Los 9.000 ERTE evitan que el paro se descontrole durante la pandemia en Navarra

Esta herramienta impide superar el récord de los 56.524 desempleados de 2013, aunque el paro sube a los 39.527 desocupados este año

29.12.2020 | 21:39
La hostelería está sufriendo las restricciones para atajar la pandemia.

Los expedientes de regulación de empleo de suspensión temporal de contratos (ERTE) han frenado un previsible incremento descontrolado del paro en apenas unos meses tras el cierre temporal de actividades y la ralentización de otros sectores al inicio del confinamiento, y la posterior recesión económica que con máxima celeridad provocó el coronavirus, algo desconocido en la época actual.

Navarra ha registrado unas cifras sin precedentes con casi 9.000 ERTE en apenas diez meses, que en su pico más alto llegaron a afectar a casi 56.000 personas ocupadas. Esta cantidad de expedientes duplica al total presentados en los últimos 32 años en la Comunidad Foral, ya que entre 1987 y 2019 se contabilizaron 4.348 ERTE, según Nastat.



Entre 2008 y 2009 tanto el PIB como el empleo cayeron un 5%; en cambio, esta vez la actividad en la Comunidad Foral disminuyó entre un 17% y un 18% en el primer semestre, pero el empleo descendió entre un 3% y un 4% en ese mismo periodo gracias a los ERTE, explicaba recientemente el BBVA en su informe sobre Navarra.

EL 89% DE LOS ERTE, POR FUERZA MAYOR
 

El 89% de estos expedientes se aplicaron por fuerza mayor; y el 11% restante por las razones habituales, es decir, económicas, técnicas, organizativas o productivas. El volumen de prestaciones abonadas por el Sepe por ERTE muestra la cantidad de personas que se han encontrado en esta situación, cobrando una paga por su regulación al mismo tiempo que conservaban su empleo.

Este año el número de prestaciones por ERTE entre abril y noviembre ha ascendido a 192.817, con un desembolso de 137 millones; en cambio, las ayudas por paro han sido la mitad, 94.521, con un abono de 123,7 millones. Hay que aclarar que una prestación no equivale a una persona, ya que un perceptor puede aglutinar varias pagas en varios meses.


Esta estadística refleja que los ERTE se han convertido en un muro de contención para detener un temido aumento del desempleo, si se tiene en cuenta el descalabro de la economía en unos meses.


7.111 PERSONAS MÁS SIN TRABAJO EN UN AÑO 


A pesar de ello, el paro ha crecido hasta los 39.527 personas desocupadas en noviembre –último dato disponible–, 7.111 más que hace un año. Pero los ERTE han impedido que Navarra pudiera llegar en poco tiempo a las temibles cifras pasadas, como el récord de 56.524 personas sin trabajo en febrero de 2013, durante la segunda recesión económica.

Nastat señaló en su último informe de este mes de diciembre que actualmente están activos 7.101 ERTE, el 37% en el sector de la hostelería por las restricciones que ha padecido de manera intermitente durante la pandemia y que continúa sufriendo; y un 21% en el comercio, también perjudicado por las medidas aprobadas para atajar el virus y porque se ha acelerado el cambio de hábitos de compra de la ciudadanía con el confinamiento, con un incremento de los pedidos on line.