Kutxabank seguirá como primer accionista

Euskaltel se revaloriza un 18% este año tras el interés de Zegona por controlarla

Kutxabank seguirá siendo el primer accionista en la junta del lunes salvo sorpresa de última hora del fondo británico

09.02.2020 | 02:33
Imagen de una reunión de la junta general de accionistas de Euskaltel.

pamplona - La junta de accionistas de la compañía vasca Euskaltel se celebrará el lunes en la localidad vizcaína de Derio con la incógnita de conocer cuál es el porcentaje de capital que controla ya el fondo británico Zegona y si estaría en condiciones de superar a Kutxabank como primer accionista del operador vasco de telefonía, pues Zegona sigue trabajando para superar al banco como primer accionista de la firma vasca aunque desde la firma vizcaína no se esperan sorpresas en la reunión. Su interés ha revalorizado casi un 18% la acción este año.

De hecho, Zegona, cuyo representante en el consejo de administración, Robert W. Samuelson, ha vuelto a acudir con normalidad a las reuniones del citado consejo tras ausentarse a alguna por el supuesto conflicto de interés entre su postura y la de la compañía vasca, sigue con su estrategia para hacerse con el control de Euskaltel sin tener que lanzar una OPA y, según fuentes del sector, mantiene su política de ir adquiriendo en Bolsa acciones del grupo formado por Euskaltel, R y Telecable.

Oficialmente, según la última comunicación de la sociedad dirigida por Eamon O'Hara a la CNMV el pasado 28 de enero, Zegona controlaría los votos del 16,345% del capital de Euskaltel tras el acuerdo con Talomon Capital Limited, sociedad que es accionista tanto de Zegona como del operador vasco, por el que le cede parte de sus derechos políticos, en concreto los correspondientes a un 1,343%.

Con todo, fuentes del sector señalan que Zegona sigue comprando acciones pero la revalorización de las mismas este año en Bolsa hasta los 8,23 euros de ayer, casi un 18% desde el uno de enero, no favorece la inversión sí tenemos en cuenta que la cotización se sitúa por encima de los 7,75 euros que ofreció el grupo británico en su fracasada opa parcial del pasado octubre con la que pretendía alcanzar el 29,9%, la cota máxima permitida sin tener que verse obligada a presentar una oferta por el 100% del capital.

Tras el acuerdo con Talomon, Zegona se consolidaría como el segundo accionista, por detrás de la entidad financiera vasca Kutxabank. El banco presidido por Goyo Villalabeitia anunció días pasados la venta de una parte de su acciones de Euskaltel, en concreto del 0,22% del capital de la operadora, según comunicó a la Comisión Nacional del Mercado de Valores. Así, Kutxabank ha pasado de controlar el 21,32% en mayo del año pasado (llegó a tener el 68%) al 19,88% del capital de Euskaltel, un porcentaje con el que el banco vasco asegura "sentirse cómodo".

Esta venta, en vísperas de la junta de accionistas de Euskaltel y en pleno asalto de Zegona para tomar el control del operador vasco de telefonía, sorprendió en determinados ámbitos de la sociedad vasca, partidarios de asegurar los centros de decisión en Euskadi.

En este sentido y dada la magnitud de las cifras que se manejan en el sector de las telecomunicaciones, -no hay que olvidar que Euskaltel vale en Bolsa cerca de 1.500 millones de euros-, fuentes del Gobierno vasco, descartan la posibilidad de que se pudiera tomar una participación en Euskaltel a través del fondo vasco de participaciones estratégicas para ayudar a mantener el centro de decisión de la compañía en el País Vasco e indican que siguen, al igual que hacen con otras compañías, la situación de Euskaltel y los posibles cambios en su accionariado por la posible incidencia que pudieran tener en el tejido empresarial vasco y en el control de la empresa. Pero la realidad es que Zegona sigue interesado en tomar el control de Euskaltel para, como ellos mismos dicen, seguir la estrategia de buy, fix, sell, comprar, poner en valor y vender, con la máxima plusvalía en el corto plazo.

Como se recordará, a principios de febrero los máximos accionistas de Zegona respaldaron el aumento de su capital en, al menos, 100 millones de libras -114 millones de euros-, dinero con el que intenta comprar acciones de Euskaltel en el mercado para hacerse con la mayoría de la operadora vasca. Zegona entró en el capital de Euskaltel con un 15% como contraprestación a la venta de la asturiana Telecable, que estaba en manos del fondo británico.

El grupo británico no oculta que quiere cambiar al equipo directivo, -llegó a plantear el nombre del exconsejero delegado de Jazztel, José Miguel García-, y la gestión de Euskaltel acelerando la expansión por el mercado español, en la que utilizaría la marca Virgin.

Euskaltel se presenta a la junta de accionistas con un plan de expansión en marcha para alcanzar unas cifras de facturación de 800 millones de euros y unos resultado bruto o Ebitda de 400 millones en 2022. En 2018, los ingresos sumaron 691 millones y el beneficio, 62,8.

Euskaltel

Accionariado. Oficialmente Kutxabank sigue siendo el primer accionista con el 19,88% del capital. Zegona, a salvo de últimas operaciones de compra, comunicó a la CNMV que controla el 16,34% de los votos.

Expansión. El grupo que integra a Euskaltel, R y Telecable espera facturar 800 millones en 2022 frente a los 691 actuales.

La cifra

8,23

euros es la cotización ayer en Bolsa de la acción del operador vasco. Se ha revalorizado un 17,8% en lo que va de año en el mercado.