) por parte del Rayo.

Estadio Balaídos ante 12.546 espectadores.

Un doblete de Brais Méndez alimenta el sueño europeo del Celta de Vigo, que encadenó su tercera victoria consecutiva en Balaídos ante un Rayo Vallecano (2-0) que acusó sus numerosas rotaciones, a cuatro días de disputar una histórica semifinal de Copa del Rey ante el Betis.

El Celta imprimió de inicio mucho ritmo a su juego. Volcó su juego hacia las bandas para explotar la profundidad de sus laterales, y por ahí generó su mayor peligro, sobre todo con Javi Galán por la izquierda.

Un centro suyo a los once minutos creó problemas a Stole Dimitrievski, y del mal despeje del portero macedonio se benefició Brais Méndez para adelantar a los suyos. La mente de los rayistas parecía estar en la semifinal copera ante el Betis.

El choque se igualó. El Celta perdió frescura en la zona de creación, y Aspas entró mucho menos en juego. Coudet tampoco refrescó su once. El argentino veía a su equipo cómodo en defensa, pese a que Álvaro lo intentó de nuevo con un disparo desde la frontal.

El lateral Javi Galán seguía siendo la principal amenaza celeste con sus carreras por la izquierda. En un minuto, entre el 62 y el 63, Santi Mina y Carlos Domínguez rozaron la sentencia. El disparo del primero se fue a córner tras despejarlo Dimitrievski; el cabezazo del segundo se fue rozando el larguero.

Iraola ya no aguantó más. Metió dinamita en el césped con Falcao, Isi y Óscar Valentín. Y en apenas cuatro minutos el delantero colombiano asustó al Celta con un potente disparo cruzado.

El Rayo ya era más reconocible, tenía mucho más el balón. Metió al Celta en su campo. Pero una genialidad de Brais Méndez, al rematar con el tacón un córner, acabó con el sufrimiento de la afición gallega a falta de ocho minutos.

noticias de noticiasdenavarra