Osés respira tranquilidad

Las de Zizur lograron una victoria holgada frente al MB Paterna y sin problemas durante el duelo

19.03.2022 | 22:45
Diana Cabrera finta un tiro y acaba debajo del aro.

Osés Contrucción 65

NB Paterna 37
 

OSÉS CONSTRUCCIÓN Cabrera (10), Santibáñez (12), Arregui (5), De Sousa (1), Faussurier (3) –cinco inicial–, Ujevic (2), Vicente (6), García, Vázquez, Echeverría (2) y De Barros (24).
 
NB PATERNA Kalenik (6), García (11), Garfella (10), Contell (2), Conca (2) –cinco inicial–, González, Kovacevic, Martin, Butina (3), Djiu (1) y Sahie (2). 
 
Parciales 15-9, 24-8 (39-17), 10-11 (49-28) y 16-9.
Árbitros Sergio Del Val Nuño y María Patero Pardo.
Pabellón Municipal de Zizur Mayor.

 
Tranquilidad fue lo que se respiraba hoy en Zizur en un partido que enfrentaba a Osés Construcción y a las valencianas de NB Paterna. La tranquilidad, por fin, de una victoria holgada en casa. Las azules lograron una brecha muy generosa desde el comienzo del encuentro que les permitió llegar al final sin apuros.

El partido comenzó con un Ardoi lleno de energía, unas jugadoras duras al aro y con una intensidad que las valencianas no pudieron seguir. Cinco rebotes seguidos en el primer minuto de partido presentaban a un Osés muy convencido.

Santibáñez, en un tiro en suspensión hacía el dos más uno y alzaba a su equipo a 7-2. Pero este tipo de finalizaciones no fueron las características ayer. Lo que caracterizó a las de Zizur fueron los tiros de tres, de los 25 que tiraron, anotaron más de la mitad.

El segundo cuarto comenzó de la misma forma, con un tiro de la capitana desde triple colándose por la red y distanciando a un Osés que no daba nada por perdido. Una jugada de la misma, que encontraba a Cabrera debajo del aro y esta a De Barros en triple, volvía a hacer lo mismo, levantar a su banquillo, que alzaba los brazos y señalaba tres con la mano. Una defensa muy intensa de las de Unzué era clave para la victoria de ayer. Cada jugadora luchaba el cien por cien de lo que tenía frente a su atacante. Inés volvía a anotar de tres. Fue día de triples para Óses, que no se achantaba ni perdía el miedo a lanzar de 6´75. Un Osés despierto robaba y dejaba de encajar por tres minutos.

El descanso no vino bien para las zizurtarras, que se relajaron y tardaron más de siete minutos en anotar. Tiempo de desesperación para un Osés que, a pesar de ir por encima, había perdido fuelle. Que las azules estuvieran muy atrás y la falta de acierto no les acompañara redujo la brecha que habían logrado, pero no la oportunidad de quedarse en casa la victoria. Volvieron a recuperar la energía de la primera parte y todo volvió a la dinámica zizurtarra.

El cuarto definitivo sirvió a las de Unzué para culminar el encuentro tan holgado. En estos diez minutos, Osés consiguió la dinámica en la que se había metido antes y el acierto del primer y el segundo cuarto. Volvieron a los triples de De Barros y Santibáñez, los robos en defensa de Cabrera y Alasne, y la actitud del conjunto entero que les había permitido ganar el partido desde el primer cuarto.

Unas azules muy tranquilas y contentas por el trabajo que habían logrado, se volvían a los vestuarios con la sexta victoria consecutiva y con la intención de continuar por la senda de las victorias con la dinámica que llevan. Duelo fácil y sin mucho esfuerzo de las azules frente a unas valencianas que ni se acercaron al nivel local.

noticias de noticiasdenavarra