Ni Nadal, ni Bautista

tenis | roger federer y novak djokovic jugarán mañana la final de wimbledon después de haber sufrido para imponerse en sus partidos

09.02.2020 | 19:38
Nadal, con gesto de disgusto ante Federer.

londres - El suizo Roger Federer se vengó de la derrota que Rafael Nadal le infligió hace casi seis semanas en las semifinales de Roland Garros y le venció por 7-6 (3), 1-6, 6-3 y 6-4 para lograr la tercera victoria sobre el balear en Wimbledon, donde disputará la final mañana (13.00 horas) contra el serbio Novak Djokovic, defensor del título y número 1 del mundo.

Federer utilizó su habilidad en hierba para superarle en tres horas y dos minutos en el All England, once años después de la gran final que ambos protagonizaron en el 2008, cuando Rafa se hizo con el primero de sus dos títulos (2010).

En una jornada que podría haber sido histórica para el tenis español, con dos de sus representantes en las semifinales por primera vez en la historia del torneo, Djokovic que antes había derrotado a Roberto Bautista, por 6-2, 4-6, 6-3 y 6-2, en dos horas y 49 minutos, y luego Federer, se encargaron de anular lo que podría haber sido un hito.

Djokovic había salvado una delicada situación en el séptimo juego del tercer set (3-3 y 15-40), ante Bautista, pero terminó imponiendo luego su ley y su mayor experiencia en estas rondas. Para el serbio será su sexta final en el All England Club y la 25ª del Grand Slam. Para Federer, la duodécima en este torneo, y la 31ª en un major.

Será el 48º duelo entre ambos, el segundo que más veces se ha dado en la historia del tenis, con 25-22 para Djokovic. Mientras Djokovic persigue su quinto título en Wimbledon, Federer quiere el noveno.

Once años después del considerado mejor partido de la historia del tenis, Nadal y Federer, los dos mismos rivales volvían a enfrentarse aunque en una ronda anterior a aquella gran final.

El primer set se definió por detalles. Nadal salvó el único punto de rotura, cuando el suizo iba por delante 4-3 y el desempate se abrió como puerta para definir el primer parcial. Allí, Rafa, que había mantenido el suyo blindado hasta entonces, lo perdió cuatro veces, y Federer aprovechó la primera oportunidad para llevarlo a su marcador tras 53 minutos.

El partido podría haberse complicado, pero el de Manacor salvó esa peligrosa situación, y a renglón seguido, después de casi 68 minutos de partido, logró las primeras oportunidades para romper el hasta ese momento inaccesible servicio del de Basilea. Confirmado el robo, Nadal se fue fácil después hasta el 4-1, y más animado y controlando el saque de Roger, lo volvió a robar (5-1) para cerrar el parcial con el suyo en 36 minutos.

Federer comía barritas energéticas, cuando parecía que el desgaste del partido podría ir en su contra. Pero el diez veces campeón en Halle tenía fuerzas suficientes para que en el cuarto juego de tercer parcial se hiciera por primera vez con el servicio de Nadal y pusiera el 3-1. Luego deshacía cinco ocasiones de Rafa, y cerraba la manga con su saque en 38 minutos.

Un nuevo despiste de Nadal, esta vez en el tercer juego del cuarto parcial, colocó a Federer con ventaja de 2-1, pero el duelo alcanzó su mayor éxtasis en los dos últimos juegos, cuando Nadal salvó dos bolas de partido con su servicio en el noveno, y luego otras dos más con el de Federer, en el siguiente.

El suizo, que comenzaba a dudar y que golpeó con el marco un fácil remate, con la pista toda para él, se vio superado por un fabuloso cruzado de revés del español. Pero ante tanta ventaja Federer no podía fallar, y a la quinta oportunidad, como Bautista ante Djokovic, Nadal perdió.

Federer se mantiene inabordable este año sobre hierba. Sus 19 títulos en esta superficie le servirán para hacer frente mañana a Djokovic. - Efe