La Fiscalía y el administrador solicitan calificar culpable el concurso de acreedores de Uscal

La compañía de mecatrónica llevaba una doble contabilidad "para aparentar una situación de solvencia de la que carecía"

02.11.2021 | 18:51
Protesta de la plantilla de Uscal en junio de 2020.

La Fiscalía y el administrador concursal solicitan calificar como culpable el concurso de acreedores de Uscal, empresa dedicada a la mecatrónica que desarrollaba su actividad en el polígono Arazuri-Orkoien.

Esta semana está fijado el juicio sobre este concurso de acreedores, admitido el 13 de marzo de 2020 –un día antes de la declaración del estado de alarma por la pandemia del coronavirus–.

Uscal, fundada en 1973, dejó en la calle a unos 80 trabajadores –esta empresa como máximo llegó a contratar a casi cien empleados–, y una lista de centenares de acreedores, entre los que se encuentran la propia plantilla, Hacienda Foral, Seguridad Social, Fogasa, entidades bancarias y numerosos proveedores.

LA DOBLE CONTABILIDAD

El administrador concursal, Moreno Yoldi y Moreno Laborda Asociados, ha redactado un informe en el que concluye la petición de calificar como culpable este proceso por llevar la empresa una doble contabilidad "para aparentar una situación de solvencia de la que carecía para obtener financiación externa".

Además considera que la declaración de culpable debe afectar a tres personas por daños y perjuicios causados: a la heredera de la sociedad, a su director general y al auditor que desarrolló esta tarea entre 2006 y 2018.

INHABILITAR AL DIRECTOR GENERAL DURANTE UN LUSTRO


El Ministerio Fiscal basándose en el informe del administrador concursal también pide la calificación de culpable, y ambos solicitan cinco años de inhabilitación para el director general de Uscal para administrar bienes ajenos y representar o administrar a cualquier persona.

SEIS MILLONES POR PERJUICIOS


Además en el escrito plantean que el director general, la heredera de la empresa y el auditor en cuestión paguen un montante de seis millones de euros (2.019.634,26 euros cada uno) "por los perjuicios causados a la masa activa y a los acreedores"; y que "se condene a la heredera y director general a la cobertura del 50% del déficit concursal que asciende a 5,79 millones con carácter solidario".

CASI 50 AÑOS DE TRAYECTORIA


Uscal, especializada en la mecatrónica (una fusión de ingenierías, como la mecánica, electrónica, informática, robótica o visión artificial), diseñaba y fabricaba máquinas para sectores diversos como la automoción principalmente, energías renovables, alimentación o farmacéutico. La exportación representaba más del 40% de la facturación, y contaba con delegaciones en Polonia y EEUU.

Cuatro socios constituyeron en 1973 esta compañía, y en noviembre de 2006 uno de ellos, C.S.A., se quedó con todo el negocio.

UN PROCESO QUE TODAVÍA SIGUE ABIERTO 


La empresa, con instalaciones en el polígono Arazuri-Orkoien, solicitó concurso de acreedores el 27 de febrero del año pasado; el 13 de marzo fue admitido y el día 18 de ese mes tuvo lugar la aceptación del administrador concursal en Moreno Yoldi y Moreno Laborda Asociados.

"UN CONSEJO DE ADMINISTRACIÓN IRREGULAR"


El documento redactado por el administrador concursal y remitido al juzgado indica que el 27 de febrero de 2007 el administrador único de la sociedad, C.S.A., ya fallecido, constituyó "un consejo de administración paralelo, que no llegó a inscribirse en el Registro Mercantil, pero que tomaba las decisiones más importantes para gestionar la empresa". Estaba formado por el administrador único, el director general y el auditor.

Este consejo "irregular", como califica la Fiscalía y el administrador concursal en el texto, decidía "el cierre contable de los ejercicios entre 2007 y 2017, las previsiones y proyecciones del ejercicio en curso, cualquier asunto de gestión de la mercantil como recursos humanos, política salarial, inversiones, clientes y proveedores, ventas, proyectos en curso, red comercial, gestión de la calidad, estrategia empresarial o imagen corporativa, etc".

El documento establece que "en dichas reuniones tuvieron un papel decisivo el administrador de la sociedad, el director general que tuvo plenos poderes para representar a la compañía en cualquier negocio sin límite cuantitativo y actuando como administrador de hecho entre 2011 y 2018, y el auditor, que asesoró a la mercantil hasta el punto de proponer una doble contabilidad amén de avalar las cuentas presentadas por la sociedad". De esta forma, al fallecer el administrador de la sociedad, recae en la persona heredera de la sociedad la responsabilidad de lo sucedido.

UN AJUSTE DE 22,8 MILLONES EN LAS CUENTAS DE 2018


Además, la consultora KPMG Asesores analizó las cuentas de Uscal en diciembre de 2019 y apreció "irregularidades contables" por la que la concursada realizó un ajuste en sus cuentas de 2018 de 22,8 millones de euros. También KPMG detectó "partidas de productos que no se correspondían con encargos reales de clientes, por lo que Uscal redujo las existencias en 9,7 millones de euros"; y también tuvo que aplicar otro ajuste en los saldos de clientes en 6,675 millones".

noticias de noticiasdenavarra