Peterhansel, amo y señor del Dakar

RAID / EL FRANCÉS LOGRA SU 14º TÍTULO JUSTO TRES DÉCADAS DESPUÉS DE SU PRIMERA CONQUISTA. BENAVIDES, PRIMER SUDAMERICANO QUE GANA EN MOTOS

16.01.2021 | 00:56
El campeón del Dakar, Stéphane Peterhansel, es aupado por Nasser Al-Attiyah y Carlos Sainz, segundo y tercero, respectivamente. Foto: F.D.

Madrid/pamplona – "En el Dakar es imposible no cometer errores. Pero para preservar las aspiraciones de campeón, se deben esquivar los grandes errores". Son palabras de Stéphane Peterhansel (55 años, Vesoul, Francia), el piloto con más títulos de la historia del rally raid más prestigioso, tanto en coches (8) como en motos (6). Por ello es Monsieur Dakar. Ayer, treinta años después de su primera corona, se reverdeció como amo y señor del Dakar, tras lograr con un Mini su decimocuarto entorchado en la edición más complicada de los últimos tiempos en cuanto a navegación se refiere, esa que tanto ha sufrido Carlos Sainz (Mini), quien defendía título en Arabia Saudí, escenario que acogía la carrera por segundo año consecutivo. El veterano piloto francés ha demostrado su solidez al volante ejerciendo de líder desde la segunda etapa. Impasible ante el acecho principalmente de Nasser Al-Attiyah (Toyota), ganador del prólogo y de cinco etapas; es decir, más que cualquier otro –Peterhansel ha firmado un scratch y Sainz, tres, el último de ellos ayer–.

"Cada carrera es igual de difícil de ganar. La presión sigue igual de fuerte. Siempre hay que darlo todo, dominarlo todo, tener un buen coche, un buen equipo€ Y, al final, el error es humano y aunque consigamos todo lo demás, es fácil cometer un error", expresó Peterhansel sobre un contexto que Sainz tildó con frustración de "lotería". "El Dakar no puede ser la lotería, para eso ya está la de Navidad", criticó. "Habrá que analizar con detenimiento todo lo que ha sucedido con los problemas de adaptación a la navegación y su nueva filosofía. De no ser por esto, el resultado hubiera sido diferente", lamentó el madrileño, tercero en la general –a 1h01:57–, por detrás de Al-Attiyah –a 14:51–.

Tras superar la primera semana, Sainz incluso dejó en el aire su regreso, precisamente porque decía que no se estaba divirtiendo con lo que considera un cambio de filosofía. "Estoy contento a medias, por el podio y por la velocidad, no tanto por el trabajo que hicimos Lucas (Cruz) y yo. No entendimos muy bien la navegación ni el libro de ruta. Y lo pagamos caro", dijo ayer, admitiendo por otra parte el brillante trabajo de Peterhansel, su compañero de equipo: "Se merece la victoria más que nadie". Al-Attiyah, mientras, se mostró contrariado: "El reglamento es injusto. Los buggies llevan ganando cinco años seguidos".

"Ganar una decimocuarta vez era importante porque este año hace treinta de mi primera victoria en el Dakar en motos. Y soy el único que ha ganado en los tres continentes", manifestó en Jeddah Peterhansel, que amasa seis títulos en motos de 1991 a 1998 con la marca Yamaha y ocho en coches con Mitsubishi (2004, 2005 y 2007), Mini (2012 y 2013), Peugeot (2016 y 2017) y de nuevo con Mini en esta 43ª edición de la prueba.

un argentino en motos El vencedor en motos fue Kevin Benavides (32 años, Salta, Argentina), quien aseguró tras su quinta participación en la prueba que fue la edición "más dura". "Este Dakar ha sido increíble. Día a día ha cambiado un montón", subrayó el piloto de Honda, vencedor de dos etapas y que cimentó su logro en la segunda semana de competición. "La clave creo que ha sido mantener la calma", apuntó el argentino, el primer latinoamericano sobre dos ruedas en apoderarse del rally.

El salmantino Lorenzo Santolino (Sherco) consiguió su objetivo de finalizar en su tercera participación en el Dakar y lo hizo con nota, al acabar sexto en motos y ser el mejor español clasificado en la categoría.

Santolino, además, logró estar entre los diez mejores en seis de las doce etapas y se ha destacado como uno de los navegadores más fiables de la carrera.

El salmantino tenía opciones de subir un puesto, pero también tuvo que defender el sexto. Al final optó por su táctica habituale de llevar un ritmo sólido y sin cometer errores, para salvar ese excelente sexto puesto.

Por otra parte, el argentino Manuel Andújar (Yamaha) se adjudicó la victoria en quads; el ruso Dmitry Sotnikov (Kamaz) se llevó el título en camiones; y el chileno Francisco Chaleco López (Can-Am) se impuso en vehículos ligeros. Aunque todo quedó empañado por la muerte del piloto francés Pierre Cherpin, a quien Monsieur Dakar dedicó su victoria.

coches

Duodécima etapa

1. Carlos Sainz (Mini)4h.34:24

2. Nasser Al Attiyah (Toyota)a 2:132

3. Stéphane Peterhansel (Mini)a 2:26

4. Cyril Despres (Peugeot)a 4:02

5. Vladimir Vasilyev (Mini)a 8:31

General

1. Stéphane Peterhansel (Mini) 44h.27:11

2. Nasser Al-Attiyah (Toyota)a 14:51

3. Carlos Sainz (Mini)a 1h.01:57

4. Jakub Przygonski (Toyota)a 2h.36:03

5. Nani Roma (Hunter) a 3h.22:48

motos

Duodécima etapa

1. Ricky Brabec (Honda)2h.17:02

2. Kevin Benavides (Honda)a 2:17

3. Matthias Walkner (KTM)a 4:13

4. Skyler Howes (KTM)a 5:49

5. Daniel Sanders (KTM)a 7:11

General

1. Kevin Benavides (Honda)47h.18:14

2. Ricky Brabec (Honda)a 4:56

3. Sam Sunderland (KTM)a 15:57

4. Daniel Sanders (KTM)a 38:52

5. Skyler Howes (KTM)a 52:33

la tragedia

Fallece el francés pierre cherpin

72 pilotos han perdido la vida. El piloto francés de motos Pierre Cherpin falleció ayer como consecuencia del accidente que sufrió el pasado domingo, durante la séptima etapa, y que le provocó un traumatismo craneoencefálico. Cherpin, de 52 años y que disputaba por cuarta vez el rally, permanecía en coma inducido y hospitalizado en un hospital de Jeddah, hasta que ayer fue trasladado en avión sanitario a Lille, su lugar de residencia, adonde llegó sin vida. Con su fallecimiento, son al menos 72 las personas que han perdido la vida en el Dakar. El año pasado fallecieron Paulo Gonçalves y Edwin Straver.