Hazaña o ‘show’

MARATÓN | La plusmarca de Kipchoge con ayudas externas abre un debate entre los técnicos y deportistas navarros especialistas en la distancia

10.02.2020 | 07:34
Eliud Kipchoge, con la bandera de Kenia, posa junto al récord que logró el pasado domingo.

pamplona - Cuando Eliud Kipchoge cruzó la línea de meta en la INEOS 1:59 Challenge de Viena, la historia estaba hecha. El keniano bajó la barrera de las dos horas en una maratón y logró la ya famosa marca de 1h.59:40, un hito que parecía que nunca iba a llegar. Todos los ojos estaban sobre su figura, y en tratar de explicar cómo se consumó algo que parecía imposible. La consecución del tiempo, sin embargo, no ha estado exenta de polémicas. Para empezar, el hecho de que la prueba no estuviese homologada por la IAAF (Federación Internacional de Atletismo) llevó a mucha gente a dudar entre si era una maniobra de marketing o un mérito deportivo real.

Todo ello, derivado de que era un acto patrocinado y promovido por la empresa INEOS, además de Nike, que aportaba las zapatillas Vaporfly al atleta. Esto hizo que contase con diferentes facilidades no presentes en una maratón federada. Como por ejemplo, las 41 liebres que le escoltaron o el coche de referencia que tenía delante. Es decir, aspectos que provocaron que Kipchoge pudiese hacer el recorrido en menos tiempo.

Debido al debate suscitado, este periódico ha hablado con técnicos y deportistas navarros con experiencia en citas similares para que den su veredicto sobre la hazaña o el show del keniano.

IGNACIO SANTAMARÍA

"Se ha podido formar un mito de una maniobra de marketing"

La experiencia de Santamaría como entrenador de fondistas navarros le hace ser una voz autorizada al respecto. Y tiene una opinión muy clara sobre la marca de Kipchoge: es un "planteamiento de marketing", según el parecer del navarro. "Aunque tenga su importancia técnica, el atletismo es un deporte muy reglamentado, cada detalle cuenta mucho", explica Santamaría, más escéptico al respecto que la mayoría de la crítica popular.

En su parecer, dos aspectos fueron claves. "Primero, que el recorrido no esté homologado puede significar que haya menos metros de los que tiene que haber", sugiere el técnico. "Y segundo, el tema de la hidratación, de lo que no se habla. Por cada vez que vas a recoger la botella puedes perder fácilmente unos 15 segundos, que ya es tiempo en una marca así. Por ejemplo, para un resultado de 2h.01:40, que es el suyo oficial, son dos segundos por kilómetro más", añade.

Kipchoge logró llegar a una velocidad media de 21 kilómetros por hora, un umbral "tremendo" a opinión de Santamaría. "Un atleta navarro, como puede ser Javier Nagore por ejemplo, tiene un umbral anaerobio de 19,5, que es una cifra muy alta. Un futbolista de nivel alcanza los 13 más o menos, casi les dobla", explica.

Otro tema importante, en opinión de Santamaría, es el hecho de que la meteorología estuviese perfectamente analizada: "Un maratoniano corre dos importantes al año, que suelen ser Berlín y otra como Chicago. Están programadas con seis meses de antelación, y si ese día hace viento te puede afectar". Tiene claro que se ha podido formar "un mito" en torno a Kipchoge. "No es que esté mal, pero puede provocar que la gente se cree imágenes sobre el atletismo que realmente no se pueden tener", subraya Santamaría. Que INEOS y Nike hayan sido los organizadores, además, cree que hace que no se tenga en cuenta "el conjunto" y lo que hay detrás en la preparación de cada carrera.

antonio etxeberria

"No hay que pensar en si estaba preparado, es extraordinario"

Uno de los mejores fondistas navarros de los últimos tiempos no escatima en elogios al referirse a Kipchoge. "No hay que pensar en si estaba preparado o no. Hay que correr el maratón, y hacer ese tiempo extraordinario", explica Etxeberria, que aunque no niega las facilidades añadidas que ha tenido el keniano no cree que eso haya restado ni un ápice de mérito. "No es como ponerte con una bici detrás de otra; por muchas liebres que tengas, si no mueves las piernas es imposible hacer algo así", añade.

Para entender la "barbaridad" que Kipchoge consiguió hacer el pasado domingo en Viena, Etxeberria compara sus tiempos con los de un maratón popular. "Él es capaz de mantener un tiempo de 1:08 durante 42 kilómetros. Es una locura de tal calibre que si a cualquier popular le pones a hacer 100 metros a ese tiempo no aguanta, pues lo normal es un tiempo de 17 kilómetros por hora", señala el atleta navarro, nueve veces campeón de la media maratón Roncesvalles-Zubiri.

También incide en lo estipulado que estaba la carrera para firmar un tiempo así. "Kipchoge llevaba mucho tiempo preparando todo, y además ha buscado el sitio más llano, en un momento en el que no pegase el viento", opina al respecto Etxeberria. "Su tiempo normal es de 2h.00.25, como le vimos hacer en Monza", añadió. Otros aspectos, como el calzado, no cree que tenga tanta relevancia la preparación: "Te ayuda, está claro, pero tú eres el que mueve la zapatilla. Depende más de la técnica, por ejemplo".

En sus pronósticos sobre quién iba a bajar de la famosa cifra de dos horas en un maratón estaba otro atleta: el etíope Kenenisa Bekele. "Si no se hubiese despistado lo habría conseguido. Es el mejor fondista que ha habido en la historia, se quedó a segundos de hacer el récord mundial", dice Etxeberría.

estela navascués

"Es un anuncio de Nike de dos horas"

Pocas dudas existen de que Navascués es la mejor fondista navarra de la historia. Llegó a correr el maratón de los Juegos Olímpicos de Río en 2016, que se suma a otros seis de primer nivel mundial. Es contundente al referirse al récord de Kipchoge: "Es como un anuncio de Nike de dos horas, en el sentido de que va muy a la par de sus mensajes de superación".

Pero no niega que "es un logro del ser humano" y que para conseguirlo "hay que correr" en ese tiempo. "Se reúnen todas las condiciones, todo lo que se hizo alrededor no es normal y es la primera persona de la historia que logra un tiempo como este", expresa Navascués. Aun así, tiene claro que vale más "hacer 2h.01 en el maratón de Berlín" que en éste, que contaba con más facilidades por parte de la empresa organizadora y de la marca deportiva. Aunque no la de las liebres, que tampoco cree que tuviesen mucha importancia. "Puedes tener 40 liebres como en su caso, pero hay que aguantar y tener la resistencia y capacidad suficiente para conseguirlo", explica al respecto.

No cree que esto pueda ayudar a que más gente se sume a practicar atletismo, o tampoco a las personas amateurs que lo realizan cada semana. "Sí que da más visibilidad a los profesionales que entrenan seis o siete días a la semana, les da valor a ellos", expresa la atleta. "No sé si puede ayudar a valorar a la gente que corre muchísimo. De hecho, creo que hasta puede ser una mala referencia, porque un amateur nunca podrá estar en condiciones de lograr algo así", añade la tudelana.

ana casares

"El rendimiento de Kipchoge

es estratosférico"

Ana Casares, que ostenta los récords navarro de media maratón y maratón, por correr Estela Navascués con licencia soriana, dice que le parece "impresionante" que se pueda llegar al rendimiento que tuvo Kipchoge. A pesar de que se buscaron las "condiciones óptimas", ella lo cataloga como "estratosférico".

Para la plusmarquista navarra, en el reto hubo dos partes. Por un lado, el mérito deportivo y por otro, marketing. "Creo que es una hazaña que hay que valorarla como se merece. Que haya una persona que pueda correr el maratón por debajo de dos horas y con más o menos marketing se le faciliten las cosas y pueda hacerlo, a mí no me parece mal. Para otros deportes se emplea muchísimo más marketing y dinero", declara Casares.

Ana Casares también afirma que "se vea atletismo en la tele y a un atleta superdotado que bate todos los límites, en mi opinión siempre viene bien y más que se haga ahora después de los Mundiales. Parece que el atletismo está un poco de capa caída y más con la polémica que ha habido por llevar el Mundial a Qatar".

Andrés Pérez

"No son tantas ayudas como la gente se cree"

El exatleta navarro Andrés Pérez Onieva, que ostenta todavía los récords navarros de medio maratón y maratón conseguidos en los años 90, dice que lo que consiguió Kipchoge no es lo mismo que correr una maratón porque no es una carrera en sí, pero que es "meritorio" y "va a quedar para siempre".

"Está claro que Kipchoge es capaz de correr durante dos horas seguidas a unos ritmos al alcance de nadie, tal vez solo Bekele", declara Pérez. Sin embargo, para él ahora mismo no se puede bajar de dos horas en una carrera normal. "No hay capacidad de unas liebres que te puedan llevar hasta el final o dejarte cerca, tienes que curvear, te va el viento, coger los avituallamientos... siempre vas perdiendo tiempo, y en un maratón normal no se acercaría a las dos horas", explicó el exatleta navarro.

Para Pérez Onieva este evento es algo positivo para "generar ilusión" en el atletismo. "Hay gente que en otras circunstancias no hubiese visto la maratón, y lo hizo con la publicidad que se le dio", dice el exfondista. Aunque también expresa que "ese dinero que se les paga por lo del otro día les hace ver que es más cómodo ganar el dinero de esa manera que en competición. Sería bueno que ese dinero se invirtiese en el deporte", declaró Pérez.

El exatleta navarro propone que se permitan legalmente ciertas medidas como el coche que iba marcando el tiempo porque "las piernas que corren son las del atleta, las ayudas no me parecen mal. Deberían ser más permisivos en una carrera de maratón, por ejemplo. No son tantas ayudas como la gente cree", dijo Pérez.

"Está claro que es cómodo correr sin viento y sin tener que mirar el reloj, pero sus piernas son las que corren, él ha hecho los 42 kilómetros en ese tiempo. Es de aplaudir, es una cosa histórica que va a quedar ahí. Aunque le di más valor a lo que hizo Bekele hace dos semanas", explicó finalmente el exfondista.

GABRIEL GARÍN

"Lo más parecido de eso con el atletismo es la distancia"

El navarro Gabriel Garín, además de correr un maratón en 2 horas y 16 minutos, tiene todavía el récord navarro de 3.000 metros obstáculos. Garín declara sobre el récord de Kipchoge que le parece "un poco espectáculo", pero que es lo que la gente busca ahora.

A pesar del show quiere dejar claro que tiene mérito deportivo porque "son 42 kilómetros corriendo al ritmo de 2.50 minuto por kilómetro". Pero también describe la prueba como "espectáculo", para él es más eso que "atletismo puro". Según Garín, "eso no es correr un maratón".

Por otro lado, sobre el tiempo que el atleta se pudo ahorrar con las ayudas, Garín considera que rondarían "los dos minutos de diferencia" respecto a una maratón al uso.

"Las ayudas forman todas parte del espectáculo, lo más parecido de eso con el atletismo es haber corrido la distancia que corresponde a un maratón. Las liebres, el coche que va delante, etcétera. Todo eso desluce lo que es un maratón".

El exatleta navarro también explica que le daría pena que a Kipchoge se le recuerde por haber podido bajar de las dos horas y no se le recuerde por sus medallas olímpicas o por haber sido campeón olímpico de maratón. Garín asegura que él valora mucho más esos otros logros.

"Kipchoge es ahora mismo el mejor maratoniano del mundo y creo que nos tenemos que quedar más con eso que con la anécdota de este fin de semana", finalizó Garín.

NO ES OFICIAL PORQUE...

No la organizó ninguna federación. Ni la IAAF ni la austríaca formaron parte en el evento.

El recorrido no estaba medido. Un medidor oficial debe de homologar el trayecto de 42,195 kilómetros.

Sin antidopaje. Debe hacerse un control nada más acabar.

Sin participantes suficientes. Un mínimo de tres personas han de correr con intención de ganar la prueba.

Un coche le marcaba el ritmo. Kipchoge no tuvo que calcular.

Las 'liebres' entraban y salían. En pruebas oficiales deben estar en carrera desde el principio.

Avituallamiento. Se le avitualló en mano, sin variar su trayectoria.