Aimar Olaizola: "Cuando no disfrute, seré yo el que lo deje"

El de Goizueta explicó que, si quiere retirarse, no le importará tener contrato en vigor

13.08.2020 | 00:02
Aimar Olaizola se exige para alcanzar una pelota durante un partido.

Aimar Olaizola pasó el martes por la noche por los micrónofos del programa Fuera de Juego de Radio Euskadi, donde desveló que, a pesar de haber firmado con Baiko Pilota su renovación hasta diciembre de 2021 –en el que cumplirá 42 años–, tiene "hablado" con la promotora bilbaína que dejará la pelota "cuando no esté disfrutando", sin importar si tiene un acuerdo en vigor.

"Tengo claro que cuando no esté disfrutando en la cancha, y no solo en la cancha sino siendo estricto con los entrenamientos, horario o comida, cuando vea que me cuesta hacer eso y no doy el nivel en los partidos yo mismo seré el que se lo diga a la empresa", adelantó, asegurando que tanto él como Baiko "están tranquilos" porque siempre han cumplido su palabra y ese es el acuerdo actual.

Haciendo balance sobre su carrera, el delantero de Goizueta aseguró que no se había imaginado llegar hasta esta edad dentro de los frontones, aunque la renovación se haya fraguado "enseguida" por la conveniencia entre las dos partes, en las que no han surgido dudas sobre su continuidad.

"Hay que ayudar a la empresa"

Preguntado sobre la situación actual en su empresa, que no ofreció la renovación al zaguero navarro Iosu Eskiroz excusándose en la situación de crisis económica provocada por la covid-19, Olaizola mantuvo una postura corporativista y defendió a Baiko Pilota –antes Asegarce–, en la que lleva 20 años (su debut, en 1998, fue con Aspe), a la que cree que los pelotaris tienen que "echarle una mano" para superar la falta de ingresos.

"Las empresas están sufriendo. Tocará ayudarles porque se ve que la situación no va bien y los pelotaris tenemos que echar una mano. Si toca ayudar a la empresa, de mi parte ningún problema", anunció.

El goizuetarra argumentó que en la empresa bilbaína, que sacó a sus pelotaris del ERTE al retomar la competición, los pelotaris siguen cobrando lo mismo que antes del confinamiento –aunque el martes mantuvieron una reunión para hablar de recortes con el director general, Joserra Garai–, mientras que en Aspe se llegó a un acuerdo para ajustar sueldos.

"Los pelotaris no somos ciegos. Estamos acostumbrados en estas fechas a jugar en frontones llenos, y ahora jugamos en aforos pequeños. Además, en estas fechas jugamos 10-14 partidos y ahora jugamos 4-6 al mes. Es fácil de entender y de ver", manifestó.

Sobre la no renovación de Eskiroz, aseguró no saber "la versión de las dos partes", justificando que "son decisiones de empresa" en las que los pelotaris no tienen "nada que hablar" aunque le de "pena" por ser un compañero que no sigue.

noticias de noticiasdenavarra