La economía navarra cae un 0,5% en el primer trimestre

Las restricciones sanitarias siguen limitando el consumo y retrasan la recuperación

30.04.2021 | 11:08
Terraza vacía

El PIB de Navarra se contrajo medio punto en el primer trimestre de 2021. Un malísimo dato que muestra los efectos de una tercera ola demoledora en términos sanitarios y económicos en toda Europa.

Con este dato, similar a la media española, la economía navarra sigue todavía por debajo del umbral del primer trimestre de 2020, que comprende 15 días de confinamiento estricto. Cae un 2,2% respecto a aquel periodo, un descenso eso inferior esta vez al que se ha registrado en el conjunto de España, donde cae un 4,3%.

Desde marzo y prácticamente durante todo el segundo trimestre, la comparativa interanual resulta engañosa, al efectuarse sobre una base hundida: la que provocó el cierre de toda la actividad no esencial entre marzo y finales de abril de 2020. Es la foto trimestral, incluso mensual, la que arroja postas más claras de una economía que sigue carburando muy por debajo de su potencial.

El consumo interno, por ejemplo, sigue retenido por las restricciones que golpean a la hostelería y a la movilidad. Y los datos del comercio al por menor, pese a la leve mejoría de marzo, muestran todavía la existencia de un gasto privado contenido, a la espera de desembalsarse.

La titular de Economía ha explicado que, "tras el fuerte repunte tras el verano pasado, la actividad prácticamente se estancó en la última parte de 2020 y comienzo de 2021 tanto en Navarra como en el conjunto del país".

Según ha detallado, "el enfriamiento de la actividad en la primera parte del año se debe sobre todo a la caída del consumo". "El repunte de los casos y las nuevas restricciones replegaron el gasto de los hogares", ha añadido, para exponer que "el descenso de la movilidad se tradujo en un descenso de la actividad comercial".


Mejoría al ritmo de la vacunación


No obstante, ha dicho, "el avance de la vacunación parece haber animado la confianza de los consumidores". "Hay mayor optimismo acerca de la situación económica y de las expectativas de ahorro y precisamente el ahorro se ha disparado durante la pandemia y ha alcanzado niveles máximos, lo que puede ser un estímulo para el consumo privado cuando se relajen las restricciones", ha apuntado.

Por sectores, Saiz ha comentado que "la desaceleración ha sido más acusada en los Servicios, que se han visto especialmente afectados por las medidas y restricciones". La industria, por su parte, "ha tenido que hacer frente no solo a la escasez de microchips que obligó a la planta de Volkswagen a paralizar su producción durante varios días, sino también al bloqueo comercial que se produjo por el atasco del buque en el Canal de Suez y que interrumpió las cadenas logísticas durante una semana".

La consejera ha añadido que las encuestas muestran "un repunte claro de la confianza empresarial". "La actividad comercial ha tenido un incremento del 13,8 por ciento en términos interanuales", ha dicho, para exponer que esta mejora de las expectativas "nos sugieren evolución favorable de la actividad manufacturera para los próximos trimestres".

Mantener previsiones en el 6%

La consejera ha manifestado que "desde el departamento apostamos por mantener nuestras previsiones macroeconómicas para 2021". "El crecimiento que esperamos para este año se mantiene en torno al 6 por ciento con un segundo trimestre de transición y una segunda de parte del año mucho más fuerte", ha dicho, para afirmar que son previsiones "coherentes" con las previsiones que manejan otras instituciones para Navarra.

Según ha dicho, "la aceleración del ritmo de vacunación en las últimas semanas, tras los problemas iniciales de suministro y las dudas en torno a efectos secundarios de algunas vacunas, nos permite mirar al futuro con esperanza". "Uno de cada cuatro adultos cuenta en Navarra con algún tipo de inmunidad frente al virus y para el verano este porcentaje podría ser del 50 por ciento, lo que permitirá ir relajando restricciones progresivamente y recuperando el pulso económico".

Saiz ha señalado que desde el departamento seguirán "monitorizando la coyuntura económica para medir la evolución de la actividad y adaptar nuestros escenarios y proyecciones a la situación de cada momento".

Ha querido lanzar un "mensaje positivo" y ha dicho que "estamos en un momento crucial que nos anima a afrontar el resto del año 2021 con esperanza en la recuperación". "Esta semana se ha vuelto a alcanzar un nuevo récord de vacunación en 24 horas, un proceso que se acelerará aun más", ha afirmado.

"Los indicadores coyunturales apuntan a una mejora progresiva de la actividad en marzo y abril que esperamos continúe durante el trimestre y nos permita encarar la segunda mitad del año en una buena posición", ha expuesto.