La crisis del coronavirus destruye 10.000 empleos en Navarra en el sector servicios

El paro baja en 1.900 personas en el primer trimestre en Navarra, y el total de desempleados se sitúa en 26.600, pero hay 3.400 ocupados menos en 3 meses

28.04.2020 | 09:11
Vista de tiendas cerradas del Casco Viejo de Pamplona, tras el cierre de los comercios decretado por el estado de alarma por coronavirus.

Navarra ha destruido 3.400 empleos respecto al último trimestre de 2019 debido a la crisis del coronavirus, y el total de ocupados queda en 284.300, según los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) publicados este martes. Servicios ha destruido en estos tres meses 10.000 empleos (en los últimos quince días de marzo se produjo la declaración del estado de alarma y con ello el cierre obligado por el Estado de muchos negocios y la aplicación del ERTE) y se queda con 183.300 personas ocupadas. En los ocupados, la EPA no ha contabilizado los ERTE.

En cambio el resto de sectores han generado puestos de trabajo en estos tres meses: 1.100 más en agricultura, con 10.300; 4.600 más en Industria, con 76.700; y 900 más en construcción, con 14.000 ocupados.

DATOS COMPLETOS El número de desempleados bajó en Navarra en 1.900 personas durante el primer trimestre del año en relación al trimestre anterior, hasta quedar en 26.600, mientras que la cifra de ocupados descendió en 3.400 hasta los 284.300, si bien varios organismos alertan de que el confinamiento puede haber incidido en estos datos.
 
Son datos de la  Encuesta de Población Activa (EPA), publicados este martes por el Instituto Nacional de Estadística (INE), que indican que el paro aumentó en la Comunidad foral en 1.300 trabajadores en relación al primer trimestre de 2019, un 4,97 % más.
 
Sin embargo, el Instituto de Estadística de Navarra (Nastat) advierte de que por el cese de muchas actividades y el confinamiento de la población, es posible que muchos trabajadores que hayan perdido su empleo no puedan utilizar ningún método de búsqueda por estar cerradas las empresas que podrían contratarles o imposibilitados de ejercer su actividad como autónomos o que no puedan incorporarse a un hipotético trabajo por tener que permanecer en casa cuidando de las personas dependientes de la familia.
 
El incumplimiento de alguna de estas dos condiciones de la definición de paro -búsqueda de empleo y disponibilidad para trabajar- determina que la persona no se clasifique como parada en la EPA sino como inactiva, lo que puede contribuir al incremento de la categoría de inactivos en este trimestre..
En cuanto a los datos que ofrece la EPA, el número de personas ocupadas disminuye en 3.400 (-1,19 %) en el primer trimestre de 2020 en Navarra y se sitúa en 284.300, mientras que en los últimos doce meses hay 600 personas ocupadas más, lo que supone un incremento del 0,21 %, señala el Nastat.
 
La tasa de empleo (porcentaje de ocupados respecto de la población de 16 y más años) es del 52,54 %, con un descenso de 81 centésimas respecto del trimestre anterior. En variación anual, esta tasa ha bajado 49 centésimas porcentuales.
 
Por sexo, el empleo disminuye este trimestre en 500 hombres y en 2.900 mujeres, con respecto al trimestre anterior.
 
En los últimos 12 meses el empleo ha aumentado en 600 personas (2.900 hombres más y 2.300 mujeres menos). La tasa de variación anual de la ocupación es del 0,21%, lo que supone un descenso de ocho décimas porcentuales respecto al trimestre precedente.
 
Hay 153.800 hombres con empleo, un 1,92 % más que hace un año, mientras que 130.500 mujeres mayores de 16 años están empleadas en el primer trimestre de 2020, lo que representa un 1,73 % menos que hace doce meses.
 
Por su parte, el paro baja este trimestre en 1.900 personas y el número total de personas en paro se sitúa en 26.600. En términos relativos, la variación trimestral del desempleo es del -6,75 %, mientras que en los últimos doce meses hay 1.300 personas paradas más, un 4,97 %.
 
Por sexo, respecto a las mismas fechas de 2019, se estima un ascenso de 600 hombres (4,55 %) en situación de paro y de 700 paradas (5,79 %).
 
La tasa de paro de Navarra disminuye cinco décimas respecto al trimestre anterior y se sitúa en el 8,55 %, siendo la más baja de todas las comunidades de España. En los últimos 12 meses esta tasa ha subido 4 décimas.
 
La tasa de paro femenina baja 1,10 puntos y se sitúa en el 8,92 %, mientras que la masculina aumenta 0,11 puntos y queda en el 8,23 %.
 
La población activa experimenta un descenso de 5.400 personas en el primer trimestre de este año y se sitúa en 310.800. El número de hombres baja en 300 y el de mujeres en 5.000, con lo que la tasa de variación trimestral de los activos es del -1,69 %.
 
En términos anuales, la población activa ha aumentado en 1.900 personas y la tasa de variación anual de las personas activas es del 0,60%.
 
La tasa de actividad baja 1,19 puntos, hasta el 57,45 % (la de hombres desciende 34 centésimas y se sitúa en el 62,95 % y la femenina baja 2 puntos, hasta el 52,13 %), por lo que disminuye 31 centésimas respecto a la del primer trimestre del año pasado.
 
Las mismas fuentes explican que la población de 16 y más años en Navarra en el primer trimestre de 2020 se sitúa en 541.000 personas, 1.800 más (0,33 %) que en el trimestre anterior y 6.100 más (1,14 %) que hace un año.
 
También, que en la Comunidad Foral hay un total de 259.600 hogares, de los que 189.000 tienen algún miembro activo (ocupado o parado) y el resto, 70.600 hogares, no tienen a ningún miembro en situación de activo.
 
Mientras, 8.400 hogares en Navarra tienen a todos sus miembros activos en paro, son 2.400 menos que los registrados en el mismo periodo de 2019.
 
El número de personas que estaban paradas hace tres meses y ahora no lo están se sitúa en 15.000, lo que supone 1.300 personas más que en el mismo periodo del año anterior.
 
Por su parte, el flujo total de entradas al paro alcanza las 16.300 personas, lo que supone 6.700 personas más que las 9.600 del primer trimestre de 2019.
 
Con todo ello, el Nastat advierte de la influencia del COVID-19 en las estimaciones de la EPA, tanto en lo que respecta a la realización de las entrevistas como a su repercusión en las variables medidas por la encuesta. 

REACCIONES UGT ha considerado que "el buen comportamiento" del empleo en Navarra en el primer trimestre que refleja la encuesta de población activa es "un mero espejismo que no tiene nada que ver con la dura realidad en la que ya nos encontramos y que se reflejará en la EPA correspondiente al segundo trimestre".
 
En un comunicado, el sindicato ha valorado positivamente "el buen inicio del año que estaba teniendo el empleo, hasta la declaración a mediados de marzo del estado de alerta y la paralización de la actividad, cuyos efectos no recoge esta primera EPA de 2020, lo que constituye una buena base para afrontar la crisis económica y laboral en la que ya estamos inmersos y cuya dimensión y duración desconocemos".
 
En todo caso, según ha expuesto UGT, "más allá de los datos cuantitativos, la calidad del empleo no ha mejorado un ápice durante este pasado trimestre, con tasas de temporalidad del 25,4%, ligeramente inferior al último trimestre del año pasado, y una parcialidad del 15%, también un poco menor".
 
A juicio del sindicato, "la peor parte de estos indicadores de precariedad laboral se la siguen llevando las mujeres, cuya temporalidad alcanza el 29% (7 puntos más que la masculina) y una parcialidad del 25,4% (19,3 puntos superior a la registrada por los hombres)".
 
Para UGT, "habrá que esperar a los datos de la EPA del segundo trimestre para conocer los estragos que ya ha provocado la pandemia sobre el empleo, una vez que conozcamos cómo se reinicia la actividad tras el parón y cuántas empresas y puestos de trabajo se han quedado por el camino".
 
Y ha remarcado que "para lo que no hay que esperar es para negociar, acordar y poner en marcha de manera inmediata un plan de reconstrucción para impulsar la actividad productiva y el empleo, reforzar los servicios públicos, especialmente el sistema público de salud, y ampliar la red de protección social para las personas que pierdan su puesto de trabajo o no consigan incorporarse al mercado laboral".
 
"Este proceso requiere un gran acuerdo político y social, en el Parlamento y en el Consejo de Diálogo Social. Cuanto más tardemos en lograrlo, más tarde y peor saldremos de esta crisis", ha subrayado.

ESTADO La pandemia del COVID-19 destruyó 509.800 empleos en la segunda mitad de marzo, según la Encuesta de Población Activa (EPA) publicada por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

En media, la ocupación se redujo en 285.600 personas en el primer trimestre del año, hasta los 19,6 millones de ocupados en el mayor descenso desde 2013; mientras que el número de personas desempleadas se incrementó en 121.000 hasta los 3,31 millones, lo que eleva la tasa de paro al 14,41 %.

El INE advierte también de que la caída de la ocupación no incluye a los afectados por un ERTE y apunta que 562.900 personas se han visto afectadas por paro parciales de empleo.