Geoalcali paraliza la mina del Perdón al no otorgar el Gobierno de Navarra la prórroga de los permisos

Los ayuntamientos afectados apoyan la resolución del Ejecutivo - Geoalcali se centra en Mina Muga

24.02.2021 | 20:12
Recreación de la planta de Mina Muga.

Geoalcali, empresa minera y filial de la australiana Highfield Resources Company, se ha visto obligada a paralizar el proyecto de la mina del Perdón después de que la Directora General de Industria, Energía y Proyectos Estratégicos S3 del departamento de Desarrollo Económico no haya otorgado la prórroga extraordinaria para seguir investigando sobre la potasa en el permiso de la Ampliación de Adiós por considerar que la empresa no ha cumplido con lo establecido en su solicitud.

Hace varios años, Geoalcali pidió permisos de investigación sobre este mineral en la Sierra del Perdón y en Cinco Villas. El primer proyecto englobaba tres permisos para las zonas de Adiós, Quiñones y ampliación de Adiós.

Pasados tres años de esta solicitud de trabajos en Adiós y en Quiñones, Geoalcali pidió una prórroga ordinaria de otros tres años, que una vez concluida, volvió a requerir una segunda renovación. Pero el Gobierno de Navarra no la aceptó en 2018; y la empresa presentó un recurso de alzada, pero Desarrollo Económico y Empresarial no ha dictaminado una resolución sobre esta materia.


MISMO PROCEDIMIENTO


Geoalcali siguió el mismo proceso en el permiso de Ampliación de Adiós. Cuando expiró el permiso inicial, demandó una prórroga ordinaria a la que se dio luz verde. Pero no así a la segunda prórroga extraordinaria, que el pasado diciembre el Gobierno no aceptó. Nuevamente la empresa minera recurrió esta resolución.

"Hemos expuesto causas justificadas, soportadas con datos y con los sondeos hechos. Además, razonamos parte de ese retraso en los contenciosos puestos por algunos ayuntamientos, que posteriormente la empresa ganó", han señalado desde Geoalcali.

Los tres permisos están recurridos y pendientes de que el departamento de Desarrollo Económico y Empresarial dicte una solución.

CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO


Fuentes de la empresa anunciaron que si Geoalcali no obtiene esos permisos para continuar con las investigaciones en el Perdón, interpondrán un contencioso administrativo contra esa decisión para obtener la prórroga extraordinaria de Adiós, Quiñones y Ampliación de Adiós. "Por el momento, estos trabajos están paralizados a la espera del pronunciamiento del Gobierno de Navarra", han declarado.

Esta situación provoca que Geoalcali paralice por el momento el proyecto de la mina del Perdón y centre sus esfuerzos en mina Muga.

La Plataforma contra las Minas de Potasa en la Val D'Onsella y el Perdón ha emitido un comunicado en el que informaba de que los ayuntamientos de Adiós, Enériz, Obanos y Puente la Reina/Gares y los concejos de Astrain, Undiano y Zariquiegui, han presentado ante el Gobierno de Navarra un escrito apoyando su resolución por la que declaraba la caducidad del permiso de investigación de Ampliación de Adiós.

Además, esta plataforma añade que "los pueblos del Perdón se han personado en el expediente para poner de manifiesto la falsedad de las excusas sin fundamento de Geoalcali, que pretende encubrir su falta de capacidad técnica y empresarial, achacando el retraso, a causas ajenas". La plataforma ha denunciado que "Geoalcali no es una empresa minera, sino una compañía creada para la especulación en la bolsa de Sidney".

"EN MINA MUGA TODOS LOS ESFUERZOS"


Por el momento, la mina del Perdón ha quedado en suspenso, y Geoalcali trabaja en el proyecto de la Mina Muga –situada entre los términos de Sangüesa y Javier (Navarra) y Undués de Lerda y Urriés (Aragón)–.

El 13 de marzo del año pasado la empresa presentó al Ministerio de Transición Ecológica información sobre el proyecto de explotación, y el plan de restauración y plan de vigilancia ambiental, y durante los últimos meses ha ido respondiendo a los requerimientos de aclaraciones. "Hemos concluido este proceso, y calculamos que en el plazo de varias semanas, el Ministerio nos entregará la concesión minera; y automáticamente Navarra y Aragón emitirán sus respectivos permisos", han manifestado estas fuentes.

Una vez logrado este paso, Geoalcali podrá solicitar las licencias de construcción en los respectivos ayuntamientos para iniciar las obras. "Este año empezaremos a construir: primero la bocamina –entrada a la mina–, localizada en Undués de Lerda; y posteriormente la planta en el término municipal de Sangüesa", han especificado estas fuentes.

NUEVA TRAMITACIÓN DEL ESTUDIO DE IMPACTO AMBIENTAL


Sin embargo, la Plataforma contra las Minas de Potasa en la Val D'Onsella y el Perdón exige una nueva tramitación del Estudio de Impacto Ambiental de esta mina adaptada al proyecto de explotación reformado. "Los nuevos técnicos de Geoalcali plantean sistemas, cálculos y métodos diferentes que los presentados en el proyecto inicial, lo que supone su incompatibilidad con la Declaración de Impacto Ambiental", han denunciado. De ahí su petición.