El tercer modelo abre la opción del vehículo eléctrico o híbrido en VW Navarra

UGT y CCOO dicen que la planta queda bien posicionada “en un sector cambiante”

09.02.2020 | 20:05
Eugenio Duque (i) y Alfredo Morales se estrechan la mano, antes de la rueda de prensa.

pamplona - La asignación del tercer modelo ha abierto la opción de que la planta de VW Navarra pueda fabricar en el futuro un vehículo eléctrico o híbrido (combinación de motor de combustión y eléctrico), en línea con la apuesta realizada por el Grupo VW y enmarcada en la revolución del sector de la automoción ante las nuevas tendencias para la protección del medio ambiente. El presidente del comité de VW, Alfredo Morales (UGT), y el secretario, Eugenio Duque (CCOO), destacaron este tema durante la rueda de prensa que convocaron para valorar la adjudicación del CUV.

Sin exposición preparada en papel ni introducción previa, Morales y Duque pasaron directamente a las preguntas de los periodistas congregados durante casi 45 minutos. Tampoco acudieron los secretarios generales de ambos sindicatos en Navarra ni los responsables de las federaciones de Industria como ocurrió en 2016 tras la asignación del T-Cross. En esta ocasión, ambos respondieron a todas las cuestiones. "Hasta ahora VW Navarra se encontraba en desventaja respecto a Seat para optar a fabricar vehículos eléctricos o híbridos en España; pero con la asignación del tercer modelo nos hemos equilibrado. Nos situamos en la punta de lanza con este modelo en un sector que se está transformando", reconoció Alfredo Morales.

El presidente del comité remarcó que VW ha escogido para este CUV la planta de Landaben "por ser la más productiva, con lanzamientos más ajustados a la planificación gracias al trabajo de la plantilla, y porque fabricar este tercer modelo va a suponer inversiones mínimas después de haber desembolsado más de 600 millones en los últimos cuatro años en VW Navarra". El secretario general de la sección sindical de CCOO, Eugenio Duque, recordó que el CUV aporta "estabilidad de empleo en el tiempo" y cifras récord de producción. Señaló que el próximo año, con el Polo y el T-Cross puede llegarse a los 340.000 vehículos, programa que puede crear unos 500 empleos. "Cantidad de puestos de trabajo que podrían conservarse después para la producción del tercer modelo en 2021", señaló.

320 millones para hacienda Ambos pusieron en valor la importancia de VW para el sector auxiliar, ya que "por cada empleo directo se generan seis indirectos", dijo Morales, y para Navarra, porque cada coche "aporta más de mil euros a las arcas forales". Los dos sindicalistas pidieron la implicación del próximo Gobierno de Navarra para consolidar el futuro del proyecto de VW y el de todos sus proveedores.