Los despidos en las ETT subirán el paro de marzo en Navarra

En enero 5.780 personas estaban contratadas en la Comunidad a través de empresas de trabajo temporal

01.04.2020 | 00:27
Vista de una calle del polígono Ipertegui II en Orkoien completamente vacía tras el nuevo decreto por el estado de alarma publicado el domingo.

PAMPLONA – Las empresas de trabajo temporal (ETT) están acometiendo despidos en esta crisis sanitaria, que verán su reflejo en el próximo dato del desempleo de marzo que se conocerá mañana. El tercer mes del año siempre trae buenas noticias, ya que presenta descensos en el número de personas sin trabajo –solo como dato entre 2010 y 2019 marzo ha registrado bajadas del paro–.

Sin embargo, la paralización de gran parte de la actividad por el estado de alarma para combatir la pandemia del coronavirus va a alterar las cifras de desocupados.

Las ETT son de las primeras que están extinguiendo contratos. La Estadística de Empresas de Trabajo Temporal cifraba en 5.780 el número de personas que desarrollaban una actividad a través de ellas el pasado enero. Si parte de estas personas se han quedado sin empleo desde el 16 de marzo, han pasado a engrosar las listas del paro.


Navarra cerró febrero con 33.975 personas sin trabajo, número que va a aumentar de golpe seguramente por estos despidos en las ETT. El sindicato CCOO denunció la semana pasada "que este colectivo ha quedado abandonado y sin cobertura de ningún tipo, y sin ser incluidos en ningún ERTE para beneficiarse de sus condiciones". El paro crecerá en marzo –como mínimo en 2.000 desocupados más–, unas cifras que previsiblemente no se habían producido en meses concretos desde las anteriores dos recesiones, en 2009 y 2012.

los expedientes de suspensión La crisis del coronavirus ha provocado la presentación de más de 4.000 expedientes de regulación de empleo de suspensión temporal de contratos (ERTE) en Navarra en apenas once días –tantos como los contabilizados entre 1987 y 2018 en la Comunidad Foral–. Estos expedientes afectan a miles de trabajadores. Los últimos datos que ofreció el viernes pasado el Ejecutivo foral indicaban que la Dirección de Trabajo había podido registrar 1.250 expedientes, de los que se habían resuelto de manera favorable unos 800, que englobaban a 12.565 trabajadores y trabajadoras. Esos más de 4.000 ERTE pueden llegar a perjudicar a más de 20.000 ocupados. Sin embargo, el Ministerio de Trabajo no considera a estos asalariados regulados como personas sin empleo, porque su contrato se ha suspendido de manera temporal durante un periodo determinado. Eso significa que una vez que concluya la regulación, estas plantillas mantienen sus puestos. Además, la mayoría de los miles de ERTE en la Comunidad Foral se han realizado por fuerza mayor o por causas objetivas relacionas con el coronavirus. En estos casos, las empresas tienen la obligación de asegurar el empleo durante seis meses una vez que haya concluido el estado de alarma, que por el momento está fijado hasta el 11 de abril. Aunque puede alargarse.

Afectados por los despidos de ETT denuncian que estas empresas no les han incluido en ERTE vinculados a la pandemia y que no pueden favorecerse de los beneficios de esta herramienta, como acceder al desempleo sin un mínimo de cotización, cobrar la prestación por desempleo y posteriormente conservar intacta la bolsa de paro si son despedidos y conservar el empleo durante seis meses.

las cifras

10.335

contratos. La Estadística de Empresas de Trabajo Temporal detalla que los 5.780 trabajadores en Navarra aglutinaron 10.335 contratos (una media de casi dos por ocupado), según los datos facilitados por el sindicato CCOO.

79%

por circunstancias de producción. El 79% de los contratos realizados a estos empleados de empresas de trabajo temporal se hizo por circunstancias de la producción –un total de 8.137–; un 17% por obra y servicio –en números absolutos, 1.730–; y cerca de un 4% por interinidad, formación y aprendizaje y prácticas –468–, según la misma estadística.