Maitane Melero Atleta del grupompleo pamplona atlético

“Me ha costado mucho arrancar esta temporada, pero creo que llego a Londres en un buen momento”

Maitane Melero disputa este sábado con la selección española la Copa de Europa de 10.000 metros, una de las citas más importantes del año para la navarra

09.02.2020 | 18:24
Maitane Melero, atleta navarra.

Maitane Melero disputa este sábado con la selección española la Copa de Europa de 10.000 metros.

pamplona - Maitane Melero se clasificó el pasado mes de abril en el Campeonato de España para disputar la Copa de Europa, que se celebra este sábado en la mítica pista de Parliament Hill (Londres). La navarra, de 35 años, se mostró emocionada e ilusionada por repetir internacionalidad, ya que el año pasado debutó en esta competición, donde el conjunto español rozó el podio y obtuvo la cuarta posición.

¿Cuáles son sus intenciones de cara a la Copa de Europa?

-Disfrutar de la experiencia y de volver a vivir una Copa de Europa. También la internacionalidad, que siempre hace ilusión. A nivel deportivo, mi intención es mejorar mi marca personal y repetir o mejorar esa cuarta posición de equipo del año pasado.

¿Qué supone para usted participar en esta competición de atletismo? -A nivel deportivo esta es una de las grandes citas del año y todo lo que sea competir al máximo nivel, para mí es una gran ilusión. Además, de alguna manera, llegar hasta aquí era uno de los objetivos que habíamos planificado este año. Sin embargo, no basta solo con planificarlo, sino que también hay que plasmarlo.

A diferencia del año pasado, ¿cómo diría que se encuentra a nivel físico y psicológico?

-A nivel físico estoy muy parecido. Este año me costó mucho arrancar la temporada, pero era normal, porque la temporada pasada fue muy dura. Ahora, los meses de marzo y abril me he encontrado muy bien. Vengo de hacer un buen 5.000 y la planificación que hace mi entrenador es muy buena. Espero llegar en un buen momento, ahora sólo falta que salga la carrera. A nivel psicológico, el año pasado tenía bastante presión en esta competición porque en la carrera anterior, que fue el Campeonato de España, me quedé a un segundo de la mínima para el Campeonato de Europa (que este año no hay) y acudí a Londres con mucha presión por bajar ese segundo.

¿Doha se plantea como posibilidad?

-En el 10.000 desde luego no, porque la mínima es casi inalcanzable. Piden 31.50 y ni siquiera Trihas Gebre, que es nuestra punta de lanza, la tiene. Está en 31.54. De todas formas, si intentara luchar por Doha sería con el 5.000, no con el 10.000.

En cuanto a sus compañeras, ¿cómo las ve?

-Está como muy destacada Trihas Gebre, que es superior a nosotras. El resto creo que somos unas atletas que tenemos posibilidades para hacer un buen resultado a nivel de equipo. Estamos bastante parecidas en marcas, sobre todo Nuria y yo. No obstante, ahora ha cambiado el sistema de clasificación por equipos y puntúan tres cuando antes eran cuatro. A nosotras, que somos un equipo bastante homogéneo, nos venía mejor que contara el resultado de cuatro en vez de tres. Ahora, al puntuar sólo tres atletas hay países más pequeños que tienen deportistas muy buenas que se pueden meter delante.

¿Cómo se consigue todo esto? ¿Cuáles cree que son las claves? -Esfuerzo, mucha constancia y, sobre todo, seguir todos los valores que caracteriza este deporte como la ambición, la lucha, la perseverancia, la cabezonería o la organización.

¿Qué se le pasó por la cabeza cuando le anunciaron la convocatoria?

-Este año tenía más presión en el Campeonato de España de 10.000 porque sabía que los cuatro billetes a Londres se iban a jugar ahí. Nos mandaron previamente una circular anunciando que a la Copa irían como mucho seis chicas, pero cuatro dependían de los puestos del Campeonato de España siempre y cuando se hiciese una marca que habían establecido como mínima. Como quedé segunda y la marca fue bastante buena me quedé más o menos tranquila, porque mucho se habrían tenido que torcer las cosas para que no me seleccionaran. Ahí me quité el nervio. Cuando me mandaron un correo anunciando que me habían seleccionado, ya estaba más o menos mentalizada.

¿Lleva alguna estrategia a Londres?

-Me gusta siempre correr de menos a más. Es como mejor se me da porque en las carreras no me gusta pasarme de ritmo al principio e ir en progresión. Me gustaría repetir esa estrategia, pero también acertar y buscar un grupo que vaya a un ritmo un poco más rápido que cuando corrí en el Campeonato de España para mejorar la marca. Lo importante es elegir bien el grupo y ver si puedo leer bien la carrera y no equivocarme.

Hay que reconocer que no va a competir en una pista cualquiera. La de Parliament Hill es una pista muy peculiar.

-Es una pista súper especial porque no se trata de un estadio. Está metida en un parque público y la entrada es gratuita, por lo que todo el mundo puede ir. La gente ve el atletismo a pie de calle. Es más, la gente está metida dentro de la pista. Ponen una especie de carpas en la línea de meta y en la contrameta y el público anima desde la calle cuatro. Hay gente comiendo, bebiendo, incluso hay un showman animando la carrera. Son 25 vueltas las que damos a la pista, pero se te pasan volando por eso.

Un momento con el que se quede de esta temporada.

-Con el Campeonato de España, donde conseguí la plata. Fue muy bonito porque estaban mi entrenador y mi familia. Era una competición en la que yo tenía mucha presión porque sabía que estaba todo en juego, ya que era una de las citas más importantes de la temporada. Aunque no me suelo poner muy nerviosa en las competiciones, ahí tuve cierto nerviosismo porque llegaba bien, sabía que habíamos trabajado mucho para que de esa carrera saliera un buen resultado y al llegar a meta y ver que había quedado segunda y que la marca era buena me quité un peso de encima. Me alegré montón.

Ha supuesto mucho sacrificio llegar hasta aquí, hasta donde está? -Sí, llegar hasta aquí requiere mucho esfuerzo. En mi día a día tengo muchas más cosas que compaginar con mis entrenamientos.

Cualquiera diría que para usted esto es sólo afición.

-Es una afición, sí, pero cada año que pasa me doy cuenta de que compito con gente que realmente se dedica a esto de manera profesional y yo nunca he podido hacerlo. En ciertos momentos he pensado que esto es una ventaja porque no he sentido la presión de obtener resultados como pueden tener otros atletas profesionales. Al final, yo al que tengo que rendirle cuentas es a mi jefe en el trabajo, pero es cierto que cada vez quiero superarme más.

"Esta es una de las grandes citas del año y todo lo que sea competir al máximo nivel es una gran ilusión"

"Vengo de hacer un buen 5.000 y la planificación de mi entrenador y los médicos es muy buena"

"Creo que a Londres vamos un grupo con el que podemos hacer un buen resultado a nivel de equipo"

"Para mí esto es afición, pero es cierto que cada vez quiero superarme más y más"